¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    A la venta el primer Porsche fabricado y probablemente el más caro de la historia

    10
    Porsche Type 64 #38/41 de 1939RM Sotheby's

    RM Sotheby's subastará este verano en Monterey el único ejemplar superviviente del Porsche Type 64 60K10 1939, un modelo de competición considerado el primer Porsche de la historia y que ha permanecido a buen recaudo en importantes colecciones europeas las últimas décadas. Algunos especialistas apuntan un valor superior a los 20 millones de dólares.

    A pesar de que la marca alemana se fundó hace poco más de 70 años, lo cierto es que su fundador, Ferdinand Porsche, había establecido su compañía como una consultora de ingeniería muchos años antes, por lo que fue responsable del diseño y desarrollo de no pocos modelos. Incluyendo el de este deportivo de competición del que fueron fabricados muy pocos ejemplares hace ya 80 años y aproximadamente una década antes de que fuera fabricado el primer Porsche 356.

    Este recibió originalmente la denominación Type 64 60K10 y fue desarrollado en colaboración con Volkswagen antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Ferdinand Porsche fue uno de los responsables del proyecto Volkswagen original, por lo que no es de extrañar esta colaboración de competición con la entonces nueva compañía.

    El único ejemplar superviviente.

    El destino de este modelo era competir en la carrera Berlín-Roma, una muy dura prueba de resistencia que desapareció precisamente debido a la guerra. En 1939 se fabricaron solo 2 chasis, que recibieron las numeraciones 39/41 y 39/42.

    El primero de ellos fue estrellado por Bodo Lafferentz, el máximo responsable de la marca Volkswagen en ese momento y el segundo chasis fue fabricado a finales de ese año y tras ser empleado en competición fue preservado en un almacén, lo que a la postre supuso el fin de ese ejemplar, pues tras la guerra fue descubierto por los aliados y usado extensamente (lo que por algún motivo incluyó eliminar su techo) hasta que se rompió. Muchos años después fueron empleadas las pocas piezas supervivientes de este ejemplar para fabricar la recreación del modelo que podemos encontrar actualmente en el Petersen Museum de Los Ángeles.

    Empleando el primer chasis dañado y sin sustituir su numeración, la marca construyó el considerado tercer ejemplar, que es el que aparece en estas fotografías y que va ser subastado por RM Sotheby's este mismo verano, en los eventos paralelos al Pebble Beach Concours d’Elegance 2019.

    Probablemente el modelo más caro de la marca.

    Ese tercer ejemplar fabricado en 1940, o primer ejemplar, según se mire, estuvo en manos de la familia Porsche durante años y fue empleado habitualmente por Ferry Porsche y su padre. Cuando tras la guerra estableció de nuevo la empresa, en 1946, el mismo Ferry Porsche fue el que añadió las letras del emblema Porsche, convirtiendo al modelo en el primero de la historia en portar el nombre y emblema de la marca alemana. No fue hasta 2 años después que fue fabricado el primer Porsche 356.

    El modelo está basado en el KdF-Wagen, precursor del Volkswagen Beetle original, y emplea el mismo motor bóxer de 4 cilindros que entrega 32 caballos en este modelo. El Type 64 dispone de una carrocería tremendamente estilizada que refleja los esfuerzos de los ingenieros en materia de aerodinámica, una disciplina que en aquella época aún estaba en pañales y era más propia del mundo de la aviación.

    De ahí que Porsche decidiera emplear procesos empleados en aeronáutica para construir los paneles de aluminio que componen el cuerpo del modelo. Incluso podemos encontrar unos paneles destinados a carenar las ruedas.

    Probablemente el más valioso de la historia de la marca.

    Este ejemplar estuvo muchos años en manos de la familia Porsche pero luego fue vendido a Otto Mathé, piloto austríaco de la marca, no sin antes ser restaurado por el propio Battista ‘Pinin’ Farina. Tras el fallecimiento de Mathé, a mediados de la década de los noventa, el modelo pasó a manos de Thomas Gruber, coleccionista austríaco que pasa por ser uno de los especialistas de Porsche clásicos más respetados del mundo.

    El modelo ahora será puesto la venta durante los eventos de la Monterey Car Week 2019, donde, según algunos analistas, debería superar los 20 millones de dólares, dado que no solo es el único ejemplar superviviente del primer Porsche de la historia, sino que cuenta con un historial difícilmente igualable por ningún otro ejemplar de la marca alemana.

    De confirmarse las estimaciones - e incluso sin acercarse a ese precio - el Type 64 38/41 se convertiría en el Porsche más caro de la historia, desbancando al Porsche 917K chasis 917-024, que fue subastado en Monterey 2017 por 14.08 millones de dólares.

    A la venta el primer Porsche fabricado y probablemente el más caro de la historia