¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

BMW M4 CS 2017, un punto medio no exento de salvajismo

15

El M4 es ya de por sí uno de los mejores coupés del mundo. Sin embargo BMW parece que nunca está totalmente satisfecha con el trabajo final. Por eso ahora nos presentan una mejora del mismo, el BMW M4 CS 2017.

Misma mirada penetrante y amenazadora que un M4 normal. Salvaje y elegante

Es uno de esos coches que se deben probar para saber qué es velocidad, potencia y salvajismo. El M4 es, por decirlo de alguna manera, la joya de la corona de la gama M de BMW. Es el niño mimado de la familia, y lo demuestra una vez más con el lanzamiento oficial de una versión especial, el BMW M4 CS 2017. Presentado hoy mismo en el Salón de Shanghái.

Ya podrás ver que exteriormente no se aprecian grandes cambios con respecto a un M4 normal. Aunque no sea un M4 normal. Hay que fijarse en los detalles para saber dónde se han producido las modificaciones. En el frontal encontramos un labio inferior fijo y exclusivo para esta unidad. Y en la trasera un pequeño alerón y un difusor modificado para la ocasión con cuatro salidas de escape que recuerdan mucho a las de su hermano, el BMW M4 GTS.

Por último hay que destacar un nuevo juego de llantas creadas para la ocasión, de 19 pulgadas para el eje delantero y 20 para el trasero. Los faros también son específicos para el CS, aunque no novedosos. En los frontales nos encontramos con los ya habituales LED adaptativos de BMW, y en la parte trasera los nuevos faros OLED que en su día fueron estrenados en el GTS.

Y es que los de BMW se han fijado mucho en este para crear la versión CS (Competition Sport) del M4. Es en realidad un híbrido entre una unidad normal y el magnífico GTS. Dónde más podemos reconocer esta hermandad es en el interior, donde son los detalles los que marcan la diferencia con respecto a una unidad base.

El difusor trasero no esconde la magnitud deportiva del M4 CS 2017

La Alcántara es empleada como material predominante del interior. Se reparte por todo el habitáculo y en el salpicadero se puntea para dejar claro ante que versión del BMW M4 nos encontramos. Otro detalle lo encontramos en las puertas, donde los habituales tiradores metálicos han sido sustituidos por unos de tela, como en el GTS. Un ambiente de carreras no exento de calidad, y tecnología.

Y es que en este último apartado BMW no ha querido olvidar que el M4 CS también debe cumplir como coche de calle puro y duro. Y por ello esta versión irá equipada con la mayor parte del equipamiento opcional de la marca germana. Un dispendio de tecnología y gadgets que no lo harán más fiero, pero que sí conseguirán hacerlo más funcional y práctico para el día a día y para un uso más convencional.

Dejando atrás estos cambios, que por muy llamativos que sean, lo verdaderamente interesante de este Competition Sport es la serie de modificaciones mecánicas que ha sufrido. Primero el motor. Estamos ante el mismo BMW TwinPower Turbo de seis cilindros en línea con tres litros, pero en esta ocasión en lugar de entregar 431 caballos alcanza los 460 con 600 Nm de par máximo.

El interior mezcla materiales de competición con tecnología de vanguardia

Este ligero incremento, sumado a otras modificaciones, permiten que por primera vez un M4 de serie, dejando a un lado el GTS, baje de la psicológica barrera de los cuatro segundos en el 0 a 100 Km/h. Son 3,9 segundos exactos, y una velocidad punta limitada electrónicamente a 280 Km/h. No solo el tiempo de aceleración ha sido rebajado, sino también el crono en Nürburgring. Con 7 minutos y 38 segundos, el M4 CS entra por derecho propio en los tiempos de los superdeportivos.

En cuanto al resto de modificaciones mecánicas y dinámicas, cabe destacar una suspensión reforzada y aligerada. A esto se suma un programa de gestión de la tracción DSC que cuenta con tres modos de conducción: Confort, Sport y Sport +. En función del programa elegido se modificarán patrones de acelerador, motor, diferencial y cambio, que sigue estando asociado a una transmisión M DCT de siete velocidades.

El M4 CS empezará a rodar por las carreteras este mismo año. Eso sí, no saldrá barato. Su precio para Alemania será de 116.900 euros. Un precio superior al de una versión base pero inferior al de un M4 GTS. De cualquier manera este tuvo una tirada limitada, por lo que ya resulta inaccesible. Por contra el CS no tendrá limitación de producción, y no debe confundirse con la versión específica para el mercado español que salió el año pasado.

Este mismo año las primeras unidades empezarán a pisar las calles

Noticias relacionadas

BMW M4 CS 2017, un punto medio no exento de salvajismo
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto