¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    VinFast compra el enorme y secreto complejo de pruebas de Holden en Lang Lang

    Complejo de Holden en Lang LangGeneral Motors

    La startup vietnamita VinFast ha sido la que finalmente ha logrado hacerse con la pista de pruebas de General Motors en Australia, las enormes instalaciones de Holden en Lang Lang. Estas pasarán a formar parte del Centro de Investigación y Desarrollo que está creando esta compañía en territorio australiano.

    Tras el anuncio del cierre completo y definitivo de las operaciones de Holden en Australia, General Motors puso a la venta el enorme complejo de pruebas que la marca australiana poseía en ese mercado, las conocidas instalaciones de Lang Lang. Un gigantesco complejo que se encuentra a 90 minutos al sureste de Melbourne y que cuenta con pistas de pruebas de todo tipo.

    No ha trascendido el precio que la joven compañía vietnamita ha tenido que pagar, pero se sabe que estos no eran los únicos interesados en hacerse con el complejo de pruebas de Holden, pues la compañía inmobiliaria LinFox Property Group, la misma que controla las instalaciones del circuito de Phillip Island y del Australian Automotive Research Centre, también realizaron una oferta sobre la propiedad.

    Imagen de la pista circular peraltada.

    VinFast es una joven compañía vietnamita que fue fundada en 2017 por el hombre más rico de Vietnam, Pham Nhat Vuong, y hasta ahora solo ha presentado modelos basados en bastidores y elementos mecánicos procedentes de fabricantes europeos y estadounidenses como BMW o Chevrolet. Hasta ahora han sido presentados o anunciados cuatro modelos, un crossover denominado VinFast Lux AS2.0 que está basado en el BMW X5, el LUX A2.0 sedán que emplea como base el BMW Serie 5, un SUV de gran tamaño denominado President y que emplea un motor V8 de origen Chevrolet y también van a fabricar bajo licencia el Vauxhall Viva (Opel Karl) en Vietnam.

    Durante la fundación de la marca fueron contratados numerosos empleados de Holden y poco después se anunció la creación de un nuevo Centro de Investigación y Desarrollo en Australia. Por lo que no es de extrañar que la marca decidiera apostar por el enorme - y probablemente nada barato - complejo de Holden en Lang Lang, pues lo cierto es que le viene como anillo al dedo. Aunque el precio de esta propiedad no ha trascendido, sí que se conocen algunas características del acuerdo, pues General Motors se ha asegurado que su nueva compañía australiano, GMSV, pueda seguir usando estas instalaciones para las variantes de volante a la derecha que serán desarrolladas y fabricadas en ese mercado. Además, VinFast ha acordado ceder las instalaciones para encuentros y concentraciones de aficionados de la marca Holden.

    Instalaciones secretas

    Este enorme complejo fue creado en 1958 en la zona de Westernport Bay. Cuenta con un total de 44 km de pistas de pruebas, incluyendo un enorme óvalo de 4.7 km y un circuito convencional de 5.5 km de largo, además de pistas de todo tipo, incluyendo algunas sin asfaltar. El complejo también dispone de instalaciones de crash-test e incluso un laboratorio de medición de emisiones que precisamente fue renovado en 2018, por lo que no estamos hablando de un simple circuito cerrado. En estas instalaciones han sido desarrollados todos los modelos de la firma Holden y no pocos modelos de otros sellos de General Motors, por lo que no existen demasiadas imágenes del interior del complejo, ya que lo que sucede en su interior siempre se ha mentenido en el más absoluto de los secretos. Han sido contadas las ocasiones en las que Holden ha permitido el paso a los medio, como durante la presentación del último Commodore.