¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Matrícula provisional: ¿qué es y cómo se consigue?

    Existen dos tipos de matrículas provisionales en función de las circunstancias.

    Seguro que en alguna ocasión has visto un vehículo circulando con una matrícula de fondo verde o rojo. Y seguro que te has preguntado qué son estas matrículas y por qué esos vehículos no utilizan las convencionales de fondo blanco. Te lo contamos.

    Las matrículas provisionales son designadas por la Dirección General de Tráfico (DGT) para permitir que un vehículo pueda circular legalmente mientras se tramita su matrícula definitiva. El color de estas matrículas dependerá de las circunstancias del vehículo.

    Tipos de matrículas en España

    El actual sistema de matriculación nacional comenzó el 18 de septiembre de 2000 y abandonaba la identificación por provincias para pasar a constar de cuatro cifras seguidas de una combinación de tres letras que se van asignando por orden alfabético, siendo la primera de la historia de este método 0000 BBB.

    De este modo, ya resulta imposible detectar en qué provincia se ha matriculado el vehículo en cuestión, circunstancia que en determinados territorios provocaba problemas y altercados a algunos conductores.

    Es muy habitual recurrir a una matrícula provisional cuando importamos un vehículo desde el extranjero.

    Además, se omiten las vocales y las consonantes Ñ y Q, permitiéndose ya la R anteriormente utilizada para remolques. Todas las matrículas de este formato van acompañadas de la banda europea y se imprimen en caracteres negros sobre fondo blanco.

    Pero existen otros tipos de matrículas, como la de fondo azul con caracteres blancos (sólo la trasera, la delantera sigue siendo la convencional) destinada a los taxis y vehículos con licencia VTC de hasta nueve plazas. También podemos encontrar las diplomáticas, las de las Fuerzas del Estado, las de ciclomotor y las de vehículos históricos.

    Pero, ¿para qué sirven las provisionales de fondo verde y rojo? Cuando se solicita una matrícula nueva, existe la opción de circular con una provisional mientras se tramita la definitiva.

    Matrícula provisional verde

    Está destinada a los vehículos extranjeros que van a circular por España y cualquier particular puede solicitarla. La matrícula variará en función de los siguientes supuestos:

    • Matrícula verde provisional por tramitación de matrícula definitiva: tiene una validez de 60 días prorrogables si el trámite se retrasa por causas ajenas al titular. Se contemplan casos como los de un vehículo adquirido en el extranjero, adjudicados en subasta o por sentencia judicial sin matricular, sin carrozar o con matrícula no española.
    • Matrícula verde provisional por traslado de un vehículo al extranjero: también cuenta con una validez de 60 días. Cuando se ha concedido la matrícula definitiva, es necesario pasar la ITV.
    • Matrícula verde provisional por traslado de provincia a Canarias, Ceuta o Melilla: tiene una validez de 10 días y hay que pasar la ITV no periódica para cambiar la tarjeta y el expediente del vehículo.

    Matrícula provisional roja

    Este tipo de matrícula está destinado a ofrecer un permiso temporal para empresas con vehículos que aún no posean la matrícula ordinaria definitiva siempre que dicha empresa o entidad esté relacionada con el vehículo. Es decir, que sea fabricante, representante legal, carrocero, importador, vendedor o distribuidor, así como los laboratorios oficiales para realizar pruebas del mismo.

    Además, la circulación del vehículo está permitida exclusivamente en caso de realización de ensayos de investigación, realización de pruebas técnicas, para su transporte o para pruebas con posibles compradores.

    Para conseguirla es necesario pedir un permiso temporal y un boletín de circulación a nombre del titular del mencionado permiso. Hay dos tipos de matrículas temporales rojas:

    • Matrícula roja provisional S: se destina a vehículos nuevos o de importación que aún no han sido matriculados.
    • Matrícula roja provisional V: se utilizan en vehículos en proceso de transmisión que han sido dados de baja temporalmente para el trámite. En este caso deben acompañar la tarjeta ITV.

    El permiso se concederá por un período improrrogable de 1 año, contado desde el primer día del mes siguiente a la fecha de su expedición. Para poder circular con las placas rojas es necesario disponer de un libro-talonario de boletines de circulación. Antes de cada viaje hay que rellenar uno de los boletines con los datos del vehículo y conductor e informar del trayecto y personas que circulan. Los boletines se pueden adquirir en centros autorizados de expedición de placas de matrícula y en algunas editoriales.

    Cómo solicitar una matrícula provisional

    Las matrículas provisionales tienen un formato diferente, no sólo en los colores sino también en los caracteres. Empiezan con una letra, seguida de un código de cuatro números y de otras tres letras.

    Solicitar una es posible hacerlo en la Jefatura de Tráfico de la DGT, para lo cual deberás pedir cita previa. Para finalizar el trámite, hay que presentar el impreso oficial cumplimentado, un documento identificativo y el recibo de la tasa correspondiente al trámite.

    Además, si la solicitud corresponde a un traslado de vehículo, es necesario presentar la tarjeta ITV en vigor y un documento que certifique el traslado. Si el vehículo estaba ya matriculado en su país de origen, lo primero que hay que hacer es tramitar la baja en dicho país.