¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Fernando Alonso: "Donde esté el año que viene, voy a ganar"

    Fernando Alonso: "Donde esté el año que viene, voy a ganar"
    7
    Juan Muñoz
    Juan Muñoz

    El español concedió una entrevista más relajada en la que habló de su experiencia en las 500 Millas de Indianápolis, la carrera de las 24 horas de Le Mans y lo que pretende hacer con su carrera deportiva.

    En todo momento, Alonso habla de un futuro en Fórmula 1, dejando de lado otras categorías y competiciones.

    El piloto asturiano pasó por los micrófonos de El Partidazo de la Cadena Cope con el fin de semana del Gran Premio de Azerbaiyán en ciernes.

    Fernando Alonso dedicó unos minutos a discutir de manera algo más distendida de lo habitual su situación actual en la escudería de Woking, las opciones de futuro que maneja y su experiencia pasada en las 500 Millas de Indianápolis, algo que quedará grabado en su cabeza por mucho tiempo, tal y como ha afirmado él mismo en alguna que otra ocasión.

    Las declaraciones en el corralito, tras las diferentes sesiones que conforman las diversas pruebas del calendario de Fórmula 1, toman otro cariz, mientras que la coyuntura de esta entrevista propició que el #14 conversara con total tranquilidad.

    “Un Gran Premio de los más difíciles porque, con las roturas que hemos tenido este principio de año, a partir de esta carrera empezamos a penalizar cada vez que pongamos un motor nuevo, como es el caso aquí. Por tanto, saldremos desde las últimas posiciones los dos coches, y aparte de los problemas que ya tenemos habitualmente añadimos alguno más. Intentaremos hacer un buen fin de semana, aprender todo lo que podamos de él, seguir mejorando poco a poco y llevándolo lo mejor posible”.

    Los mensajes que envían las escuderías para la prensa, previos a la semana del Gran Premio, dejan entrever cómo resultará el fin de semana para cada uno de los integrantes del paddock. Algunos deciden dotarles de un carácter más desenfadado, como es el caso de los chicos de Toro Rosso y sus crucigramas, mientras que otros como Mercedes remiten toda una exposición del punto de vista de su jefe de equipo, en este caso Toto Wolff.

    “Son comunicados que saca el equipo antes de los fines de semana, y hasta yo también me asusto a veces, cuando me veo entrecomillado en alguna cosa, pero es normal el mensaje de prudencia que lanza el equipo cada fin de semana. Hay muchos aficionados que esperan siempre que remontes un poco el vuelo cada carrera, y decirles que, aunque ya se lo esperan, que todavía no es para el siguiente”.

    Creo que todos en el equipo pensábamos estar entre los cinco o seis primeros

    “El invierno fue positivo, en sentido de entrenar bien, de verte con fuerzas, con buenas expectativas. Para este 2017, con el cambio de reglamentación, creo que todos en el equipo pensábamos estar entre los cinco o seis primeros, era un objetivo al alcance de McLaren-Honda. Cuando en el primer test, en Barcelona, vimos que habíamos dado 7 u 8 vueltas en cuatro días, nos dimos cuenta de que teníamos un año difícil por delante, en el que había que estar unidos, listos para afrontarlo de la mejor manera posible. Intentas ponerle casi una nota de humor a todo lo que pasa, no queda otra. Aprender cosas y mejorar como piloto para cuando llegue el momento en el que dispongas de una mejor oportunidad”.

    “No queda otra”, unas palabras que manifiestan la frustración del propio Alonso, pero también de Eric Boullier y Zak Brown. La relación entre McLaren y Honda no ha hecho más que tensarse, y un acuerdo con Mercedes como motorista es algo que cada vez se asemeja más plausible.

    El equipo británico acumula periodistas en las puertas de su garaje sesión tras sesión, a la espera de que el propulsor del MCL32 vuelva a desfallecer e impida al español y a Stoffel Vandoorne regresar a pista.

    “A veces querrías desaparecer un poco. Estamos al lado del box de Sauber, de Force India, Haas y otros equipos que nunca han conseguido nada, están igual que nosotros o peor, y están vacíos, no tienen ninguna expectativa y nadie se acuerda mucho de ellos. Sin embargo, nosotros que no tenemos ahora las cosas en su sitio, seguimos un poco ahí en el candelero, y te gustaría decir ‘A ver si hay polémica delante, o si Vettel y Hamilton tienen una lucha muy bonita en esta carrera para que no se hable mucho de nosotros”.

    El año que viene voy a ganar, donde esté el año que viene voy a ganar

    “El plan lo tengo más o menos trazado, no me voy a sentar con nadie, ni conmigo mismo, ni siquiera hasta septiembre cuando pasen las vacaciones de verano y las cosas estén un poco más avanzadas para todo el mundo. El plan es ese, acabo contrato este año con McLaren y la próxima decisión quiero que sea una decisión ‘no asegurada’, porque el deporte nunca es matemática exacta, pero allá donde vaya no quiero que sea un proyecto arriesgado, entre comillas”.

