¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Tesla lanzará un nuevo Roadster más grande y rápido en 2019

Un ejecutivo de la firma californiana revelaba en una feria de electrónica en Suecia que Tesla Motors ya planea una sucesor deportivo para el desaparecido Roadster, aunque este estará basado en las plataformas actuales y será más grande y rápido que su predecesor.

Render del nuevo Tesla Raodster basado en el Model 3

La primera vez que vimos rodar el emblema de Tesla fue precisamente sobre un deportivo, el Tesla Roadster. Basado en el Lotus Elise, este era todo un pequeño juguete de capricho, pero que abría la puerta para el resto de modelos de la marca, a la que actualmente situamos como un fabricante de berlinas y crossovers, curiosamente.

Sin embargo, y a pesar del halo premium y de poderío tecnológico y prestacional que disponen los modelos de la firma de Elon Musk, hasta ahora se habían tenido que centrar en segmentos ajenos al que militaban cuando se estrenaron como fabricante, y salvo alguna declaración esporádica de Elon Musk, fiel creyente de la publicidad gratuita que ofrecen este tipo de filtraciones controladas, hasta ahora no habíamos tenido confirmación veraz sobre una versión deportiva para su gama. Aunque esto puede cambiar en cuanto tengamos al nuevo Model 3 en la calle.

Según informan medios especializados como IDG, la firma californiana ya está planificando un sucesor natural para el desaparecido Roadster, que se tuvo que dejar de fabricar para centrar los esfuerzos de la compañía en el Model S, previo a su lanzamiento. Aunque lejos de los que pudiéramos pensar, no será un sucesor como tal, ya que si el Roadster estaba basado sobre la plataforma de aluminio extruido desarrollada por Lotus, el nuevo modelo partirá directamente de una plataforma mayor, la tercera generación de la que emplean los modelos actuales dela firma.

El pequeño Tesla Roadster junto al gigantesco Model S

Esta información parte de las declaraciones de un ejecutivo europeo de la propia firma, Peter Bardenfleth-Hansen, que en una presentación durante una reciente Feria de Electrónica en la ciudad sueca de Gotemburgo, afirmaba que la marca está ya trabajando en el nuevo modelo, y que este será diferente, más grande y rápido. Según el mismo Bardefleth-Hansen, a la marca le hubiera gustado no tener que detener la producción del roadster.

Partiendo de la base tecnológica que ya tienen actualmente, una versión deportiva o descapotable era el paso lógico para Tesla Motors, que precisamente hasta ahora ha contado con clientes de alto poder adquisitivo. Por lo que a las bondades de sus plataformas mecánicas, dotadas de una potencia y capacidad de aceleración que dejan atrás a prácticamente todos los superdeportivos existentes en el mercado, añadirle el ingrediente de una carrocería exclusiva y atractiva, es la combinación que faltaba en el catálogo de la firma, que llegará alrededor del año 2019.

El propio Elon Musk comentaba hace un tiempo, que para su nuevo modelo deportivo se reservaba el modo de velocidad “Maximum Plaid”, aun más radical que el actual Ludicrous Mode. Expresión tomada también de la misma comedia de los años 80, “Spaceballs”, al igual que hicieron en su día para bautizar el que hoy conocemos como Ludicrous Mode y que actualmente montan opcionalmente los Tesla Model S y Model X.

Fotos: Theophilus Chin

Fuente: IDG

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto