¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Zelectric Motors Z911: Ya existe el Porsche 911 clásico eléctrico

    10

    Un Porsche 911 clásico y eléctrico ya es una realidad gracias al Z911 de Zelectric, una compañía de San Diego especializada en convertir a eléctricos todo tipo de vehículos vintage, aunque parecen disponer de cierto regusto por los modelos alemanes derivados del Beetle original.

    Prescinde del flat-six por una mecánica eléctrica.

    Si hace unos pocos meses os presentamos el Ferrari 308 convertido a eléctrico por una empresa californiana, hoy os presentamos el Z911, un Porsche 911 de 1973 que prescinde de su legendario flat-six para incorporar un tren mecánico eléctrico y un pack de baterías procedente de un Tesla.

    Esta conversión estará disponible en breve. Sus creadores, Zelectric Motors, ofrecen incluso transformaciones similares a otro tipo de modelos, como el mítico Volkswagen Escarabajo original o el Karmann Ghia. El precio del Z911 por el momento es desconocido, entendemos que puede variar dependiendo del estado del vehículo donante original, pero podemos hacernos una idea con el precio de la transformación sobre el Volkswagen Escarabajo, el Zelectricbug, unos 49.000 dólares.

    Las baterías que se emplearon para el Z911 fueron tomadas de un Model S accidentado, y cuentan con 54 kWh, aunque en lugar de instalarlas exactamente igual que en el modelo de Tesla, fueron repartidas por el bastidor del 911, para poder distribuir mejor el peso. Lo cual es toda una ironía, puesto que si por algo son célebres las primeras generaciones del 911 es por su pésimo reparto de pesos y la incidencia del motor colgado trasero sobre su comportamiento.

    Las baterías del Model S fueron repartidas por todo el bastidor.

    Zelectric Motors, con sede en San Diego, California, recurrió a un conjunto de doble motor AC-34, con una potencia total de 150 caballos. El conjunto ofrece una autonomía en torno de los 400 kilómetros, lo que lo sitúa entre los mejores del segmento eléctrico.

    El prototipo presentado es un ejemplar del 911 Targa de 1973 y cuenta con todos sus elementos originales, incluida la tapa del depósito de combustible, que ahora es el espacio para el enchufe.

    Sin duda alguna, lo único que podemos echar de menos en esta creación es el glorioso sonido del seis cilindros bóxer, que evidentemente ya no tiene cabida bajo el bastidor del Z911.

    La tapa del depósito oculta la conexión.

    Sin embargo, además de ganar una mecánica más económica, fiable y sencilla de mantener, también dispondremos de mucho más par, puesto que este pasa de los 216 Nm originales a 298 Nm de par máximo, y lo más importante, todo el par es instantáneo, por lo que las sensaciones al volante del Z911 serán más contundentes que en el 911 Targa original. Eso sí, en el más absoluto silencio.

    Zelectric Motors Z911: Ya existe el Porsche 911 clásico eléctrico