¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Sébastien Ogier probará el Toyota GR010 Hybrid en el mes de noviembre

    El Toyota GR010 Hybrid ha ganado cada una de las carreras del WEC disputadas hasta el momento.

    Sébastien Ogier y Toyota Gazoo Racing han llegado a un acuerdo para que el francés se suba al hypercar de la marca.

    El test tendrá lugar en el mes de noviembre y servirá para que Ogier defina sus objetivos de cara a la temporada 2022.

    Sébastien Ogier está inmerso en la lucha por el título del WRC. El francés es líder y tiene en su mano lograr su octavo entorchado en el Mundial de Rallies. Conquiste un nuevo triunfo o no lo haga, el piloto de Gap tiene claro que será su última temporada completa en el certamen, algo motivado en la búsqueda de un programa que le permita pasar más tiempo junto a su familia. En la lista de 'objetivos' de Ogier está ayudar en el desarrollo del nuevo Toyota GR Yaris Rally1, además de disputar algunos rallies. Sin embargo, la clave para Ogier está en definir dónde más va a competir.

    Más allá de su programa parcial en el WRC, Sébastien Ogier contempla la posibilidad de estar en Extreme E, campeonato al que ya le unen ciertos lazos. Con todo, el gran objetivo del piloto francés es competir en las 24 Horas de Le Mans y su sueño es hacerlo con Toyota, aunque esta opción parece remota viendo la alineación de pilotos de la marca. Con todo, Sébastien Ogier tendrá la oportunidad de probar el Toyota GR010 Hybrid en el mes de noviembre. La fecha y circuito en el que Ogier llevará a cabo esta prueba no ha sido definido. La disputa o cancelación del Rally de Japón pueden marcar el calendario de este test.

    Sébastien Ogier no ha dado muchas pistas al respecto, más allá de confirmar el test con el LMH de Toyota: «Depende mucho de lo me suceda para estar en el WEC. Es algo que no sé y tomará tiempo antes de que lo sepa. Tendré una prueba con el hypercar de Toyota en noviembre. Creo que después de eso podré decir un poco más». De sus palabras se deduce que Ogier quiere ver hasta dónde es capaz de llegar al volante de un hypercar antes de tomar una decisión en firme y definir un programa en el WEC, ya sea con Toyota -opción favorita- o con otra estructura.

    Fotos: Toyota Gazoo Racing