¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

GP AustriaLos detalles técnicos del GP de Austria

El Red Bull Ring fue el escenario elegido por McLaren para introducir su primera gran evolución aerodinámica de la temporada. Pero muchos otros equipos quisieron también evaluar cambios de cara a la próxima carrera en Silverstone, circuito en el que la eficiencia aerodinámica será clave.

El famoso morro corto de Mclaren hizo por fin aparición tras superar el test de impacto, aunque sólo Fernando Alonso pudo disfrutar de él al no tener tiempo el equipo para fabricar piezas suficientes para los dos coches.

Este morro permite que circule mayor cantidad de aire en dirección al boat, que redirige el flujo hacia la parte inferior de los pontones y, posteriormente, a la parte inferior del alerón trasero y la superior del difusor. Es por tanto lógico que este cambio genere otros, y McLaren decidió modificar también el suelo y el difusor.

Fotografías: Auto Motor und Sport.

Pero no sólo McLaren acometió modificaciones en su monoplaza. Red Bull, que corría en su circuito, estrenó un nuevo alerón delantero con cascades distintos a los empleados hasta el momento. En esta ocasión, los ingenieros de Milton-Keynes añadieron una placa adicional, seguramente para reducir la resistencia generada por el neumático en un circuito en el que la velocidad punta es tan determinante.

El equipo filial, Toro Rosso, modificó el alerón delantero que tan buen resultado le había dado desde su introducción en las primeras carreras de la temporada. En este caso lo hizo en el endplate, variando la curvatura de la parte más cercana al neumático. También realizaron cambios menores en los anclajes de los flaps secundarios.

Fotografías originales: Auto Motor und Sport.

Williams está aprovechando las carreras en las que la carga aerodinámica pierde importancia y saca a relucir lo mejor de un coche con muy poco drag. A pesar de todo, sigue realizando modificaciones con vistas a intentar acercarse a Ferrari. En esta ocasión el cambio más llamativo fue el acometido en el endplate del alerón trasero, cuya parte delantera pasó a ser recta, además de alojar una gran ranura vertical para reducir las turbulencias generadas por el neumático. Además, se implementó la V central en el plano principal del alerón.

No faltaron tampoco modificaciones en Ferrari, que varió las ranuras presentes en el suelo del coche, justo delante del neumático trasero, así como varios cambios en los conductos de freno de varios equipos de la parrilla. Cambios ligeros en la mayoría de los casos en una Fórmula 1 que, como decimos siempre, trabaja con la constancia como base de la mejora continua que exige la competición.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto