¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP Gran BretañaPirelli concluye su investigación sobre los pinchazos en Silverstone: no fueron cortes

    Pirelli concluye su investigación sobre los pinchazos en Silverstone: no fueron cortes
    Sainz, Bottas y Hamilton, los principales damnificados en esta ocasión.
    Juan Muñoz
    Juan Muñoz5 min. lectura

    El suministrador único de neumáticos en Fórmula 1 ha dictado sentencia: los problemas originados en los neumáticos delantero-izquierdo de los monoplazas que tuvieron problemas en las últimas vueltas de la carrera se debieron a un cúmulo de circunstancias muy concretas.

    El cuarto Gran Premio de la temporada se desarrolló en condiciones normales en su primera vuelta hasta que, en cuestión de pocos segundos, hasta dos coches de seguridad tuvieron que salir a la pista británica para lidiar primero con el Haas de Kevin Magnussen varado contra las protecciones tras su toque con Alexander Albon y más tarde con el AlphaTauri de Daniil Kvyat, el cual terminó destrozado tras perder el control del mismo a causa de un reventón de su neumático trasero izquierdo.

    Sin embargo, el final de la carrera fue el momento en el que las gomas ofrecieron un espectáculo lamentable de pinchazos que afectaron a varios pilotos de la parrilla consecutivamente: el primero de ellos fue Valtteri Bottas, que acabó cayendo desde el segundo puesto hasta fuera del Top 10, mientras que Lewis Hamilton corrió la misma 'suerte' poco después, si bien el hexacampeón pudo ver la bandera a cuadros como líder de la carrera a pesar de verse obligado a completar prácticamente una vuelta completa a tres ruedas.

    El tercer afectado en discordia fue Carlos Sainz. Después de realizar una carrera centrando sus esfuerzos en gestionar todos los elementos de su MCL35 con la firme intención de tener una oportunidad de adelantar a Charles Leclerc al final del Gran Premio, el piloto madrileño vio cómo su cuarta posición virtual quedó en nada al quedar incluso fuera de los puntos. El suministrador de neumáticos de la Fórmula 1 ha estipulado que estos fallos se debieron a un cúmulo de circunstancias que estresaron de más el neumático, algo que no debería ocurrir en el próximo GP.

    Comunicado de Pirelli

    Pirelli ha concluido su análisis inicial de una cantidad de neumáticos utilizados en el Gran Premio de Gran Bretaña el pasado fin de semana. Esto ha permitido identificar la causa de los fallos ocasionados por el desinflado que afectó a ambos Mercedes y al McLaren de Carlos Sainz.

    La razón clave fue un conjunto de circunstancias de carrera que derivaron en un uso extremadamente largo del segundo set de neumáticos. El segundo periodo de Safety Car incitó a casi todos los equipos a anticipar su parada programada y, por lo tanto, llevar a cabo un segundo stint final particularmente largo: de alrededor de 40 vueltas, más de tres cuartos del total de la duración de la carrera en uno de los circuitos más exigentes del calendario.

    En combinación con el notable incremento del ritmo de los coches de Fórmula 1 de 2020 (la pole position fue 1,2 segundos más rápida que la del 2019), esto hizo las últimas vueltas del Gran Premio especialmente duras, como consecuencia de las mayores fuerzas jamas vistas en neumáticos generadas por los Fórmula 1 más rápidos de la historia.

    El resultado general fueron las condiciones de funcionamiento más exigentes para los neumáticos. Esto provocó que el neumático delantero izquierdo (el que más duro trabaja en Silverstone) se viera expuesto a máximo estrés tras un gran número de vueltas, con la alta degradación resultante que significó que estuviera menos protegido de las fuerzas extremas que entraron en juego.

    Para la segunda carrera en Silverstone este fin de semana, Pirelli confirma los neumáticos designados: C2, C3 y C4, un paso más blandos que los que se vieron en el último GP. También se revisarán las prescripciones de uso, incrementando las presiones mínimas para reducir el estrés de la construcción.

    Fotos: Pirelli