¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Una nueva información descubre la tecnología del futuro Porsche 911 Hybrid

    Una nueva información descubre la tecnología del futuro Porsche 911 Hybrid
    Detalle de la pegatina amarilla que identifica al Porsche 911 Turbo Hybrid 2023S. Baldauf / SB-Medien
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    El Porsche 911 Hybrid será una realidad. Sus prototipos se encuentran en plena fase de desarrollo, y tras numerosas fotos espía, este pasado verano vimos los primeros prototipos del deportivo híbrido ya en carretera. Ahora, sabemos algunos detalles del interesante sistema que está gestando la marca alemana.

    Desde hace tres años, Porsche ha estado coqueteando con la tecnología híbrida a bordo del icónico deportivo, al que no le queda más remedio que adaptarse a las normativas actuales y futuras si quiere sobrevivir. Cada generación del 911 es un reto, y sin mediar comunicación oficial alguna, sí que hemos asistido a numerosas declaraciones de responsables de la marca avanzando detalles y, al mismo tiempo, anunciando cancelaciones.

    Es la tónica habitual en los fabricantes cuando se trata de verdaderas novedades. Y en el caso del Porsche 911, que es toda una insignia en el mercado, cobran una relevancia mayor. Si bien hemos visto fotos espía de una mula híbrida enchufable, los más recientes prototipos apuntan a un híbrido convencional. Una solución más factible, ya que no aumenta el peso más de la cuenta, y por la que nos inclinábamos especialmente. De hecho, en ese sentido se ha manifestado Michael Steiner, responsable de investigación y desarrollo de Porsche, que afirmó a medios británicos que «La plataforma del 911 también está hecha para trenes de potencia híbridos. Tenemos algunos prototipos, pero no es bueno en términos de peso, ya que el 911 híbrido pesa actualmente unos 100 kilos más».

    Pero mas recientemente, unas declaraciones de Oliver Blume, en «Bloomberg» han confirmado que el 911 será híbrido, al señalar que «el 911 es un automóvil cuyo concepto se basa en un motor de combustión interna. No tiene sentido combinar eso con la movilidad eléctrica pura. No será un híbrido enchufable, pero recibirá un híbrido muy deportivo del automovilismo».

    Atendiendo a estas declaraciones, ya intuimos parte de la tecnología que la marca alemana está gestando y probando, por lo que los de Weissach se han basado en la tecnología de la categoría LMDh del Mundial de Resistencia, donde la marca se estrenará en 2023, con un esquema de híbrido convencional, no enchufable pero sí auto-recargable con frenada regenerativa capaz de ofrecer 200 kW, poco más de 270 CV.

    La firma ha apuntado en más de una ocasión que el futuro 911 Hybrid será la versión más potente jamás fabricada, por lo que partirá de la base técnica del 911 Turbo, al que sumará un motor eléctrico de Bosch con 67 CV que, junto al motor de combustión, sumará una potencia máxima cercana a los 700 CV. La batería de iones de litio, con una capacidad de 50 kW, estará colocada bajo los asientos traseros, lo que justifica que los cristales traseros de los prototipos permanezcan ocultos. El cometido de la batería permitirá un desplazamiento eléctrico de menos de 20 kilómetros y a baja velocidad, primando más la energía para las prestaciones. A falta de confirmación oficial, que no se conocerá hasta que se aproxime su presentación, es una muestra más de la capacidad técnica de la firma.

    Fuente: Auto Motor und Sport