¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Toyota planifica producir más de 10 millones de vehículos en 2023 y batir su récord

Toyota planifica producir más de 10 millones de vehículos en 2023 y batir su récord
Akio Toyota, presidente de la empresa, en la presentación del Crown
Javier Costas
Javier Costas6 min. lectura

No parece buen momento para aventurarse a aumentar récords de producción, ¿verdad? Pues no para Toyota, porque a nada que le salgan las cosas bien, batirá sus récords de producción anuales, tanto del año natural 2023 como del año fiscal 2022.

Mientras esperamos los datos consolidados de diciembre de 2022, sabemos que, entre enero y noviembre del año pasado, Toyota y Lexus produjeron 8.327.166 vehículos, a los que hay que añadir 1.277.830 Daihatsu y 159.798 Hino. Por lo tanto, hablamos de 9.764.794 unidades, un 6,9% más que entre enero y noviembre de 2021.

El año pasado en su totalidad acumuló un volumen de 10,08 millones de unidades, contando a Daihatsu y a Hino, un incremento respecto a 2020 del 9,4%. El difícil año que dejamos atrás mandó al garete los planes de producción por falta de componentes, y hubo que corregirlos con frecuencia ante un contexto inestable.

Ahora, Toyota hace nuevas previsiones y de nuevo aspira a producir más de 10 millones de vehículos al año, pero solo considerando las marcas Toyota y Lexus. Eso estaría por encima de los niveles prepandemia. En 2019, estas dos marcas acumularon 9.053.517 unidades, el vigente récord. La previsión para 2023 es de 10,6 millones.

Resultados preliminares de producción para el año natural 2022 (CY)

Sin embargo, como hay condicionantes externos que el fabricante no puede controlar, como brotes de COVID-19 en China, o más interrupciones en la cadena de suministros, consideran que hay un margen de corrección del 10%, por lo que hablamos de una horquilla de 9,4 a 10,6 millones de unidades.

Está claro a estas alturas que no se podrá lograr el objetivo que se marcó Toyota, que fue fabricar 9,7 millones de unidades a lo largo del año fiscal 2022, y quedó rebajado a 9,2 millones. Tengamos en cuenta que el año fiscal empieza el 1 de abril y termina el 31 de marzo, la comparación hay que hacerla con cuidado.

De haberse logrado lo planificado para el año fiscal, al que le quedan dos meses y medio más, Toyota habría batido su récord histórico de producción. Sí, resulta chocante decir esto mientras hay gente que considera que este fabricante está acabado. Los números, de momento, no dicen nada siquiera similar a eso.

Resultados preliminares de ventas para el año natural 2022 (CY)

Esa preducción tan pesimista está ligada a que Toyota no ha sido el fabricante más espabilado, precisamente, en traer coches eléctricos al mercado. Ha seguido apostando fundamentalmente por su tecnología híbrida, y en los últimos meses los híbridos enchufables han ido teniendo un protagonismo superior, pero los eléctricos son de momento anecdóticos.

Si se cumpliesen los objetivos de producción de coches eléctricos para 2030, que son 3,5 millones, eso bastaría para mantener al fabricante per se, ya que habría que sumar todos los vehículos que se van a producir para otras partes del mundo donde no hay un rally por popularizar los coches eléctricos, o donde ni siquiera hay impedimentos legales para vender modelos de gasolina o gasóleo.

Ahora, el fabricante sigue lidiando con un suministro incierto de microchips, por lo que se han tomado medidas tan curiosas como entregar solo un juego de llaves electrónicas a los propietarios de 14 modelos, en vez de darles dos, como medida paliativa temporal. Eso sí, confían en que la crisis de microchips ya no impacte tanto como en los dos años previos.

Puede que en la siguiente conferencia de resultados, al cierre de marzo, Toyota anuncie un récord de producción, lo cual significaría que los problemas están dejándose atrás. Volviendo a los datos de noviembre, Toyota y Lexus produjeron 833.104 unidades, que es un récord para el mes, y la producción fuera de Japón también fue de récord, 566.930 unidades.

Es más, la producción en fábricas fuera de Japón lleva siete meses incrementándose respecto al mes equivalente de 2021, lo que significa que Toyota va a por todas y a reventar sus récords. Hay dos marcas a batir en lo más alto, la producción a año completo (CY 2023) y cuando cierre marzo (FY 2022), y hay buenas perspectivas para ello.

Considerando la que está cayendo, en la que pocos fabricantes pueden aspirar a maximizar sus volúmenes cuando están en lo más alto, se aprecia un gran esfuerzo por parte de los japoneses de ser número 1 de nuevo. A título orientativo, el Grupo Volkswagen vendió 8.262.800 vehículos -incluyendo todas sus marcas y camiones- en todo 2022, menos que Toyota en 11 meses: 8.727.662, sin contar ni Daihatsu ni Hino (con ellas, 9.565.277 unidades).