¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Técnica F1Análisis técnico del Haas VF20: un paso atrás, dos hacia delante (con vídeo)

9
El nuevo Haas VF-20 sigue una línea continuista.Haas F1 Team

Haas ha desvelado por sorpresa las primeras imágenes del nuevo monoplaza estadounidense.

El VF-20 busca solucionar los problemas surgidos en su predecesor para volver a disputar el liderazgo del grupo intermedio.

No lo esperábamos, pero lo cierto es que el Haas VF-20 ya ha visto la luz a través de unas imágenes oficiales distribuidas por el equipo estadounidense 11 días antes de su presentación oficial en el pit-lane del Circuit de Barcelona-Catalunya.

Haas quiere recuperar la normalidad -toda la que puede tener este equipo- y volver a disputar el top 5 del Mundial de constructores, algo que en 2019 parecía posible en Australia, pero que pronto comenzó a desvanecerse y acabó con un triste noveno puesto, sólo por delante de Williams Racing.

Al menos en estas primeras imágenes, que acostumbran a excluir elementos relevantes del diseño del monoplaza que sí podremos ver en los test de pretemporada, la filosofía del nuevo VF-20 es continuista con respecto a sus dos predecesores pero modificando algunos elementos que buscan eliminar debilidades.

Vuelven los colores blanco y rojo a Haas.

Lo que sí cambia notablemente es la decoración, una vez dejada atrás la desagradable asociación con Rich Energy. Desaparece el color dorado para dar la bienvenida de nuevo a los colores corporativos de Haas: rojo y blanco.

Efecto «outwash»

Haas comenzó la temporada siendo uno de los pocos equipos que apostaba por el concepto tradicional de alerón delantero, pero para 2020 el equipo de diseño de Dallara (empresa a quien subcontrata Haas para el desarrollo de la aerodinámica) ha decidido seguir la tendencia instaurada en la parrilla y recurrir a maximizar el efecto «outwash».

Para ello, ha bajado considerablemente la unión de los flaps secundarios al endplate (1-verde), permitiendo así que el flujo aerodinámico escape hacia el exterior del neumático. De ese modo, por un lado se busca proteger el canal central que debe alimentar al difusor situado en el extremo contrario del coche, en colaboración con los aditamentos centrales del mismo situados alrededor de los pontones. Por otro, reduce la resistencia o drag, permitiendo un incremento de la velocidad punta.

Las suspensiones, al menos por el momento, no incluyen las rótulas que se han puesto de moda en muchos equipos y que permiten elevar unos centímetros el anclaje del trapecio superior, por lo que el diseño es bastante convencional (2-naranja). Lo que sí se incluye es la salida del Conducto S (3-verde), algo que no es novedoso pero que no todos los equipos utilizan.

Toma de admisión tipo Ferrari

Ya en el centro del monoplaza, vemos como Haas ha optado por un doble boomerang (4-verde) en el bargeboard, que sirve para unir el plano vertical situado junto al chasis con el deflector lateral fijado al pontón en su parte superior. Este elemento recoge el flujo interior procedente del alerón delantero y lo redistribuye alrededor de la carrocería que cubre el pontón en dirección a la parte superior del difusor.

También vemos que los retrovisores (5-verde) mantienen la tendencia generalizada, siendo utilizados como elemento aerodinámico para redirigir el aire y reducir el drag. Otro elemento a destacar es la toma de admisión (6-naranja), que ha pasado de ser redonda a triangular como en el Ferrari de 2019, lo que permite bajar el centro de gravedad.

Cortes horizontales

Avanzando hacia la parte final del monoplaza, vemos que Haas mantiene la tendencia vista en otros equipos, incluido Ferrari. En lugar de salir del anclaje de la suspensión a la caja de cambios en posición horizontal y en línea recta hacia el eje de la rueda, el trapecio se eleva en forma de «V» (7-violeta) para crear un canal aerodinámico más limpio en una zona crítica por las turbulencias generadas por el neumático.

Ya tras el eje trasero, que este año ha sido retrasado para mejorar la estabilidad aerodinámica del suelo y el difusor, vemos que en los endplates del alerón Haas ha incluido los tradicionales cortes, pero en forma de S situada horizontalmente (8-turquesa) y no rectos y verticales como es habitual. Este tipo de elementos busca mantener bajo control el flujo aerodinámico, evitando que se despegue y reste eficacia al alerón.

Finalmente, vemos que el motor Ferrari instalado en este nuevo Haas incluye la válvula de descarga individual situada sobre el escape (9-amarillo), aunque como ya vimos el año pasado la marca italiana suele experimentar con varias configuraciones, optando en ocasiones por dos tubos a cada lado del escape.

Esquema de modificaciones implementadas en el Haas VF-20.

No es revolucionario el Haas VF-20 que el equipo estadounidense nos ha presentado en las imágenes de estudio, pero tiene lógica que quieran seguir por un camino que en 2018 se reveló muy efectivo y que, con las convenientes rectificaciones, puede seguir siendo competitivo en 2020.

Fotos: Haas F1 Team | Motor.es

Noticias relacionadas

Análisis técnico del Haas VF20: un paso atrás, dos hacia delante (con vídeo)
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto