¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

24 Horas de DaytonaAlonso confía en Wayne Taylor Racing: "En Daytona tenemos expectativas altas"

Segunda incursión en Daytona para el piloto español de 37 años, quien competirá en un DPi en lugar de un LMP2 como el año pasado.

Cadillac encontró en Mazda a su mayor rival en las sesiones de clasificación que determinaron el orden de los garajes a principios de año.

Un año después de su debut en tierras americanas, dejando a un lado la experiencia del Gran Premio de Estados Unidos en Fórmula 1, Fernando Alonso repetirá en las 24 Horas de Daytona tras tomar parte en dicha prueba mítica en el automovilismo por primera vez en el LMP2 de United Autosports, equipo de su jefe y colega Zak Brown. En esta ocasión, el asturiano lo hará dando el salto a la categoría principal del IMSA, DPi, con la firme intención de aspirar a la victoria, algo prácticamente impensable en 2018.

El calendario de Alonso no arrancaría hasta el mes de marzo con las 1.000 millas de Sebring del mundial de resistencia, campeonato en el que participa desde el año pasado, pero el español optó por incorporarse a las filas de Wayne Taylor Racing para tratar de llevar el Cadillac #10 hasta lo más alto. Jordan Taylor, Renger van der Zande y Kamui Kobayashi, éste último compañero del ovetense también en el WEC, serán los que le acompañen en esta aventura, un desafío que está deseando de comenzar.

“Estoy contento de estar de vuelta en el Rolex 24, sin lugar a dudas disfruté de mucho de la carrera el año pasado”, confesó Alonso a falta de tan sólo unos días de disputar la clasificación definitiva y la carrera en Daytona. “El rendimiento de Wayne Taylor Racing en los últimos años, estando en el podio casi todo el tiempo, ganando la carrera hace dos años sabemos que podemos ser muy competitivos. Wayne Taylor Racing tiene mucha experiencia en el IMSA y en Daytona, estoy aprendiendo mucho de ellos y continuaré aprendiendo mucho de mis compañeros de equipo. Estoy feliz de pilotar el Cadillac en Daytona, con suerte será la buena al final. Definitivamente siento que estoy en una posición mucho mejor este año en comparación con el año pasado.

El propio Alonso ha confirmado en varias ocasiones que siente que ha pasado a ser un piloto más completo desde que se ha visto inmerso en otras categorías, más allá de los monoplazas, con un bagaje a sus espaldas que espera que le sirva de ayuda. El año pasado esta fue mi primera carrera en un coche en los Estados Unidos y mi primera experiencia en un cockpit cerrado, no hay duda de que este año estoy preparado para disfrutarlo un poco más y poner en práctica también la experiencia de mi primera temporada en el WEC”, expresó.

Este año estoy preparado para disfrutarlo un poco más y poner en práctica también la experiencia de mi primera temporada en el WEC

La cercanía con los fans en un ambiente realmente diferente al que estaba acostumbrado en la Fórmula 1 es algo que le llamó la atención, al igual que en Indianápolis, una atmósfera de la que espera empaparse al máximo. “Esta carrera supuso una gran experiencia el año pasado, con los aficionados y lo cerca que están de los garajes y los equipos. Todo es mucho más abierto que en las carreras de Europa. “El objetivo este año, decididamente, es ser más competitivos en pista. Estoy convencido de que con el Konica Minolta Cadillac y Wayne Taylor Racing podemos estar arriba”, agregó Alonso.

Alonso mostró una buena adaptación a la noche en el WEC, un rendimiento que tratará de emular en Daytona.

“Cambiar de coche cada fin de semana es un reto. Todos son diferentes y requieren estilos de conducción diferentes, tipos de preparación diferentes y otras filosofías de competición. En Fórmula 1 todo se basa en la clasificación y la primera vuelta, la salida, la primera curva. Aquí se valora más la consistencia, la gestión del tráfico, mantener el coche seguro y con vida durante las próximas dos horas, por lo que es un enfoque de las carreras diferente. Es desafiante, aunque es parte del proceso, pero en una o dos sesiones tienes la velocidad y deberías estar bien para las 24 horas”, aseguró el español, comparando las dos categorías principales en las que ha competido hasta el momento.

A la espera de probar la pista por primera vez en los Libres 1 del jueves, Alonso confía en sacar todo el rendimiento posible del entorno que le rodea para demostrar todo su potencial. “El ambiente en este equipo, el éxito que han tenido en el pasado, lo profesionales que son, cómo enfocan cada sesión en la pista e incluso las semanas previas al evento eso me hace sentirme más seguro y me ubica en un entorno más competitivo. Los objetivos son más altos este año, pero, al mismo tiempo, ya sé cómo funcionan estas carreras de 24 horas, lo difícil que es predecir todas las cosas que ocurrirán en 24 horas. A veces nos sentiremos alicaídos y frustrados con lo que ocurra en la pista, el tráfico y muchas cosas; simplemente necesitamos mantener la calma y ejecutar la carrera de la mejor forma que podamos y ver qué ocurre, aunque las expectativas sean altas, 24 horas es mucho tiempo”, concluyó Alonso.

Fotos: IMSA

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto