¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Cómo colocar correctamente el asiento del coche para conducir cómodo y seguro

Cómo colocar correctamente el asiento del coche para conducir cómodo y seguro
Un asiento correctamente colocado multiplica la seguridad del conductor.
David Plaza
David Plaza5 min. lectura

Conducir con una postura correcta al volante es vital para tu comodidad. En ello influyen la posición del volante y del asiento, que determinarán también la eficacia de los sistemas de seguridad pasiva en caso de accidente.

Para que tú, como conductor, prestes atención a la carretera y puedas reaccionar del modo más rápido y eficaz posible ante posibles imprevistos, es necesario que adoptes una postura adecuada al volante.

Recientemente te hablábamos de cómo colocar adecuadamente el reposacabezas, pero lo cierto es que la postura de conducción depende de varios detalles más que debes conocer y poner en práctica.

Cómo colocar el asiento del coche

Son varios los aspectos que influyen en la colocación del asiento del coche, pues este puede regularse en altura, profundidad e inclinación en muchos de los vehículos presentes en el mercado hoy en día.

Distancia a los pedales

Para regular la profundidad del asiento, debes tomar como referencia los pedales. Así pues, coloca el asiento de manera que puedas mantener completamente pisados los pedales con las piernas ligeramente flexionadas. De ese modo, puedes imprimir la fuerza necesaria sin esfuerzo, y las rodillas y muslos no interferirán en el giro del volante.

Las piernas deben quedar ligeramente flexionadas cuando pisamos los pedales hasta el ndo.

Altura del asiento

La altura del asiento debe ser la necesaria para poder ver por encima del salpicadero y el volante sin problemas, pero de manera que los muslos no rocen con la parte inferior del volante. En este sentido, también puedes regular la altura del mismo si tu coche lo permite.

Mucha gente tiende a subirse el asiento en exceso para poder ver el morro del coche, pero eso le impide ver adecuadamente más adelante, que es donde en realidad debe fijar la mirada. Por tanto, lo mejor es mantenerlo lo más abajo posible sin que interceda en la visibilidad.

Además, eso alejará tu cabeza del techo y de la parte superior de la puerta, algo muy importante en caso de accidente.

Vídeo imprescindible para adoptar una postura segura al volante.

Regulación del respaldo

Lo siguiente que vas a hacer es regular la inclinación del respaldo. Esta debe ser recta dentro de la comodidad. Es importante que no te recuestes demasiado por dos razones: en caso de impacto por detrás el reposacabezas no hará su función y sufrirás un latigazo cervical. En caso de que golpees por delante, puedes sufrir el efecto submarino con el cinturón de seguridad.

Una vez elegida la inclinación del respaldo, posa las muñecas sobre la parte superior del aro del volante. Una vez que hayas hecho eso, adelanta el asiento un punto más (unos dos dedos).

Así, en caso de estirar el cuerpo ante un choque inminente, no podrás estirar brazos ni piernas por completo y tendrás menos opción de sufrir lesiones graves en fémur y cadera, o en brazos y clavícula.

Como ves, esto te permite también medir la distancia correcta al volante. Demasiado lejos hará que te cueste girarlo. Demasiado cerca también te hará más complicada la maniobra y, además, en caso de accidente te pondrás en peligro porque tu cara o torso impactarán contra el volante.

Cómo sujetar el volante y los retrovisores

Una vez que ya estás correctamente posicionado en el asiento de tu vehículo, únicamente te queda arrancar y comenzar a circular. Pero, antes de eso, debes colocar adecuadamente los espejos retrovisores.

En este artículo te contamos cómo colocar los espejos retrovisores para eliminar los puntos ciegos. Y, en cuanto a la manera correcta de sujetar el volante, es tan sencillo como imaginar que el aro del volante es un reloj analógico y colocar las manos a las 10:10 horas.

Fuente: DGT / Fotos: Freepik