¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Tesla anuncia beneficios pero sigue perdiendo dinero fabricando y vendiendo coches

    4
    Factoría de Tesla en FremontTesla

    Tesla ha vuelto a anunciar números positivos en su última presentación de resultados trimestrales, de hecho los mejores de su breve historia, salvo por un gran detalle y es que el conjunto de sus actividades industriales sigue sin generar beneficios.

    Como es habitual al finalizar cada trimestre del año, Tesla ha realizado una presentación pública para mostrar los resultados económicos obtenidos en ese tramo del ejercicio fiscal, que en esta última ocasión ha arrojado números positivos y beneficios por séptimo trimestre consecutivo. Lo que evidentemente son buenas noticias tanto para la compañía como para sus accionistas, sin embargo, una lectura más detallada de estos resultados nos descubre un escenario no tan positivo y según algunos analistas de Wall Street, poco halagüeño para la compañía californiana.

    Según las cifras reveladas por Tesla esta semana, su rendimiento durante el primer trimestre de 2021 ha sido muy notable e incluso ha registrado cifras récord para la compañía, como es el caso de la propia facturación, que ha aumentado un 74% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Aunque los resultados de la compañía han sido considerablemente mejores en prácticamente todas las métricas, lo cierto es que sus cifras principales hay que leerlas con detenimiento, pues tal y como dice el titular de este artículo, los beneficios de la compañía no proceden de la venta de automóviles, el negocio principal de Tesla.

    Aún debemos esperar algo más para el Cybertruck.

    Durante este primer trimestre, Tesla ha presentado unos beneficios de 438 millones de dólares, cifra obtenida de los ingresos procedentes de todas sus áreas de negocio, sin embargo, entre estos también encontramos las ventas de créditos regulatorios a otros fabricantes y la venta de una porción de los bitcoins que adquirieron en 2020.

    Como fabricante de vehículos que no emiten CO2, Tesla se permite el lujo de vender los créditos que tiene asignados y no emplea a otros fabricantes para que estos puedan cumplir las normativas de emisiones y esquivar las multas de las autoridades. Pero teniendo en cuenta que prácticamente todos los grandes fabricantes están creando o ampliando sus respectivas gamas de vehículos eléctricos e híbridos, esta es una línea de negocio efímera para Tesla y su fecha de caducidad está cada vez más cerca. Por este concepto Tesla ha ingresado este trimestre nada menos que 518 millones de dólares solo este trimestre.

    Por otro lado, se da la circunstancia que en este período Tesla también ha decidido vender una pequeña parte de las bitcoins que había adquirido recientemente, logrando un notable beneficio con respecto al precio que pagó a finales de 2020, cifrado en 101 millones de dólares.

    Cadena de montaje en Fremont.

    El cálculo es muy sencillo, si descontamos los 101 millones obtenidos con la venta de bitcoins, algo puntual y que no se debería repetir en demasiadas ocasiones en el futuro, y los 518 millones de los créditos pagados por otros fabricantes, nos encontramos que todas las áreas de negocio de Tesla (automóviles y energía) han sufrido unas pérdidas de 181 millones de dólares durante el primer cuarto de 2021.

    Este cálculo también podemos hacerlo en los anteriores trimestres en los que Tesla ha declarado beneficios, pues estos realmente no proceden de las actividades principales de la compañía, sino de algo tan circunstancial como la venta de créditos regulatorios a otros fabricantes. ¿Qué va a suceder cuando Tesla deje de recibir estos ingresos adicionales?

    Por el momento estos no dejan de ser resultados positivos pero que auguran un futuro bastante incierto para la compañía californiana, que está invirtiendo fuertemente en sus nuevas instalaciones de Alemania y Texas, además de la primera gran ampliación de la planta de Shanghái. Además, Tesla también reveló recientemente que durante este primer trimestre había gastado un 106% más en I+D, alcanzando los 342 millones solo en este área. Por lo que habrá que esperar el resultado de estas inversiones, que llegará en la forma de mayores cifras de ventas de ciertos modelos fuera de los Estados Unidos, como el Tesla Model Y o los futuros modelos compactos, además del inicio de producción de modelos como el Tesla Cybertruck, el Tesla Roadster o el Tesla Semi, aunque estos últimos serán productos de poco volumen que no van a tener un impacto demasiado alto en las cuentas de la compañía, siempre y cuando sean realmente rentables.

    ¿Más de 1.2 millones de Tesla Model Y en un año?

    Machada

    Aprovechando esta presentación, Elon Musk realizó uno de sus grandilocuentes anuncios, que en este caso más que caprichoso se nos antoja imposible, pues aseguró que el Tesla Model Y se va a convertir en el vehículo más vendido del mundo de cualquier categoría en 2022 o 2023. Lo que es sencillamente no es posible, puesto que las previsiones de Tesla para este año son vender una 750.000 unidades de todos sus modelos y para que uno solo de estos productos pueda alcanzar ese título tendría que gozar de unas cifras de producción y ventas por encima de los 1.2 millones de unidades en un solo año.

    Conoce todos los precios y acabados del Tesla Model Y.

    Tesla anuncia beneficios pero sigue perdiendo dinero fabricando y vendiendo coches