¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Alonso y Hamilton, frente a frente: «Uno era más implacable, el otro más educado»

    Alonso y Hamilton, frente a frente: «Uno era más implacable, el otro más educado»
    Lewis Hamilton y Fernando Alonso posan juntos durante la presentación de McLaren en 2007.McLaren Racing
    David Plaza
    David Plaza4 min. lectura

    La gran rivalidad de este siglo en la Fórmula 1 fue corta, pero extraordinariamente intensa. Fernando Alonso y Lewis Hamilton protagonizaron un duelo fratricida en 2007, la temporada de debut de ambos con el equipo McLaren. Heikki Kovalainen les conoce bien y ha comparado a ambos.

    Han pasado más de 12 años, pero el recuerdo del duelo entre Fernando Alonso y Lewis Hamilton en 2007 en McLaren permanece fresco en el recuerdo de los aficionados que lo vivimos con interés. Aquella rivalidad recordó los tiempos de Ayrton Senna y Alain Prost con Ron Dennis de mediador, al igual que en aquella temporada en la que finalmente Kimi Räikkönen aprovechó las circunstancias para coronarse campeón.

    Heikki Kovalainen compartió equipo con Fernando Alonso en Renault y, posteriormente, sustituyó al español en McLaren cuando este decidió marcharse, lo que le permitió convertirse en compañero de Lewis Hamilton. El finlandés, por tanto, conoce muy bien las cualidades de ambos y puede permitirse analizarles con conocimiento de causa.

    «Alonso siempre llevaba las cosas al límite y jugaba más a juegos mentales absurdos»

    «Ambos eran muy, muy rápidos y muy buenos a la hora de trabajar con los ingenieros y el equipo dando el 'feedback' a la fábrica, cosa en la que quizás yo no fui tan bueno como ellos», recuerda Heikki Kovalainen, actualmente piloto del Super GT japonés.

    «Ambos caían en detalles en los que yo ni pensaba, como a qué posición cambiar un botón del volante o el repartidor de frenada», señala con admiración. «Esta capacidad de trabajar hasta con los diseñadores de la fábrica y de evitar cada pequeño punto débil, la tenían los dos».

    Juegos mentales

    Pero, si bien ambos compartían velocidad y determinación, el estilo era distinto y Fernando Alonso buscaba ser más directo y, también, más político. «Ambos aguantaban bien bajo presión, pero creo que Fernando, a lo largo de su carrera, o al menos lo que yo viví, era más implacable, siempre llevaba las cosas al límite y jugaba más a juegos mentales absurdos comparado con Lewis, que también los hacía de joven, pero yo creo que luego ganó en confianza con su velocidad y en saber conformarse con ser segundo en una carrera», afirma el finlandés.

    En opinión de Kovalainen, la influencia de sus respectivos mentores se dejaba notar claramente en el modo de actuar de cada uno. «Fernando era más agresivo, más directo al dar el 'feedback' al equipo, una personalidad más latina, mientras que la de Hamilton era más educada incluso cuando necesitaba pedir que le cambiaran cosas. Quizá también era por el trasfondo, veías en Lewis el comportamiento de tantos años junto a Ron Dennis y en Fernando veías un poco más de Flavio Briatore».

    El resultado era muy similar, pues ambos ofrecieron un rendimiento espectacular en aquel 2007 en el que además finalizaron empatados a puntos. «Estaban muy igualados en cuanto a rendimiento, siempre rodaban cerca el uno del otro. Y ese estilo de Flavio y de Ron en ambos chocaba muy fácilmente en muchas pequeñas cosas de un fin de semana, en muchas cosas en realidad. Ambos tenían instinto asesino, la lucha por ganar y la necesidad de ganar al otro, era fácil ver que la situación podía empeorar, como así ocurrió», finaliza un Kovalainen al que no le extrañó nada que el duelo acabara dañando la relación entre ambos.

    Fuente: Fórmula 1 / Fotos: McLaren Racing