¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La falta de microchips pasa una importante factura a BMW en Estados Unidos

    La falta de microchips pasa una importante factura a BMW en Estados Unidos
    Detalle de la pantalla táctil del sistema iDrive del BMW Serie 3 TouringMotor.es
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    La crisis mundial de los microchips ataca seriamente a BMW. La división estadounidense ha reconocido que está fabricando unidades sin funcionalidad táctil en la pantalla del sistema multimedia. Un importante problema que afecta a modelos estrella en Estados Unidos.

    La crisis de los microchips no solo está causando importantes retrasos en la entrega de coches nuevos. Algunas marcas ya están dando plazos de hasta 14 meses, lo que hace pensarse muy mucho si es el momento de comprar un coche nuevo. Si bien la gran mayoría no disponen de stock de determinados microprocesadores, otras como BMW han sabido gestionar su disponibilidad cancelando determinados equipamientos en algunos de sus modelos.

    Pero esta situación tiene un límite, y en el caso de los bávaros ya ha llegado. Por ahora, lo ha hecho a los modelos destinados a Estados Unidos. Un informe de una fuente americana apunta que la marca alemana está fabricando unidades sin la funcionalidad táctil en la pantalla del sistema multimedia, afectando a modelos estrella. Concretamente, los Serie 3 Berlina, la gama Serie 4 -Coupé, Cabrio y Gran Coupé, Z4 y los X5, X6 y X7.

    Foto BMW iDrive - detalles
    El controlador iDrive permitirá navegar en el infoentretenimiento de los BMW sin pantalla táctil

    Por ahora, este problema no afecta a los modelos para Europa

    La firma alemana señala que el sistema de infoentretenimiento seguirá funcionando, al igual que las funciones de conectividad de «Apple CarPlay» y «Android Auto», a través del controlador iDrive de la consola central o bien mediante el control por voz pero no tocando la pantalla. Un importante problema que no se puede resolver con una futura actualización de software. La división estadounidense de la marca ha pedido a los concesionarios que informen a los clientes de esta situación y les conminen a firmar un documento en el que reconocen y asumen que recibirán su vehículo sin esta funcionalidad.

    Incluso, los distribuidores realizará un descuento de 500 $ en el precio del coche para compensar esta falta, una cortesía que ya se ha calificado de insuficiente si tenemos en cuenta los precios de estos modelos, especialmente el X7. «Edmunds» se ha puesto en contacto con BMW USA para corroborar la noticia, recibiendo una confirmación expresa y señalando que «Esta medida es el resultado de los problemas de la cadena de suministro en toda la industria que están afectando la fabricación automotriz en todo el mundo y causando limitaciones en la disponibilidad de algunas características u opciones».

    Una de las consecuencias para los propietarios será la importante pérdida en el valor del vehículo a la hora de entregarlo o revenderlo pasado un tiempo, al mismo tiempo que también supondrá enormes pérdidas para el fabricante, pues ya se han empezado a ver atisbos de un aumento en el precio de los coches de ocasión al otro lado del Atlántico, y especialmente en los modelos de la firma de Múnich, que buscan modelos con poco tiempo pero con una pantalla táctil plenamente funcional.

    Fuente: Edmunds