¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El futuro Volkswagen Golf R también hará uso de la tecnología 48 voltios

11

Después de perder unos caballos para cumplir con el nuevo ciclo WLTP, cada vez hay más dudas sobre el futuro Volkswagen R. Mientras el fabricante quiere elevar la potencia hasta los 400 caballos, cifra casi imposible, la marca alemana ya realiza pruebas en carretera con una mula de ensayos para un modelo que hará uso de la tecnología semihíbrida de 48 voltios y acercarse lo más posible a tal cifra.

Dos unidades del Volkswagen Golf R que, aparentemente, no muestran nada diferente del modelo actual

No es una novedad que la futura gama del Volkswagen Golf que llegará en 2019 utilizará la tecnología de 48 voltios, lo cual ya nos lo ha adelantado el fabricante alemán. Esta medida es obligatoria para poder cumplir con las nuevas normativas de consumos y emisiones de partículas del ciclo WLTP, que ya ha dado las primeras consecuencias en el compacto de la marca.

Mientras que el Golf GTI ha dejado de fabricarse, el más extremo Volkswagen Golf R ha perdido también unos caballos de su potencia máxima si quería seguir a la venta y eliminar de un plumazo a las dos versiones de deportivas. Así, la tecnología "mild hybrid", o semihíbrida, es la verdadera clave para lograr mantener a raya las cifras de consumo y emisiones de CO2 en el nuevo modelo

Además, es una solución barata que no implica elevar los costes en demasía y que luego se traducen en un aumento significativo en el precio de venta que pagamos los clientes. Y aunque el desarrollo del nuevo Golf ya ha comenzado con algunas mulas que hemos podido ver en fotos espía, es bien cierto que no hemos visto prototipos camuflados teniendo en cuenta que se espera que sea desvelado a finales de primavera.

Los cuatro escapes de esta mula de ensayos del Volkswagen Golf R delatan al compacto deportivo

Pero nuestros fotógrafos han conseguido fotos espía de dos unidades de ensayos del Golf R. Aparentemente no muestran modificaciones en el exterior, pero bajo la carrocería sí debe haber cambios e importantes al contar con el cuadro de instrumentos y la consola central cubiertos de los indiscretos objetivos de los fotógrafos.

De hecho, lo que más "preocupa" es el motor y aquí hay cuestiones sin respuestas. Mientras que desde Volkswagen se apunta que el futuro Golf R merece situarse en los 400 caballos, la opción más factible pasaría por el motor de cinco cilindros del Audi RS 3 Sportback, pero la marca de los cuatro aros ha cerrado la puerta a esa opción. Un conjunto híbrido sería una alternativa, pero lo que restan de peso por un lado, lo recuperarían con creces por otro.

Tercera opción: redefinir por completo el bloque de 2.0 litros turbo y convertirlo en el motor más potente del mundo. No sólo es un desafío importante desde el punto de vista de la ingeniería y para los especialistas en chasis, que tendrían que poner toda su experiencia para estudiar cómo el bastidor de un Golf podría asumir semejante fuerza, además de que implicaría un aumento de precio muy considerable.

Aparentar lo que no es puede tener una consecuencia muy grave por la que Volkswagen ya sufrió en el pasado

La solución es explotar la tecnología de 48 Voltios a modo de función "Boost" durante un tiempo inferior a uno o dos minutos, aumentando la potencia sobre unos fiables 340 caballos que el actual propulsor todavía puede alcanzar sin comprometer la fiabilidad.

En más de una ocasión, fuentes de la marca han señalado que la división deportiva tiene un elevado potencial entre un gran porcentaje de clientes. Es decir, casi han venido a decir que hay gente que pagaría lo que se les pidiera por un modelo de Volkswagen R, y es una tesis que ya ha pasado una mala factura al fabricante en un pasado no muy lejano.

Este sueño de posicionar al Golf R en la liga de auténticos deportivos de prestigio puede ser uno de los mayores descalabros de la marca alemana, y es que su precio ya supera los 44.000 euros, por lo que un escalón más supondría meterse de lleno en los 50.000 euros; un auténtico despropósito, y precisamente lo que falló en el Volkswagen Touareg R50 que sólo se ofertó en la primera generación del modelo y nunca más.

La consola central completamente tapada en esta mula del Volkswagen Golf R indica que el fabricante ha hecho cambios que no quiere que veamos

Fotos: Motor.es

Noticias relacionadas

El futuro Volkswagen Golf R también hará uso de la tecnología 48 voltios
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto