¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El Haas de 2017 va con retraso

    6

    El equipo norteamericano, que ha debutado este año en la Fórmula 1, se enfrenta en 2017 a retos aún mayores que los de su primer año.

    El programa del coche del año que viene va con algo de retraso y existen dudas de que el equipo pueda afrontar el ritmo de evolución que el nuevo reglamento requerirá.

    Haas ha tenido en la temporada de su debut varios altibajos. Las primeras carreras fueron el mejor momento del año y Romain Grosjean pudo puntuar en tres de las cuatro primeras carreras, consiguiendo además un quinto y un sexto puesto. Pero la fiabilidad ha pasado factura y los errores han sido habituales, sufriendo ahora innumerables problemas de frenos que no han conseguido solucionar.

    A pesar de todo, el coche ha demostrado tener potencial y en 2017 será preciso elevar el nivel de profesionalidad y efectividad del equipo, pues el cambio de reglamento aumentará exponencialmente el ritmo de desarrollo de todos los equipos.

    Al respecto, Ayao Komatsu -Ingeniero jefe de Haas- reconoce que "el cambio de reglas que se espera, añade otra dimensión. Pero incluso aunque no cambiara, tenemos que seguir haciendo todo el trabajo para poner todo en su sitio de cara al próximo año. Los coches cambiarán bastante y eso significa que el año que viene necesitamos más actualizaciones. Este año no hemos tenido muchas mejoras, aunque no nos ha perjudicado demasiado porque nuestro chasis era bueno y las reglas no cambiaron. A medida que conocimos mejor el coche y pudimos trabajar de manera más profesional, nuestra competitividad mejoró", comentó el japonés en declaraciones a Motorsport.

    Komatsu insiste en que la clave de 2017 estará en la capacidad que el equipo tenga para equiparar su ritmo de evolución al de las necesidades de la temporada y del resto de equipos. En 2016, al ser el primer año, ha llevado demasiado tiempo resolver problemas que el año que viene habrá que solucionar carrera a carrera. "Imagina que el próximo año tenemos el mismo ritmo de actualizaciones que este año: caeríamos. Los grandes equipos introducirán muchas mejoras porque el reglamento es nuevo. Los coches (en la primera carrera) no estarán al 100%, por lo que se van a necesitar muchas actualizaciones. Lo que este año tardamos cinco carreras en resolver, tenemos que hacerlo en una el año que viene".

    El ingeniero japonés admite que el desarrollo del coche de 2017 va con algo de retraso, sin duda mal síntoma en un equipo que no cuenta con demasiados recursos. "No diría que estamos en el objetivo, estamos un poco atrasados, pero estamos avanzando en el camino correcto. No creo que podamos decir que estamos seguros de lo que ocurrirá el próximo año. Tenemos que ser humildes, pero realmente tenemos que entender el reto del año que viene, porque incluso quedarnos donde estamos es un reto enorme al no ser un equipo de fábrica".

    Komatsu confirma que el equipo va a contar con nuevo personal, pero las cifras son mucho menores que en equipos como Renault, que están aumentando su plantilla de manera considerable. Permanecer en las inmediaciones de los puntos resultará complicado. "Necesitamos crecer a un ritmo determinado, así que vamos a tener seis personas más. Eso parece poco cuando Renault dice que ellos han recurrido a 80 personas, pero seis respecto a lo que tenemos ahora mismo es un gran salto. Por poner un ejemplo, aquí tenemos dos ingenieros de carreras, dos ingenieros de rendimiento, dos ingenieros de control, uno que controla la aerodinámica y yo, somos ocho personas. Eso es el mínimo absoluto, muy poco. En términos de rendimiento somos sólo ocho personas. Ahora nos van a ayudar seis más en la fábrica, que es casi el doble de lo que tenemos ahora, pero no es como Renault, donde 400 se convierten en 480. En nuestro caso ocho se convierten en 14".

    A pesar de todo, Komatsu piensa que Haas tiene un enfoque muy adecuado a la situación y está dirigido de manera eficiente, por lo que su crecimiento -aunque lento- es bueno y tiene futuro por delante. "Lo bueno de este equipo es que el enfoque es realmente bueno y las líneas de comunicación son realmente buenas, así que tenemos que mantener eso y luego crecer lentamente, pero tratando de ser lo suficientemente rápidos. No es fácil, pero es un buen desafío".

    Fotos: Haas F1

    Fuente: Motorsport.com

    El Haas de 2017 va con retraso
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto