Motor.es

Portabicicletas: qué es y qué tipos existen

Los portabicicletas son un dispositivo que se coloca tanto en turismos como en autocaravanas, así como en autobuses. Existen varios tipos pudiendo elegir el que más cómodo te sea.

Portabicicletas: qué es y qué tipos existen
Los portabicicletas son un sistema que nos permite llevar las bicis de forma segura en el vehículo.

5 min. lectura

Publicado: 20/02/2023 18:13

Actualizado: 20/02/2023 18:13

¿Qué es un portabicicletas?

También conocidos como soporte para bicicletas, son un sistema que se instala en vehículo pudiendo permitirnos el transporte de bicicletas con total seguridad, siempre y cuando se respete la normativa vigente.

Existen tres tipos de portabicicletas, los cuales podemos elegir en función de nuestra comodidad. Debemos de asegurarnos que siempre estén bien instalados para evitar que se caigan tanto el soporte como las bicicletas.

La función principal de los portabicicletas es permitir llevarnos las bicicletas a donde sea, para pasar un finde en la montaña o hacer cualquier ruta, e incluso llevárnosla de vacaciones. Si eres un aficionado de las bicis, no te puede faltar un soporte para poder llevártela a donde quieras en el coche.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!

Los vehículos habitualmente no disponen de espacio suficiente para transportar bicicletas dentro del vehículo, además deben de quedar inmovilizadas dentro del vehículo, por lo que los portabicicletas juegan un papel fundamental para poder llevarlas siempre con nosotros. Llevar las bicicletas dentro del vehículo no es una práctica segura ya que puede ocasionar accidentes.

Para evitar graves accidentes en la carretera asegúrese de que tanto las bicicletas como el soporte están colocados y sujetados correctamente.

Los tres tipos de portabicicletas

Existen tres tipos de soportes, los cuales se pueden instalar arriba o detrás del vehículo, además si dispones de bola o enganche también podrás instalarlas ahí.

De techo

Es un soporte muy común ya que es muy fácil transportar las bicicletas sin infringir las normas establecidas. Deben ir bien sujetas y no hace falta desmontar el soporte una vez quitemos las bicis. Es un tipo de portabicicletas muy cómodo para transportar las que no pesen mucho. La altura entre el vehículo y las bicicletas no deben de superar los cuatro metros de altura, además también existen bacas para poder transportar las bicicletas en horizontal.

El inconveniente es que aumenta el peso del vehículo y por ello también aumenta el consumo de este. Puede entorpecer la aerodinámica por lo que debemos de conducir con cuidado y no superar los 120km/h.

Solo se pueden transportar bicicletas ligeras.

Traseras

Este tipo de portabicicletas es algo complejo, aunque parezcan los más cómodos porque las bicis son fáciles de montar y sujetar, al ir colocadas en la parte trasera del vehículo entorpecen la visibilidad. Además, en caso de que no se vean las luces traseras y la matrícula deben ir señalizadas y con una matrícula visible adicional. Otro inconveniente es la inhabilitación del maletero, por lo que antes de fijar el portabicicletas asegúrese de no tener que abrirlo.

No obstante, los portabicicletas traseros son más económicos y nos permiten llevar hasta tres bicicletas. Eso sí, las bicicletas no deben sobresalir por los laterales del vehículo, si esto pasa debemos desmontarlas.

De bola

También son conocidos como portabicicletas de enganche. Para poder instalar este tipo de soporte los vehículos deben de disponer un enganche para ello. Son los más fáciles de montar pero son algo inestables.

De remolque

Parecidos a los de bola pero estos nos permiten llevar hasta siete bicicletas. Este tipo de portabicicletas no es de los más habituales. El peso no debe sobrepasar el recomendado por cada fabricante.

Si tienes alguna duda puedes consultar en la DGT las normativas para cada tipo de portabicicletas. Es muy importante instalar los portabicicletas de tal manera que vayan lo más sujeto posible, tanto éstos como las bicicletas. De esta manera evitaremos posibles accidentes.

Pixel