¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Honda recuerda su 2015 crítico, vital para luchar por el título en 2021: «Nunca nos rendimos»

    Honda recuerda su 2015 crítico, vital para luchar por el título en 2021: «Nunca nos rendimos»
    José D. Pascual
    José D. Pascual6 min. lectura

    El camino ha sido largo y tedioso, pero Honda ha conseguido finalmente elaborar una unidad de potencia a la altura de los mejores que ha permitido a Red Bull hacer frente a la todopoderosa Mercedes de una vez por todas.

    Tener que esperar 5 largos años para conseguir de nuevo una pole position y una victoria, atravesando un largo desierto repleto de abandonos, humaredas de motor y convertirse por ende en el farolillo rojo más criticado de la Fórmula 1, fue un calvario que Honda se vio obligada a afrontar al decidirse a regresar a la categoría reina del automovilismo.

    Las 3 temporadas que vivieron los japoneses junto a McLaren (2015-2017) fueron un auténtico suplicio para ambas partes, el retorno de una colaboración soñada que acabó por tornarse pesadilla.

    Honda ha contribuido enormemente a devolver a Verstappen al podio con una sonrisa.

    El 4º puesto de Pierre Gasly en la segunda carrera de la temporada 2018, cuando los nipones vieron en la renombrada Toro Rosso su salvación para mantenerse en el 'Gran Circo', fue un primer atisbo de luz al final del abismo, una señal que no hizo sino ganar fuerza a partir de 2019 en su periplo también de la mano de Red Bull: 3 victorias, el mismo número de triunfos que en 2020, antes de que la cifra se disparase en 2021.

    Trabajo incesante

    A pesar de que todo el mundo les diese por muertos tras decir adiós a McLaren, en Honda nunca pensaron en tirar la toalla. «La falta de experiencia nos hizo pasar momentos muy duros, con abandonos, reventones de motor y muchos problemas en los fines de semana de carrera», reconoce Toyoharu Tanabe, director técnico del fabricante japonés.

    «Sin embargo, continuamos trabajando muy duro para conseguir nuestro deseo: no sólo ganar una carrera o conseguir el campeonato, sino también mejorar el rendimiento y la fiabilidad. Eso formaba parte de nuestros objetivos importantes para los ingenieros. Desde 2015, y luego 2016-2020, fue difícil para la gente, pero nunca nos rendimos. Seguimos empujando, pero aun así no fue fácil. Estamos compitiendo contra un equipo campeón», prosiguió.

    AlphaTauri ha jugado un papel fundamental en esta resurrección, aportando kilómetros adicionales vitales.

    «Para la gente del pasado parece negativo; trabajan muy duro sin buenos resultados, con fallos de motor y sin potencia, pero ahora hemos vuelto a la carga y cuentan con más potencia, fiabilidad y victorias. Por lo tanto, eso nos proporcionó una buena experiencia, no sólo a los ingenieros, sino también a la gente de logística y a los mecánicos. Fue una experiencia muy buena para su futuro», apuntó Tanabe.

    «Lo que no te mata te hace más fuerte», una filosofía que Honda ha llevado al extremo hasta ser lo que es a día de hoy, un fabricante de garantías. «Si lo pasas mal, puedes aprender cosas de eso y avanzar técnicamente, pero también mentalmente. La gente se hace muy fuerte gracias al descanso de Honda, hemos experimentado tristezas y alegrías con este proyecto», reconoció el mandatario japonés.

    David contra Goliat

    Dar caza a la todopoderosa Mercedes, un gigante que ha arrasado en Fórmula 1 desde el comienzo de la era híbrida en 2014 sin oposición, ha sido toda una hazaña que en Honda confían en redondear, sino con alguno de los títulos en 2021, con un gran rendimiento hasta que se dé el banderazo final.

    «En el pasado analizamos nuestras debilidades y nuestros puntos fuertes, pero sobre todo nuestras debilidades. Nos marcamos unos objetivos en áreas que debíamos mejorar para competir contra Mercedes. Una de ellas era el despliegue de la energía. Este año hicimos una unidad de potencia nueva que incluía el motor de combustión nuevo, para mejorar nuestro rendimiento energético», continuó analizando Tanabe.

    Si bien Honda se retira oficialmente de la Fórmula 1 a finales de año, la marca japonesa facilitará la transición a Red Bull Powertrains ocupándose del suministro de la temporada 2022 desde sus instalaciones de Sakura, una metamorfosis que facilitará en gran medida la entrada del gigante austriaco en la revolución reglamentaria que está por llegar.

    «El resultado fue que la unidad de potencia trabaja como esperábamos, y la brecha entre Honda y Mercedes se ha estrechado en términos de rendimiento. No sólo en cuanto al motor de combustión, sino también en el área de la gestión de la energía. Vimos un buen rendimiento en Monza contra Mercedes en comparación con años anteriores. Esa es una de las áreas en las que hemos triunfado este año con la nueva unidad de potencia», concluyó Tanabe.

    Fuente: Autosport