    “No quiero tomar una decisión en la que haya que poner demasiadas esperanzas para que el año que viene cambie mucho la cosa, quiero ir a una cosa que sea más o menos segura y que me sienta competitivo desde el primer día y pueda ganar. Por ahí irán los tiros más o menos, y creo que va a ser posible, soy optimista para el año que viene. Volver a esas posiciones que yo creo que, después de 16 años de Fórmula 1 y de tantas cosas conseguidas, me gustaría que los últimos años aquí, de mi carrera, fuesen en ese sentido”.

    Alonso deja claro que, esté en el equipo que esté, será en Fórmula 1. Sebastian Vettel y Lewis Hamilton se encuentran prácticamente confirmados por sus equipos de cara al 2018, pero a pesar de los contratos en vigor, el de McLaren avisa de que no todo es lo que parece, y un baile de pilotos más ajetreado que de costumbre puede alimentar enormemente la silly season.

    “No creo que el mercado esté pendiente de ningún piloto en particular. El mercado se mueve siempre y sobre todo este año, yo creo que acabamos contrato varios pilotos, y veremos. No tengo ninguna intuición, ni ninguna idea de lo que va a pasar, tampoco creo que es el momento ahora mismo de pensar en ello, pero creo que van a salir cosas bastante interesantes”

    “Lógicamente con la penalización vamos a salir últimos en parrilla, por tanto, la prioridad a la crono aquí va a ser muy baja, vamos a rodar mañana con mucha gasolina, con neumáticos usados, y todo esto va a hacer que hagamos un tiempo discreto/malo. Por tanto, no va a haber mucho que comentar de la jornada de mañana, y sé que va a haber otras cinco o seis preguntas del futuro. No las voy a cortar porque lo entiendo, pero va a ser un poco repetitivo porque hasta que no lleguen esos meses de septiembre y octubre, yo mismo tampoco lo sé, por tanto no quiero mentir a los aficionados ni a nadie, ya llegará el momento”

    “Depende del circuito, pero los hay en los que coges el rebufo del coche que tienes delante, abres el DRS y de repente inicias la maniobra de adelantamiento, y si hay mucha diferencia de velocidad, esa turbulencia que te deja el coche de delante hace que no manejes perfectamente los tiempos de esa maniobra. En Canadá, cuando teníamos al Williams detrás, creo que la diferencia de velocidad entre nosotros y él abriendo el DRS y con nuestro rebufo, era de 45km/h”

    “Cuando llega, tú vas a 310km/h más o menos, si te pasa a 350km/h, la verdad es que es una diferencia brutal. No es peligroso, pero roza el límite que intentas un poco no molestar ni hacer cambios de dirección demasiado bruscos porque igual no se lo espera”

    Las velocidades máximas de los Fórmula 1 actuales no son lo que fueron cuando los motores V12 estaban presentes en la categoría reina del automovilismo. Las rectas de Azerbaiyán y Monza facilitan la aceleración de estos nuevos monoplazas tras el gran cambio de normativa que llegó este año, una reglamentación que lastra la velocidad punta de los coches al asignarles neumáticos más altos y más anchos.

    No obstante, el paso por curva es ahora mucho más ágil, ya que la huella que imprimen las gomas de Pirelli son mayores que antaño. La prueba que realizó Fernando en las 500 Millas de Indianápolis le sirvió, entre otras cosas, para sentir una velocidad que hace tiempo que no notaba, ya que su McLaren acostumbra a cerrar la tabla de velocidades punta.

    “La sensación de velocidad es mayor en la Indy que en la Fórmula 1 en general. Por ejemplo, aquí en este circuito [Bakú], que es uno de los más rápidos, donde alcanzamos la velocidad punta mayor, que rondará los 355-360km/h, lo alcanzamos más o menos un segundo, justo al final de la recta antes de la frenada. Sin embargo, en Indianápolis son 370km//h de media en la vuelta, con picos de 390-395km/h en carrera, por tanto, son velocidades constantemente más altas que el pico que puedes conseguir en la F1”

    Por último, hablando de las audiencias que consiguieron la IndyCar y la reciente prueba de las 24 horas de Le Mans, confiesa que siguió de cerca una cita que le gustaría intentar ganar en el futuro.

    El número de aficionados que asistió al evento en Indianápolis, y los que siguieron la carrera a través de la televisión, fue mucho mayor que en años anteriores. Por el contrario, el Gran Premio de Mónaco bajó en seguidores activos durante todo el fin de semana, algo que indica la importancia de Alonso para la afición española a la hora de seguir el deporte.

    “La carrera es larga, quiero que todos los que vieron las 500 Millas de Indianápolis me demuestren que vieron las cuatro horas de carrera, eso es lo más complicado, carreras demasiado largas, quizás, para seguirlas al minuto. Son como las 24 horas de Le Mans, divertidas, pero nadie se mete veinticuatro horas delante de la tele. Yo tampoco conocía las 500 Millas al detalle, y sí que es un espectáculo mayor y más divertido de lo que parece a simple vista”.

    Fuente: Cope.es / Fotos: McLaren

    Fernando Alonso: "Donde esté el año que viene, voy a ganar"