¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Un escape roto puso en peligro la victoria de Hamilton y el título de Mercedes

GP BrasilUn escape roto puso en peligro la victoria de Hamilton y el título de Mercedes

Lewis Hamilton tuvo que finalizar la carrera con la amenaza constante de una avería terminal en su motor.

Los ingenieros de la división de motores de Mercedes lograron contener unas temperaturas que llegaron a superar los 1.000 ºC en las inmediaciones del escape.

Mercedes celebró ayer su quinto título mundial consecutivo en la Fórmula 1 y es ya el quinto equipo más exitoso de la categoría al superar los cuatro entorchados de Red Bull. Pero ello podría haber quedado en nada de no ser por la actuación de los ingenieros de la división de motores de la marca alemana, que contuvieron lo que parecía una avería terminal en el coche número 44 de Lewis Hamilton.

Así lo reconoció Toto Wolff tras la carrera, explicando que se dio por seguro el abandono del piloto británico. “Tuvimos una carrera horrible con un resultado final perfecto, con Lewis (Hamilton) ganando y nosotros obteniendo el campeonato de constructores. Pero puedo decir que a mitad de carrera teníamos la información ‘fallo de la unidad propulsora en el coche de Lewis’. Y los chicos de HPP (High Performance Powetrains, división de motores de Mercedes) lo solucionaron”, explicó el austriaco.

Wolff relató la preocupación existente en Mercedes y los nervios con los que todo el equipo tuvo que vivir el Gran Premio de Brasil. “Dios sabe cómo solucionar el hardware que está a punto de romperse y hacer que el coche termine la carrera. Fue una pesadilla hasta que, obviamente, la bandera a cuadros cayó y todo se desató”, comentó el máximo responsable del equipo.

Lewis Hamilton se encontraba inmerso en la disputa por la victoria con Max Verstappen, que aparentemente tenía en el bolsillo el triunfo, pero que finalmente lo perdió tras un desafortunado intento de desdoblamiento de Esteban Ocon. De otro modo, el ritmo de Hamilton habría sido a todas luces insuficiente. “Por lo que podía escuchar -pues tengo diez canales abiertos-, en uno de los canales se dijo ‘fallo inminente en la unidad propulsora de Lewis, va a fallar en la próxima vuelta’. No falló y les pedí que les dejaran trabajar y, cuando tuvieran un minuto, me explicaran lo que estaba ocurriendo”, relató Wolff.

El Mercedes W09 le ha dado muchas alegrías a Hamilton, pero en Brasil le hizo sufrir hasta el final.

Tras el incidente sufrido por Verstappen, Hamilton retomó el liderato con más de cinco segundos de margen, pero el neerlandés se recuperó poco a poco para terminar la prueba presionando al británico.

La causa de tanta preocupación se originó en el escape, cuya rotura provocó un sobrecalentamiento excesivo en sus inmediaciones. “Me contaron que el escape estaba a punto de fallar y que todas las temperaturas límite se estaban sobrepasando. En un momento dado bajaron las temperaturas por debajo de 1.000 ºC, unos 980, que aún era demasiado alto. Fue realmente horrible”, concluyó Wolff.

Fotos: Mercedes AMG F1

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto