¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Fotos espíaBMW pasea el X6 2015 por Nürburgring

    16

    El BMW X6 de segunda generación se encuentra poniéndose a punto a manos de los ingenieros de la Bayerische por Nürburgring, donde fue cazado por los objetivos espía. Lo que nos dejan ver los vinilos que lo ocultan, nos hace pensar que este X6 compartirá más que nunca el ADN de su hermano X5, ya que parece lucir un morro calcado al de éste.

    La Bayerische se encuentra llevando a cabo las pruebas en circuito de lapróxima generación del X6, concretamente en Nürburgring, donde los objetivos indiscretos han conseguido estas imágenes que te traemos.

    El nuevo X6 se encontraba parcialmente cubierto por los típicos vinilos que acostumbran a lucir los modelos en pruebas de BMW, pero dejaban entrever diversos detalles de la evolución estética de este exitoso crossover coupé.

    Como era de esperar, su lenguaje de diseño toma nota de su hermano más convencional y recientemente renovado, el BMW X5. Buena muestra de ello es el diseño del frontal, donde observamos unos faros que ahora se extienden hasta la doble entrada de la parrilla y le aportan al conjunto un aspecto quizá más serio que el del modelo actualmente vigente.

    A rasgos generales, las líneas maestras siguen intactas, contando como principales ingredientes de la exitosa receta con un techo de marcada pendiente hacia la trasera y una cintura ascendente que hace que el X5 se convierta en un coupé de cuatro puertas.

    En la trasera tampoco observamos grandes novedades, ya que la forma de 'cola de pato' se mantiene así como unos pilotos situados en posición sobreelevada, bajo la acostada luneta, que siguen teniendo aspecto de boomerangs aunque con una iluminación LED mucho más vistosa.

    Según se cuenta, este nuevo X6 pretende ser un coche más ligero que su predecesor gracias a la introducción de partes de acero compuesto en su estructura.

    El confort no se descuida en este modelo aun con su enfoque “deportivo”, y parece ser que las plazas traseras ganarán en espacio para las piernas. Además, las versiones más completas contantarán con suspensión neumática que regulará la altura del coche según las condiciones.

    Bajo el capó, contará con la oferta mecánica disponible en el X5, con los 35i de 330 caballos, el 50i de 450 CV y el diésel 35d con 258 caballos de potencia, además de una variante híbrida enchufable.

    BMW pasea el X6 2015 por Nürburgring