¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Rolls-Royce Vision Next 100, así es cómo ve el futuro la doble R

15

El fabricante de enormes vehículos de extravagante lujo Rolls-Royce deja a todos boquiabiertos con un nuevo prototipo puramente conceptual con el que adelantar su visión de futuro. Os presentamos al Rolls-Royce Vision Next 100, una habitación de cinco estrellas que viaja sola.

¿Recuerdas al excéntrico BMW Vision Next 100? El futurista deportivo de la firma bávara no es el único que se atreve a adelantar los próximos 100 años de su marca en un único vehículo conceptual. Rolls-Royce y MINI han propuesto también a presentar unas líneas muy generales, y atrevidas, sobre cómo ven el futuro desde su perspectiva.

El Rolls-Royce Vision Next 100 es un prototipo de diseño inusualmente arriesgado para una marca tan purista como es Rolls-Royce. Inconfundibles son su parrilla recta y ancha con el espíritu del éxtasis adornando la parte más alta de esta, así como las ópticas frontales rectangulares. Sin embargo el cuerpo de este vehículo apenas es reconocido.

Lo mires de frente o desde la zaga, el prototipo nos recuerda a un catamarán, el cuerpo aparece sobre elevado mientras que las ruedas se encuentras completamente envueltas por la carrocería, dando la sensación de que el prototipo levita a escasos centímetros del suelo.

Rolls-Royce divisa el futuro de forma muy clara: un vehículo autónomo que no daña al medio ambiente mientras se mueve y máximo lujo para sus ocupantes. Al interior del habitáculo sólo se puede acceder abriendo una puerta de importantes dimensiones, de apertura suicida como es habitual, además del propio techo como si de una cúpula se tratase. El acceso es realmente confortable entrando de pie a su interior hasta que nos acomodemos.

Su habitáculo está únicamente enfocado hacia los pasajeros

El interior parece el de un hotel de cinco estrellas con un gran sofá que nos permitirá acomodarnos mientras el vehículo nos transporta hacia nuestro destino. Todo el interior será completamente personalizable de modo que sólo nuestro presupuesto es quien pone los límites contando con toda clase de materiales de alta calidad y añadiendo todos los accesorios que necesite el propietario. Es más, queda a la elección del cliente las formas exteriores del vehículo, así como la distancia entre ejes que desee.

No hay un espacio destinado para el conductor puesto que es el vehículo quien nos dirige en todo momento aprendiendo sobre nuestros gustos a la hora de tomar las decisiones. Nuestra interacción con el vehículo se realiza desde una pantalla OLED transparente y curva que engloba todo el ancho del vehículo.

Al salir, un sistema de iluminación nos proporciona una alfombra roja virtual para hacer de nuestra llegada un auténtico evento. Como no podía ser de otra forma, la puerta contiene en su interior un par de paraguas por si el clima no quiere acompañarnos demasiado. Nuestras maletas se pueden alojar en un maletero que se encuentra justo detrás de las ruedas delanteras.

Un vehículo del futuro es eléctrico, así que Rolls-Royce ha ideado para este prototipo un sistema de propulsión puramente eléctrica de alto rendimiento que consta de dos motores de 250 kW de potencia (340 CV), uno acoplado al eje delantero y otro al posterior que brinda unas excelentes prestaciones siendo respetuoso con el medio ambiente.

Fuente: Rolls-Royce

Noticias relacionadas

Rolls-Royce Vision Next 100, así es cómo ve el futuro la doble R
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto