¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Europa investiga un posible cártel entre fabricantes alemanes

    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera3 min. lectura

    Las autoridades antimonopolio europeas y alemanas están investigando un posible cártel formado por varios fabricantes alemanes. Estos podrían haber trabajado conjuntamente para fijar precios y diversos aspectos técnicos.

    Según la prensa alemana, estos fabricantes podrían haber acordado fijar los precios de los sistemas de tratamiento de emisiones de dióxido de carbono.

    Instalaciones de Volkswagen en Wolfsburg.

    La sombra de la sospecha se vuelve a cernir sobre los fabricantes alemanes. Además de estar todos los grandes grupos en el punto de mira de las autoridades germanas en materia de emisiones ahora nuevos informes señalan que las autoridades antimonopolio de la Unión Europea están investigando un posible cartel formado por algunos de los principales fabricantes de ese país

    Según la prensa alemana las compañías implicadas serían Volkswagen, BMW, Audi y Porsche. Es decir, el Grupo VAG y BMW Group. Este cartel, de confirmarse, estaría operando mediante comités formados por cientos de empleados de todas las compañías mencionadas, en los que, presumiblemente, se debaten desde temas económicos hasta algunos aspectos técnicos de los propios automóviles.

    Más concretamente, las acusaciones que están investigando las distintas autoridades antimonopolio europeas señalan que estos fabricantes podrían haber acordado fijar los precios de los sistemas de tratamiento de emisiones de dióxido de carbono mediante el empleo de estos comités conjuntos.

    Sede de BMW Group.

    Por el momento se ha iniciado una investigación pero lo cierto es que en los últimos años ya ha habido antecedentes en la industria automovilística de cárteles relacionados con diversos sistemas de los vehículos, como los propios sistemas de iluminación o de refrigeración de las mecánicas. Lo que ha acarreado considerables multas y sanciones. De demostrarse estas nuevas acusaciones, los fabricantes implicados se enfrentarían a multas que podrían alcanzar hasta el 10 por ciento de su facturación global.

    La Comisión Europea y el Bundeskartellamt han recibido información sobre este asunto, que actualmente está siendo evaluada por la Comisión. Es prematuro en esta etapa especular más. Declaraciones de un ejecutivo de las autoridades europeas.

    Por otra parte, la prensa alemana ha dado detalles acerca de las actividades de estos comités de industria, que serían hasta 60 y estarían formados por unos 200 empleados de las marcas alemanas. Entre los temas que se han discutido en estos comités encontramos desde el costo de AdBlue o las propias dimensiones de los depósitos que lo contienen, acordando entre otras cuestiones emplearlos de tamaño más pequeños. Otros temas tratados por estos comités han sido el desarrollo de vehículos, frenos, mecánicas, embragues o transmisiones.

    Fuente: Automotive News