¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • FCA presentará un nuevo plan de negocio en junio: Analizamos el plan vigente 2014 - 2018

FCA presentará un nuevo plan de negocio en junio: Analizamos el plan vigente 2014 - 2018

Apenas quedan poco más de dos semanas para que llegue junio, un mes clave para el futuro del grupo ítalo-americano FCA en el que Sergio Marchionne presentará el primer día del mes el nuevo plan estratégico que seguirá el grupo en los próximos años. Tal es así, que vamos a analizar qué ha dado de sí el vigente plan presentado en 2014.

El próximo 1 de junio, Sergio Marchionnese despedirá de la presidencia de FCA ante todos los accionistas del gigante ítalo-americano nombrando un sucesor que se hará cargo de la gestión del grupo y que debe asumir el nuevo plan estratégico que el italiano y su equipo han diseñado para el próximo quinquenio.

Las declaraciones del italiano, que se han ido sucediendo en los últimos meses, apuntan a una reestructuración en la gama de modelos de casi todas las marcas, además de asegurar la producción de nuevos productos en las factorías italianas donde los trabajadores están pendientes para mantener sus trabajos. Lo cierto es que todos -medios y lectores- deseamos conocer este secreto plan en el que no debe de haber objetivos de ventas, como vamos a a ver a continuación.

Poniéndonos en antecedentes, en mayo de 2014, Marchionne presentó un ambicioso plan estratégico a los accionistas que pondría a FCA y todas sus marcas en un nuevo panorama, con unos objetivos muy específicos y con unas estimaciones de ventas que suponía alcanzar la cifra de los siete millones de unidades en todo el grupo a finales de 2018, nada menos que 2,8 millones más que en 2013 cuando se alcanzó la cifra de 4,2 millones.

Porcentajes de nuevos modelos lanzados durante el plan de negocio de FCA entre 2014 y 2018

Obviamente, para alcanzar ese récord -que hubiera sido casi histórico- se necesita una gama muy completa y es que el plan contemplaba el lanzamiento de 48 nuevos modelos lanzados entre 2014 y 2018 centrándose en las berlinas y pasando por alto los SUV como era la tendencia del mercado, un gran error. El resultado no ha podido ser peor estando muy lejos en términos de volumen y de lanzamiento de nuevos productos, una situación que los propios responsables del plan de negocio comenzaron a ver cuando la dificultad para lanzar los nuevos modelos al mercado se hizo más que patente.

Comparando el ambicioso plan y la situación actual, de los 48 nuevos modelos, sólo han llegado veinte, lo que significa que sólo se ha cumplido un 42 por ciento del plan de negocio; ni siquiera se ha alcanzado la mitad. Pero, el nuevo plan que se presentará en junio no tendrá una respuesta inmediata en los seis meses que restan del año. Juan Felipe Muñoz, analista especializado en FCA estima que los objetivos de ventas para finales de este año del grupo serán de 4,9 millones de unidades, sólo 700.000 más que a finales de 2013.

Centrarse en las ganancias y tener una deuda cero supone pagar un precio muy caro

El problema de FCA reside sólo en una cuestión y es que, en vista de que los objetivos del plan de negocio eran más que difíciles de alcanzar, Marchionne y su equipo optaron por centrarse en las ganancias, lo cual no quiere decir que se vendan más unidades, y con la idea de mantener la deuda en un nivel cero, objetivos que sí han conseguido invirtiendo en aumentar la presencia en China e India para compensar las diferencias con Sudamérica y Europa.

La prueba es que el grupo es más rentable con una cuota del seis por ciento en el margen de beneficios antes de impuestos e intereses durante el primer trimestre de este año pero, al mismo tiempo, también pierde cuota de mercado a pasos agigantados en los principales mercados mundiales; sólo el pasado mes de abril, FCA tuvo el segundo peor resultado en los últimos veinte años en Italia.

Estimaciones de ventas según el plan de negocios de FCA entre 2014 y 2018 comparado con los resultados reales

Por marcas, la nueva Alfa Romeo tenía proyectados hasta ocho modelos completamente nuevos, con los preferentes Giulia, Stelvio, sustituto del Giulietta, una berlina del segmento E para competir con el BMW Serie 5 y un SUV compacto. De ellos, sólo han llegado los dos primeros en cuatro años y ya se ha anunciado el cese de producción del MiTo. Las estimaciones de Marchionne con la nueva berlina y el primer SUV de la firma deportiva para 2018 es alcanzar las 150.000 unidades llegando a 400.000 en 2020.

El caso de Fiat es flagrante y lamentable con sólo una gama funcionando, la del 500, que ha alcanzado ya los dos millones de unidades fabricadas en el tiempo que lleva a la venta. Las previsiones de los italianos eran unas ventas de 1,9 millones en todo el mundo en 2018 gracias a una marca renovada con 17 nuevos productos -incluidos tres SUV y las nuevas generaciones de Punto y Panda- que deberían de haber llegado entre 2014 y 2018. Sólo han llegado nueve, la nueva generación del Punto está en el aire y el nuevo Panda se ha retrasado.

Mientras que en Brasil se renovó la oferta con los Argo y Cronos, en Europa la oferta se dividió entre la emoción que transmite la gama 500 y la funcionalidad de los Panda, Punto y Tipo. Sólo una funciona, la gama del modelo icono de la marca, caso con el 500X a la cabeza.

El nuevo Jeep Commander contribuirá a aumentar las ventas en China

Maserati. Grandes planes para la italiana que vería la llegada de nuevos modelos como el Ghibli y Levante, además de un renovado Quattroporte dejando para los siguientes años los deportivos Alfieri más la renovación completa del GranTurismo. De seis modelos, sólo los tres primeros han hecho acto de presencia y el SUV levantó pasiones hasta el año pasado. Las estimaciones de ventas de los tres deportivos en 2018 eran de 75.000 unidades, que se han quedado en cero absoluto.

En cuanto a las americanas, Jeep es la que saca las castañas del fuego a FCA. Entre 2014 y 2018 han llegado los nuevos Compass, Commander y Wrangler, tres de los cuatro proyectados faltando un nuevo Grand Cherokee. Aunque las elevadas ventas de la tradicional marca de todo-terrenos son una realidad, la cifra a final de año se estima en 1,68 millones frente a las inicialmente previstas de 1,9 millones.

Chrysler y Dodge son las peores paradas. Ambas sólo dispones de dos modelos en oferta en lugar de los cinco previstos. Para la primera, se espera que llegue a las 190.000 unidades vendidas a finales de año; en 2014, el objetivo eran 800.000 unidades, mientras que para la segunda las previsiones son más optimistas con unas 480.000 unidades a finales de año, unas 120.000 menos del total previsto en 2014 cifrado en 600.000 unidades, un batacazo no tan grande como el de Chrysler.

Juan Felipe Muñoz apunta que RAM es la única marca en superar las ventas previstas en el plan de negocio de 2014, superando en casi 200.000 unidades las ventas iniciales llegando a las 815.000 a finales de 2018. Y es que los clientes americanos confían plenamente en la calidad de los grandes pick-up que ofrece la marca.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto