¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Qué es el NIVE y qué tiene que ver con la eITV?

    A la izquierda, señalado en rojo, el NIVE y su código de barras.

    La ficha técnica electrónica o eITV entró en vigor el pasado 1 de octubre de 2015, lo que en la práctica permitía informatizar los datos técnicos de cada vehículo matriculado. A consecuencia de ello, se creó el Número de Identificación de VEhículos (NIVE).

    Antiguamente, cuando adquiríamos un vehículo se nos entregaba la ficha técnica conjuntamente con el resto de la documentación. Esta era un cartón verde en el que venían especificados aspectos técnicos y administrativos del mismo como potencia fiscal, tipo de combustible, peso, matrícula y número de bastidor.

    El NIVE está formado por 32 dígitos y en la práctica ejerce como el DNI del coche

    Sin embargo, en 2014 la normativa comenzó a obligar a los fabricantes a enviar telemáticamente a la DGT los datos técnicos de los vehículos, de modo que pudiera establecerse un nuevo sistema más acorde a los nuevos tiempos. El pasado 1 de octubre de 2015 entró en vigor el Real Decreto que hacía posible la informatización de la ficha técnica, obligando a las marcas a emitir la ITV electrónica o eITV para los vehículos de tipo B, M o N matriculados a partir del 11 de noviembre. Para los de tipo BL, dicha aplicación llegó desde el 11 de mayo de 2016.

    La eITV o ficha técnica electrónica es una fotocopia con código de barras y NIVE en la que están todos los datos relacionados con el vehículo en cuestión. Gracias a ella, se puede acceder a dicha información por vía telemática, lo que ofrece muchas ventajas. Pero, ¿qué es el NIVE?

    NIVE (Número de Identificación de VEhículo)

    En la nueva eITV, podemos acceder a datos tradicionalmente presentes en la ficha técnica de cartón verde como marca, modelo, número de bastidor, potencia, cilindrada, matrícula, etc, así como al resultado de las ITV obligatorias o las que se hacen tras una modificación que las hace necesarias.

    Pero, además, en ella figura el número NIVE (Número de Identificación de VEhículo), que está formado por 32 dígitos y que en la práctica ejerce como el DNI del coche. Junto a este dígito aparece un código de barras que permite consultar telemáticamente toda la información relativa a nuestro vehículo.

    Ventajas

    Antes de que se introdujera la ficha técnica electrónica o eITV, los fabricantes debían hacer frente a un proceso de homologación y matriculación que incluía varios desplazamientos presenciales de los correspondientes representantes, lo que ralentizaba la entrega de los vehículos. Ahora el trámite, que se puede realizar directamente desde el concesionario, es más rápido y sencillo.

    Adicionalmente, se ve incrementada la productividad y el ahorro de costes, así como facilitada la logística de los fabricantes y concesionarios. Para el ciudadano, además de reducirse el tiempo de espera, se simplifican los trámites administrativos, mientras que para las administraciones el control y la seguridad es igualmente superior.