GP Abu Dhabi Renault arrebata la sexta plaza a Toro Rosso con controversia

  • Una discutida defensa de Nico Hülkenberg, que cortó una curva, le permitió conservar la sexta posición pese a una sanción posterior.
  • Toro Rosso termina el año lejos de los puntos y con sensaciones encontradas.
  • Haas termina a dos puntos de los italianos tras rozar Grosjean el top 10.

En la última carrera de la temporada, tras una larga persecución que ha ocupado el último cuarto de la temporada, y con sospechas de juego sucio entre medias, Renault ha conseguido arrebatarle a Toro Rosso la sexta posición en el campeonato de constructores, en la que era además la última carrera del equipo italiano como cliente de motores de la marca francesa antes de pasarse a Honda en 2018. Todo ello, gracias a la buena carrera de Nico Hülkenberg, que igualó su mejor resultado de la temporada al terminar en sexta posición por cuarta vez este año, sumando los puntos necesarios para superar en dos unidades a los de Faenza, y, a nivel personal, para terminar el año en el top 10 de la general, empatando a puntos con un Felipe Massa que tuvo un sexto puesto menos.

Su logro, eso sí, no estuvo exento de polémica. Cuando Sergio Pérez trataba de ganarle el séptimo lugar en la primera vuelta, el piloto alemán se saltó la curva 14 del circuito, regresando a la pista por delante de los dos Force India. Los comisarios sancionaron al piloto alemán con cinco segundos por obtener una ventaja ilícita, pero Hülkenberg logró abrir un hueco mayor y, cuando hubo completado su parada, tenía la suficiente ventaja como para que los cinco segundos extra detenidos no le costasen la codiciada séptima posición con el mexicano de Force India. El abandono posterior de Daniel Ricciardo le promocionó al sexto lugar.

Ante las críticas del jefe de operaciones de Force India Otmar Szafnauer, que considera que Hülkenberg "debería haber devuelto la posición" y que la falta de una sanción mayor ayudó a Renault a conservarla y ganar un puesto en constructores, el piloto alemán considera que irse por fuera era la única alternativa para evitar un accidente: "Siempre hay una perspectiva diferente desde un coche diferente. Desde donde estaba, ví que estaba bloqueando neumático y yéndose largo. Había parado el coche para hacer la curva, pero él se iba largo, y eso, además, es sacar a otro piloto fuera de la pista, en mi opinión. No es tan fácil decir que simplemente tenía que parar lo suficiente para ponerme detrás. Dadas las circunstancias, creo que la sanción era justa y razonable".

Más allá de una Force India que sólo perdió algunos puntos, la gran perjudicada fue Toro Rosso, en otro día bastante anónimo del equipo italiano que remata un final de año para olvidar. Pierre Gasly logró avanzar algunas posiciones hasta situarse decimocuarto, pero un trompo en la vuelta 18 le hizo perder tres puestos, y 20 giros después sufriría otra salida de pista, terminando 16º. Brendon Hartley pasó por meta una posición por delante, habiéndose mantenido sin problemas durante toda la prueba y enganchado a la pelea por el 13º puesto. 

Ninguna de sus actuaciones, no obstante, logró estar al nivel necesario para repeler a Renault, por diversos motivos, pero el equipo supo reconocer, a través de las redes sociales, la labor de Carlos Sainz, cuyos 6 puntos para Renault en Austin han terminado siendo esenciales en su derrota, pero cuyos 48 puntos durante su estancia en el equipo este año han sido determinantes para permitirles esa pelea.

Frustración en Haas con el presente, esperanza hacia el futuro

En Haas, la carrera ha sido el reflejo de la frustración de un año tremendamente complicado para el equipo dirigido por Günther Steiner, que se ha quedado a dos puntos de arrebatarle el séptimo lugar en la clasificación de constructores a Toro Rosso. Romain Grosjean fue el piloto que más avanzó en carrera, al ganar cinco posiciones, entre ellas una obtenida en un intenso duelo con Lance Stroll, pero se quedó a las puertas de su 29º punto del año.

El piloto francés aseguró tras la carrera que había "hecho lo mejor que he podido. Creo que ha sido una carrera soberbia por mi parte, pero no ha sido suficiente para sumar puntos. Intenté todo lo que pude. La de Stroll ha sido una gran batalla, él tenía mucha velocidad punta y potencia en la recta, era muy difícil pasarle, y se defendía muy pronto. Después de pasarle, pude abrir hueco y empujar fuerte". Respecto al año que viene, la actitud de Grosjean es positiva: "tenemos nuestras ideas sobre dónde trabajar en el coche del año que viene. Ha sido un buen año en general, hemos aprendido mucho, y sabemos dónde mejorar para el futuro".

"Tenemos nuestras ideas sobre dónde trabajar en el coche del año que viene. Sabemos donde mejorar para el futuro".

Bastante peor fue para Kevin Magnussen, que prefirió no pronunciarse sobre una carrera que empezó con un trompo en la primera vuelta, y que terminó en 13ª posición, defendiéndose del Sauber de Pascal Wehrlein. El piloto danés optó por hablar en clave de futuro inmediato: "No ha sido un mal año, pero obviamente, estoy decepcionado con lo de hoy. Es frustrante quedarse tan cerca de ser séptimos en constructores y no lograrlo, pero no hemos sido lo suficientemente fuertes. Volveremos más fuertes el año que viene, podemos dar un paso adelante y tenemos una referencia sobre la que podemos trabajar durante el invierno. Sabemos de las debilidades del coche, y queremos mejorarlas por un margen amplio para el año que viene".

Fotos: Renault Sport F1 / Red Bull Content Pool

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×