Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

24H Daytona: Cadillac consigue el doblete, Antonio García sube al podio en GTLM

La edición 2018 de las 24 Horas de Daytona confirmó el dominio de los Cadillac DPi con el doblete de Action Express liderado por Barbosa, Fittipaldi y Alburquerque.

El mejor español en meta fue Antonio García, que pudo alcanzar el podio en la categoría GTLM por detrás de los dominadores Ford de Chip Ganassi.

Dani Juncadella finalizó en la 15ª plaza, con Fernando Alonso 38º y Miguel Molina un puesto más atrás.

El Cadillac dominador de las 24 Horas de Daytona. Foto cortesía de IMSA.

No pudo ser y Fernando Alonso se quedó con las ganas de disputar los puestos de honor en unas 24 Horas de Daytona repletas de problemas mecánicos para el Ligier JS P217 #23 de United Autosports, que al menos pudo finalizar con el coche #32 en la cuarta plaza. Los Cadillac de Action Express dominaron con mano de hierro, con el #5 venciendo gracias al gran desempeño de Joao Barbosa, Christian Fittipaldi y Filipe Alburquerque.

En GTLM, sólo el Chevrolet #3 de Antonio García, Jan Magnussen y Mike Rockenfeller pudo plantar cara a los Ford GT de Chip Ganassi, con Ryan Briscoe, Richard Westbrook y Scott Dixon como ganadores finales.

Aunque Antonio García subió finalmente al podio, el resto de españoles no pudieron marcharse de Daytona con un buen resultado, finalizando el Oreca #37 de Daniel Juncadella en una 15ª plaza que supo a poco tras varios pinchazos y problemas de diversa índole. Dificultades que también asolaron al United Autosports #23 de Fernando Alonso, que sufrió problemas mecánicos hasta el final de la prueba y sólo salió a pista a seis minutos del final para ver la bandera a cuadros, aunque sí quedó clasificado. Miguel Molina, que quedó descartado para la victoria en los primeros compases de la prueba, finalizó 39º de la general.

Hora 1: Alonso mantiene la calma

La salida derivó en dos posiciones ganadas para Alonso en el coche #23 de United Autosports, quien alcanzó la undécima posición, mientras que el coche de Juncadella cayó otras dos posiciones antes de perder tres más con el paso del tiempo. El asturiano tuvo sus más y sus menos con el coche #2 de Dalziel, llegando a tocarse y marcharse a la parte trasera de la tabla, muy cerca de Bruno Senna en el otro coche del equipo.

Llegó el turno de las primeras paradas, y el bicampeón de Fórmula 1 pudo ocupar por unos instantes incluso la cuarta plaza, antes de efectuar su parada pasados los primeros 35 minutos de carrera.

El bicampeón de Fórmula 1 pudo ocupar por unos instantes incluso la cuarta plaza

La pole position que había logrado el Corvette C7.R #3 en la jornada anterior se vio amenazada por Ford, el cual lideró la categoría gracias al pilotaje de Hand en el #66. Por lo tanto, Antonio García tendría que realizar la labor de remontar para retornar a la primera plaza.

BMW comenzó marcando buenos cronos con su coche #25 conducido por Sims, erigiéndose como la alternativa a Ford y Corvette si alguno de estos dos se quedaban sin fuerzas.

Alonso probó sus primeras sensaciones en Daytona con algunos problemas en tráfico.

Miguel Molina llevó el coche #82 de Risi Competizione a lo más alto de su categoría, pero con el paso de las vueltas y con Creel al volante, el Ferrari 488 GT3 cayó sin remedio alguno hasta la zona media de la GT Daytona, a pesar de que contarían con tiempo de sobra para tratar de remediarlo y volver a liderar.

Por otro lado, Audi y Lexus se intercalaron en las primeras posiciones, reparando los contratiempos que habían encontrado en clasificación mientras intentaban perder el menor tiempo posible al ser doblados.

Hora 2: El coche de Molina sale ardiendo

"Siempre es agradable cuando adelantas coches", declaró Alonso nada más bajarse del coche, antes de realizar un vídeo en Instagram comentando sus impresiones y ceder su asiento al segundo piloto más joven del equipo, un síntoma de que esta experiencia, al igual que la Indy 500, le está sirviendo para despejar su mente tras tres temporadas para tirar a la basura de la mano de Honda en Fórmula 1.

Albuquerque, y luego Barbosa, rodaron con el coche #5 en primera posición. Foto cortesía de IMSA.

Albuquerque también abandonó su puesto tras dos horas al volante a su compatriota Barbosa, quien se encarga de prolongar el buen hacer de Cadillac en estas 24 Horas de Daytona. La segunda hora se saldó sin apenas cambios relevantes en cada una de las categorías, más allá del coche #82, que cogió fuego y provocó que tuviera que mantenerse en el pit-lane de forma indefinida, mientras que las vueltas continuaban sucediéndose para el resto de pilotos.

Hora 3: Cadillac sigue al mando tras la primera bandera amarilla

La primera bandera amarilla de la carrera apareció en la tercera hora: un trompo que atañó a los coches #20 y #38 provocó que el de Performance Tech Motorsports, pilotado por James French, se viera afectado por complicaciones en la zona del óvalo, lo que hizo que Hanson ganase una posición con relativa facilidad.

Por ende, el pitlane quedó cerrado hasta que todos los coches se reagruparon bajo dichas condiciones, y fue entonces cuando el baile de paradas comenzó de nuevo. Toda esta acción ocupó más de la mitad de la tercera hora, y un pinchazo del Nissan #22 con Derani en su interior sirvió para concluir esta sección de la carrera.

Hora 4: El coche de Alonso permanece en el 'Top ten'

El Corvette de Antonio García se mantuvo por detrás de los Ford y los Porsche, rondando la quinta posición de su categoría la mayor parte del tiempo una vez Rockenfeller sustituyó al madrileño, quien confió en recuperar el terreno perdido a pesar de que "no pudimos hacerlo en los dos primeros stints". Por su parte, Rosenqvist mantuvo al coche de Juncadella en la zona media de los prototipos, posiciones similares a las que habían ocupado hasta el momento.

Pagenaud se vio afectado por un toque con el Cadillac #31. Foto cortesía de IMSA

Las paradas de aquellos que no habían entrado para sacar partido de la bandera amarilla se sucedieron, al tiempo que el coche #31 recibió un drive through cuando Middleton provocó que Pagenaud, compañero de Montoya en el coche #6, trompease y se viera detenido en medio de la pista. El coche #20 recibió otra penalización idéntica por no adaptarse al límite de velocidad requerido en la zona de detención.

La caída de varios DPi, con pinchazos de los dos Mazda #55 y #77, entre otros, facilitó que Hanson ascendiera y llegase a ocupar la primera posición justo antes de ceder el coche #23 de United Autosports a Lando Norris, después de dos horas a bordo del Ligier.

Hora 5: Pinchazo de Cadillac, llega la lluvia

El británico Lando Norris de tan sólo 18 años mostró un ritmo constante desde que se subió al Ligier LMP2 del equipo de Zak Brown, a pesar de que la vuelta más rápida con dicho coche continuase perteneciendo a Alonso, concretamente en la vuelta 51 de las más de 170 que habían completado hasta entonces. Norris realizó una parada, mientras Lance Stroll se subía al Oreca LMP2 que comparte con Juncadella, demostrando que el barcelonés deberá esperar al último turno para subirse al coche #37.

El Ford GT #66 ha dominado la categoría GTLM durante el primer cuarto de carrera. Foto cortesía de IMSA.

El momento más destacado de último tramo de esta quinta hora de competición lo protagonizó Jordan Taylor en el coche #10 de Konica Minolta debido a un pinchazo cuando ocupaba la segunda posición. Malas noticias para Cadillac que había dominado sin ninguna complicación aparente hasta entonces. Justo después, la lluvia hacía acto de presencia en el trazado cuando Norris se destacaba como el mejor LMP2 en la quinta plaza.

Hora 6: Brillante relevo de Norris con pista mojada

La sexta hora de carrera comenzaba con un auténtico diluvio sobre Daytona. Entrar a boxes a poner gomas de lluvia se convertía en necesidad, aunque Lando Norris tomaba algunos riesgos que casi le cuestan un disgusto. Mal menor visto el ritmo posterior del protegido de McLaren con pista mojada. De hecho, el LMP2 de United Autosports era el único, en manos de Norris, en rodar en 1:49 antes de la segunda secuencia de paradas, esta vez para volver a los slicks.

Norris: "Me lo he pasado muy bien, he venido a divertirme"

El excelente relevo de Norris se veía eclipsado por la pronta parada del Cadillac #10. Jordan Taylor era el más rápido a la hora de leer la evolución de la pista y adelantaba su parada para poner slicks, lo que a la postre le ha devuelto al grupo de cabeza tras su pinchazo. Los Cadillac #31 y #5, junto al Acura #7 también sacaban réditos de las paradas para colocarse en cabeza. Norris ya con ruedas de seco, perdía parta de su efervescencia. Por su parte, en GTLM la lluvia ha permitido a Ford tener el 1-2 de la categoría.

Hora 7: Cadillac vs. Acura en la noche de Florida

Una vez estabilizada la carrera tras la lluvia y el regreso de los neumáticos slicks, los DPi han vuelto a tomar el mando. De hecho, Albuquerque a los mandos del Cadillac #5 y Castroneves con el Acura #7 han protagonizado una interesante batalla por el liderato que ha caído del lado del piloto de la firma americana. Sin embargo, no todos los DPi han surcado esta fase de la carrera con el mismo éxito, toda vez que Olivier Pla ha tenido un trompo con el #2 y el propio Acura #7 ha pasado por boxes sin morro.

En clave española, Dani Juncadella se ha subido por primera vez en el Oreca #37, algo que no le ha impedido tener un buen ritmo. Sin embargo, el LMP2 del piloto barcelonés no ha podido recuperar la vuelta perdida respecto al líder. Por su parte, Hanson ha vuelto al Ligier #23 tras el gran papel de Norris para luchar dentro del ‘top 5’, mientras que Miguel Molina se ha subido al Ferrari #82

Hora 8: Pinchazo del LMP2 de Alonso

Las buenas noticias sin embargo terminaban ahí para los españoles, ya que durante la séptima hora y con Hanson al volante, el Ligier #23 de Alonso tenía un pinchazo en la rueda trasera derecha. Fruto de este problema que llegaba justo después de perder vuelta con el líder, Alonso se subía al coche antes de lo previsto. Sin embargo, el tiempo perdido por el pinchazo y el obligado cambio de la cubierta motor provocaban que el LMP2 del asturiano volviera a pista fuera del 'top 10', con tres vueltas perdidas y con notables daños.

En cabeza de carrera, el desfase entre las paradas del Cadillac #5 y del Acura #7 provocaba una alternancia de lideratos entre ambos. Por su parte, Juan Pablo Montoya conseguía colocar el otro Acura dentro del 'top 5', movimiento clave ya que sólo los primeros DPi conseguían rodar dentro de la misma vuelta en este punto de la carrera. Por detrás, Dani Juncadella se asentaba en la séptima plaza, mientras que en la clase GTLM, Ford afianzaba su posición de 1-2. Antonio García, de nuevo en el Corvette C7.R #3, se colocaba cuarto de su categoría.

Filipe Albuquerque ha firmado un gran relevo nocturno. Foto cortesía de IMSA.

Hora 9: Filipe Alburquerque marca diferencias

Bien entrada ya la noche, la carrera se convertía en más selectiva. Un nuevo pinchazo del Cadillac #10 llevaba al DPi de Konica Minolta al paddock, toda vez que el prototipo sufría daños en el radiador. Casi en paralelo, el Cadillac de Spirit of Daytona también tenía que detenerse con problemas de motor, lo que unido al gran stint de Filipe Albuquerque en el Cadillac #5 provocaba que sólo cuatro DPi quedaran en la vuelta del líder. Con un buen ritmo de carrera, dos de ellos son los Acura, en manos de Ricky Taylor y Juan Pablo Montoya.

Por detrás, el Nissan #2 y el Oreca #37 pilotado por Dani Juncadella no conseguían recuperar la vuelta perdida, aunque eso no ha restado un ápice de brillantez al relevo completado por el piloto barcelonés, que justo daba el testigo a Robin Frijns al acabarse la novena hora de carrera. Por su parte, Fernando Alonso, con algún susto con los doblados, ha conseguido escalar hasta la novena posición, aunque se mantiene a tres vueltas del líder.

Hora 10: Pinchazos, caza de brujas y segunda 'caution'

Los pinchazos se convertían durante la noche en una constante. El Cadillac #31 con Felipe Nasr era la enésima víctima, siempre con la goma posterior derecha con damnificada. Poco después, Alex Brundle también tenía que pasar por boxes con el Oreca #78, el LMP2 hermano del coche de Dani Juncadella. Con todo, el mayor vuelco se producía con el accidente del Ligier #52 de Mathiasen Motorsport, toda vez que provocaba la segunda ‘caution’ de la carrera y desencadenaba un torbellino de paradas en boxes.

Las paradas en boxes permitían que los dos Acura DPi se pusieran al frente de la carrera, por delante del Cadillac #5. Aprovechando los problemas del Nissan #2, Robin Frijns se ha situado quinto con el Oreca #37 que comparte con Juncadella, mientras que Fernando Alonso ha llegado a situarse octavo. En la clase GTLM el dominio de Ford no ha cesado, aunque Antonio García ha cuajado un buen relevo antes de dar el testigo a Mike Rockenfeller, mientras que en GTD el Audi #29 ha recibido un Stop&Go de cinco minutos por ocultar su verdadero rendimiento a la hora de diseñar el ‘Balance of Performance’.

Hora 11: Los frenos hunden las opciones de Alonso

Poco después del relanzamiento de la carrera, en la undécima hora de la prueba, Fernando Alonso tuvo que dirigirse a sus boxes a una velocidad relativamente reducida. El piloto español se había saltado la zona del infield y sufría un problema en los frenos, que el equipo identificó como un fallo en el cilindro maestro del disco. United Autosports tuvo que afanarse en una reparación que llevó casi 40 minutos, hasta que Lando Norris pudo reemprender la marcha, habiendo perdido su coche 24 vueltas más por el camino. Con ello, el #23 vuelve a la carga en 23ª posición, a 25 vueltas de los líderes.

En cabeza, las cosas se animaron notablemente en la pelea por la segunda posición, con la que se hizo el Cadillac de Felipe Nasr tras un espectacular doble adelantamiento en la chicane a Joao Barbosa y Simon Pagenaud. Barbosa, no obstante, se hizo con el liderato de la prueba en la parada, toda vez que Ricky Taylor se bajó del Acura #7 para ceder su posición a Graham Rahal, quien salió por delante de Nasr hasta que el brasileño completó otra maniobra al límite, esta vez en el infield, llegando a irse por la hierba para adelantar. En quinto lugar, se mantiene el Oreca #37 de Daniel Juncadella, pese a que Robin Frijns tuvo que cumplir un Stop & Go de un minuto por pasar por encima de una manguera en boxes. El panorama no cambió en GTs, con los Ford Ganassi #66 y #67 comandando la prueba con una vuelta de ventaja sobre el Corvette de Antonio García, y con el Acura NSX como lider de GTD tras el stint de Katherine Legge, con otros cuatro coches en su misma vuelta.

Hora 12: Graham Rahal pierde el liderato en un trompo

Tras la intensa actividad de las dos horas anteriores, la duodécima hora de carrera que llevó al ecuador de la prueba transcurrió de forma más tranquila, aunque los prototipos siguieron atrayendo los focos cuando Joao Barbosa, Graham Rahal y Felipe Nasr se enfrascaron en un breve duelo a tres por el liderato. Solo Rahal siguió en su coche tras el pertinente pit stop, y el estadounidense gozaba de una ventaja cercana a los 10 segundos con su compañero Simon Pagenaud, Christian Fittipaldi y Mike Conway cuando, alrededor de las 08:30, sufrió un trompo en solitario en la curva 1 que le relegó a la cuarta posición.

Con ello, Pagenaud pasó a ser el nuevo líder, con un margen de 3 segundos sobre el Cadillac de Fittipaldi. Con el Nissan #22 a dos vueltas y el Oreca #37 de Dani Juncadella en sexto lugar, ellos parecen los grandes protagonistas. Mucho más atrás, Lando Norris copó la hora al volante del #23 de United Autosport, rodando en 22ª posición al llegar el ecuador de la prueba. Ganassi mantuvo su statu quo dominador en GTLM, separados por unos pocos segundos, mientras que el Acura #86 y el Lamborghini #11 se alternan en el liderato de GTD según van ejecutando paradas en boxes.

Hora 13: El regreso de los pinchazos y los incidentes

La actividad en la pelea por la victoria entró en un periodo de tregua durante la 13ª hora. No obstante, el protagonismo pasó a estar copado por el #31 de Action Express, pilotado por Mike Conway, quien imprimió un ritmo muy veloz durante un breve stint que le permitió acumular una ventaja de más de 20 segundos sobre Dane Cameron, su más inmediato perseguidor, con Christian Fittipaldi y Graham Rahal a más de medio minuto. Los prototipos, sin embargo, no se libraron de la acción: Ho-Pin Tung perdió el alerón trasero al salirse de pista en el Bus Stop con el Cadillac #78, el Oreca #85 de Austin Cindric fue trompeado por un GT en mitad de la curva 1, y un Mazda volvió a sufrir un pinchazo, en esta ocasión el #55 de Harry Tincknell.

La situación de los pilotos españoles se mantuvo estable, con Felix Rosenqvist rodando entre la quinta y la séptima posición, dependiendo de las paradas, en el coche de Daniel Juncadella, y con Lando Norris tratando de salvaguardar una posición más elevada desde el 22º lugar. Por su parte, Jan Magnussen se mantuvo en tercer lugar de la clase GTLM a una vuelta de los Ford, que rodaban separados por pocos segundos, con la esperanza de que cualquier problema le permita a él y Antonio García pelear por la victoria. El liderato de GTD, al término de la 13ª hora, estaba ocupado por el Lamborghini #48 de Madison Snow, aunque el Acura #86, el Lamborghini #11 y el Ferrari #64 se mantenían en su misma vuelta. El Ferrari de Miguel Molina, a 30 vueltas de los líderes de la categoría, seguía en carrera.

Hora 14: Penske pierde una bala y da esperanzas a Juncadella

La carrera mantuvo un desarrollo relativamente monótono durante la 14ª hora, sin relevantes cambios de posición más allá de aquellos propiciados por cambios de piloto, pero en esta ocasión, han sido los prototipos de cabeza los que han sufrido las inclemencias mecánicas. Al principio de la hora, el Nissan #22 de Tequila Patrón, pilotado por Pipo Derani y que peleaba con el Oreca #37 de Daniel Juncadella por la cuarta posición, entró en boxes envuelto en una densa nubareda proveniente del motor. Fue la tercera retirada de la carrera tras la de su coche gemelo, el #2, y la del Cadillac #90.

La pelea por la victoria, además, perdió un efectivo con el Acura #6 de Penske. Problemas en la batería obligaron a Dane Cameron a permanecer en los pits durante toda una vuelta, pero la solución no fue definitiva, y su equipo tuvo que introducir el coche en el garaje para reemplazar el alternador, perdiendo con ello toda opción en esta carrera. Con los cambios de piloto, Eric Curran lideraba la carrera en el Cadillac #31, seguido de Felipe Albuquerque a 5 segundos en el Cadillac #5, y de Hélio Castroneves a 10 segundos en el Acura #7. A dos vueltas, el #37, a la espera de un problema adicional que permita a sus componentes, entre ellos Juncadella, subir al podio. Lando Norris, por su parte, cedió su asiento a Phil Hanson tras un fantástico stint.

Hora 15: Pinchazo de Lance Stroll; duelo de dos en cabeza

Bien entrada la noche en Daytona, los principales inconvenientes de la decimoquinta hora volvieron a darse en los coches que pelean por los puestos de honor en los prototipos. El #31 de Action Express lideraba la carrera con Eric Curran al volante, pero la luz de frenado del coche empezó a fallar, y el equipo tuvo que cambiar toda la sección trasera del coche, incluído el alerón trasero, para solventarlo. Curran logró mantenerse por poco en la vuelta del líder, pero su desventaja con la cabeza era ya de minuto y medio. La carrera pasó a ser un duelo directo entre el Cadillac #5 y el Acura #7, un Action Express vs Penske en el que, de momento, Filipe Albuquerque tiene la mano ganadora con 18 segundos de ventaja respecto a Hélio Castroneves.

No obstante, las opciones de podio para Daniel Juncadella parecen haberse disipado durante esta hora. Tras coger el relevo, Lance Stroll perdió la cuarta posición con el Ligier #32 pilotado por Bruno Senna, pero se mantuvo a una distancia cercana. Minutos después, el canadiense sufrió un pinchazo y empleó más de tres minutos en regresar a su box, perdiendo una vuelta por el camino. Allí, Juncadella se subió al coche, pero el piloto español tuvo que regresar a los boxes por un aparente problema mecánico que le mantuvo varias vueltas detenido. En GTs, Antonio García regresó al volante del Corvette #3, aunque ya a dos vueltas de los Ford, que dominan a placer con Sébastien Bourdais y Scott Dixon. Alrededor de las 11:45, se decretó el tercer Full Course Yellow de la prueba, debido al Porsche #73 de Jörg Bergmeister, que presentaba daños de consideración.

Antonio García comenzó el relevo con serio enfado con sus mecánicos. Foto cortesía de IMSA

Hora 16: Alonso hace su tercer relevo; García, 'on fire'

En United Autosports aprovecharon el 'FCY' para mandar a Fernando Alonso en pista para hacer su tercer stint. Con el Acura #6 de Dameron y, posteriormente, de Juan Pablo Montoya por delante (años después, volvieron a coincidir el español y el colombiano), el objetivo fue intentar ganar alguna vuelta con el líder, algo muy complicado visto el ritmo que llevaba el DPi de su rival.

Dani Juncadella volvió a pista, por fin, pero con 18 vueltas de retraso con respecto al líder. Los vitales minutos perdidos por los problemas mecánicos derivados del pinchazo de Stroll le mandaron muy atrás, a la 11ª plaza pero con 19 vueltas perdidas con el líder de la prueba, un Joao Barbosa que se vio beneficiado por los problemas del Acura de Helio Castroneves.

Como informó el equipo Penske, el brasileño Castroneves sufrió un toque con el Cadillac #31 pilotado por Felipe Nasr, lo que le provocó unos daños que le mandó directo a boxes para intentar arreglarlo. A estas alturas de la carrera, con ocho horas por delante, perdió buena parte de su ventaja, ya que era el único que aguantaba en la misma vuelta del líder.

El ritmo de los Ford, con el #67 con Westbrook y el #66 de Bourdais turnándose al frente del liderato, hizo imposible que Antonio García, pese al gran ritmo que mantuvo con el Corvette en esta hora, acercarse algo, si bien aguantó con solvencia la tercera posición.

Alonso tuvo un trompo al adelantar a un GT, pero sin mayores consecuencias. Foto cortesía de IMSA

Hora 17: trompo de Alonso

Con la progresiva luz entrando de nuevo por el horizonte, la carrera se mantuvo razonablemente estable. El ritmo del Cadillac #5 fue lo suficientemente amplio como para mantenerse al frente de la clasificación sin mayores dificultades, y con un Joao Barbosa realizando un relevo muy regular. A más de una vuelta, el otro Cadillac, el #31, en el que Mike Conway tomó el relevo de un Felipe Nasr que después de esta carrera tendrá motivos para enfrentarse a sus críticos.

En cuanto a los españoles, Dani Juncadella se mantiene como el mejor, volviendo al 'top 10' no sólo por su buen stint, sino también por la salida de pista de Van der Zande, con el Cadillac #10, que acabó yéndose por el aparcamiento para intentar volver aunque perdiese mucho tiempo. Fernando Alonso mantuvo la 18ª posición, pese a un serio susto, cuando trompeó al adelantar a un GT, y que hizo que el español se quejase amargamente.

García continuó su caza hacia los Ford en GTLM, sin cambios, mientras que Molina dejó su coche a uno de sus cuatro compañeros, el mexicano Ricardo Pérez de Lara.

La pelea de los Cadillac por el liderato se apretó mucho. Foto cortesía de IMSA

Hora 18: se aprieta todo por la cuarta 'caution'

La carrera se agrupó cuando restaban poco más de 6 horas y media, por un incidente entre una de las dos mujeres de la carrera, Katherine Legge, tuvo un serio susto al intentar evitar un choque con Kyle Masson, del Oreca #38. La piloto británica del Acura NSX de GT se llevó por delante varias pancartas publicitarias y evitó el choque contra el muro por muy poco. No obstante, los trozos en pista obligaron a una cuarta 'full course yellow' en pista, lo que agrupó a todos.

Ese momento fue aprovechado por el líder, Christian Fittipaldi, para meter su Cadillac #5 a boxes y rellenar líquido refrigerante, ya que lo habían perdido por la noche y se temían que el subidón de temperatura les dejase fuera de carrera. La ventaja se redujo lo suficiente como para que Mike Conway le apretó las tuercas con la reanudación.

Fue uno de los incidentes serios de esta parte de la carrera, que comenzó con el Mazda #55 de Jonathan Bomarito ardiendo. Un serio varapalo para uno de los DPi más competitivos, y que demostró que el subidón de temperatura con el sol ya en pista podía dar problemas a los pilotos en el último tercio de la carrera.

Un pinchazo hace perder todas las opciones de podio a Juncadella

En cuanto a los españoles, Dani Juncadella entró en boxes, como todos, en el momento de 'caution', pero un pinchazo le obligó a quedarse unos cuantos minutos en el garaje, con lo que se despidió de los puestos de arriba. Fernando Alonso dejó su asiento a Lando Norris, que también tuvo un susto tras la 'caution' y se metió en boxes. El Ligier #23 se mantiene en el 'top 20', mientras que los GTLM se juntaron hasta el punto de que Mueller, Briscoe y Rockenfeller (con el Corvette de Antonio García) se quedaron en menos de un segundo.

El Corvette #3 de García, Magnussen y Rockenfeller mantiene las opciones de podio en GTLM. Foto: IMSA

Hora 19: cae el United Autosport #32

Las circunstancias de carrera habían propiciado que el Ligier #32 del United Autosport, el teórico coche lento del equipo, llegase a esta recta final de la carrera en condiciones de podio. Sin embargo, la mecánica les privó de tal éxito. Will Owen se quedó tirado en boxes, por un problema en el embrague, que le dejó un buen rato hasta que lo pudieron arrancar. Eso propició no sólo que el Ligier se hundiese y dejase al Oreca con Romain Dumas en esa posición, sino que además los Cadillac se escapasen como antes.

Por detrás, los coches de Dani Juncadella (con Robin Frijns al volante) y Fernando Alonso (con Lando Norris) aguantaron en el 'top 20', si bien mucho más lejos de las posiciones que llegaron a ir momentos antes en esta carrera. Para los españoles, la mejor opción de podio se mantuvo en el Corvette #3 de Antonio García, que con el relevo de Mike Rockenfeller perdió un poco con el dúo de Ford, pero no lo suficiente como para caerse del tercer puesto.

Hora 20: el Chevrolet de Antonio García sigue con opciones

El comienzo de la vigésima hora siguió la tónica de la anterior, con Christian Fittipaldi manteniendo la situación bajo control en el Cadillac #5 que lideraba la carrera con un ámplio margen de tres vueltas sobre su homónimo #31 pilotado por Eric Curran. Tras los problemas de embrague del United Autosports #32, Romain Dumas controlaba con su Oreca LMP2 a su máximo oponente por el último escalón del podio: Ho-Pin Tung en el prototipo #78 de Jackie Chan DC Racing.

Jan Magnussen y Mike Rockenfeller mantuvieron vivas las esperanzas de Chevrolet en la vigésima hora de carrera. Foto: IMSA.

Pero lo que no estaba ni mucho menos decidido era la victoria en GTLM, con los Ford #66 y #67 liderando seguidos de cerca por el Chevrolet #3 de Jan Magnussen, que tras la parada en boxes rodaba con cerca de 16 segundos de desventaja sobre Mueller y Briscoe. Pero ambos Ford mostraban más ritmo que el danés, compañero de Antonio García, por lo que la ventaja creció hasta los 23 segundos en el momento de afrontar la siguiente parada en boxes para ceder el coche a Mike Rockenfeller, algo que en cualquier caso no les permitía relajarse todavía a ambos líderes. Tras parar los Ford en boxes para que tomaran el mando Sebastien Bourdais y Scott Dixon, la ventaja se mantuvo en esa franja inferior a los 25 segundos con respecto al Chevrolet.

En GTD, Frank Perera cimentaba cada vez más su liderato con el Lamborghini Huracan #11, aunque de igual modo debía rodar al máximo, pues tenía a tres rivales en su misma vuelta y a menos de 30 segundos.

Mientras, los coches de Fernando Alonso, Dani Juncadella y Miguel Molina seguían rodando con el único objetivo de terminar la carrera, pues las vueltas perdidas como consecuencia de los pinchazos y las averías eran ya imposibles de recuperar.

Hora 21: Barbosa mantiene el control para Cadillac, Chevrolet aguanta

Pocas novedades se produjeron en los siguientes minutos, con el Cadillac #5 de Action Express pilotado por Joao Barbosa manteniendo el liderato con tres giros de margen sobre su compañero de equipo Felipe Nasr en el #31. Duval mantuvo su posición de podio, pero Habsburg-Lothringen y Paul di Resta mantenían un interesante duelo por la cuarta plaza, alternando posiciones en función de las paradas en boxes.

En GTLM, Mike Rockenfeller se veía incapaz de contener el ritmo de los Ford GT, llegando a ceder hasta 37 segundos antes de ceder su puesto a Jan Magnussen de nuevo. Ambos se alternaron en el pilotaje del C7.R a la espera de que Antonio García completara las últimas horas de carrera, en las que esperaban mantener sus opciones de triunfo con ayuda de alguna bandera amarilla.

En GTD, la lucha seguía en todo lo alto, con Frank Perera manteniendo el Lamborghini #11 en cabeza, pero seguido a menos de 25 segundos por Stolz, Allmendinger y Sellers. En cuanto a los españoles restantes en carrera, Rosenqvist rodaba en el Oreca de Juncadella a 34 vueltas de la cabeza en 18ª posición, con Hanson en el Ligier de Fernando Alonso dos vueltas por detrás, 19º. Griffin mantenía al Ferrari de Miguel Molina en la 39ª plaza a 36 giros del líder.

Hora 22: calma tensa ante la previsión de lluvia

Tal y como manejaban las previsiones meteorológicas, las primeras gotas de lluvia comenzaron a aparecer en las cámaras, aunque de un modo muy tímido y casi sin incidencia en los tiempos por vuelta, a diferencia de lo que pudimos presenciar durante la noche.

En cualquier caso, las tres categorías permanecieron estables en sus posiciones, con Filipe Alburquerque tomando el relevo de Barbosa en el Cadillac líder, seguido por Nasr, Duval y Senna a tres, tres y seis vueltas respectivamente. Fernando Alonso recogió el testigo en el Ligier #23, pero poco después encontró nuevamente problemas de frenos, debiendo visitar de manera indefinida el garaje de United Autosports, tal y como ocurriera durante la noche.

Los Ford GT continuaron con su ritmo constante, dejando a Jan Magnussen a más de un minuto en los instantes finales de esta 22ª hora, con Richard Westbrook y Joey Hand al mando de ambos vehículos de la firma de Detroit. Éste sería el último relevo del danés de Chevrolet antes de dejarle el coche #3 a Antonio García para completar las dos últimas horas de carrera.

En GTD, Mirko Bortolotti recogió el testigo en el Lamborghini #11, manteniendo unos escasos 16 segundos sobre Jerome Bleekemolen con el Mercedes #33 y algo más de 20 sobre el Acura NSX #86 de Allmendinger.

Hora 23: los Ford se escapan, pero la lluvia amenaza seriamente la carrera

Las dos categorías principales parecían casi decididas, pues el Cadillac #5 con Filipe Alburquerque a los mandos no fallaba y, aunque rodaba incluso en tiempos de los GTLM, su ventaja de tres vueltas le permitía ese lujo y evitaba cualquier incidente sobre la pista. Por detrás, Mike Conway aprovechaba para desdoblarse, pero sin apenas esperanzas de conseguir opciones de victoria sin ayuda de una lluvia que comenzaba a amenazar seriamente con un cielo cada vez más negro.

Mientras, los Ford GT conseguían finalmente ganar una vuelta de ventaja sobre el Chevrolet #3, ya pilotado por Antonio García, que no podía evitar minimizar el dominio de los coches gestionados por Chip Ganassi. En lo que respecta a los GTD, la tónica de las últimas horas se mantenía intacta, con Bortolotti, Parente y Caldarelli disputándose las posiciones de podio rodando en menos de 40 segundos entre ellos.

El Oreca #37 de Dani Juncadella continuaba su camino hacia la línea de meta en manos de Lance Stroll, que ascendió hasta la 15ª plaza, mientras Miguel Molina volvía a los mandos de su Ferrari #82, aunque en la 39ª plaza. Quien corría riesgo de no ver la bandera a cuadros era el Ligier #23 de Fernando Alonso, que tras volver a pista 16 vueltas más tarde en manos de Lando Norris, no duró mucho para verse obligado a volver al garaje con más problemas mecánicos.

Hora 24: La lluvia no llega, Cadillac triunfa en Daytona

A pesar de los continuos amagos, las nubes presentes sobre el circuito de Daytona no descargaron finalmente, propiciando que la última hora de carrera careciera de cambios destacables en las tres categorías.

En prototipos, Filipe Alburquerque dejó que Middleton se desdoblara de nuevo, gestionando su vuelta de ventaja a la perfección para cruzar la meta como vencedor junto a sus compañeros Fittipaldi y Barbosa en el Cadillac #5. El primer LMP2 en carrera terminó subiendo al podio, recayendo tal honor en el #54 de CORE Autosport, tres vueltas por delante del United Autosports #32 de Owen, Senna, Di Resta y De Sadeleer.

Excepcional rendimiento una vez más de Antonio García con el Chevrolet. Foto: IMSA.

En GTLM, los Ford siguieron poniendo tierra de por medio con Antonio García, ganándole la partida Ryan Briscoe a Joey Hand por escasos segundos para alzarse con el triunfo en su categoría y dejando al Chevrolet #3 del español tercero en el podio de la categoría.

Victoria que en GTD no se decidió hasta el final, con Mirko Bortolotti a los mandos de su Lamborghini #11 conteniendo los ataques de un Jerome Bleekemolen muy incisivo con el Mercedes #33, pero que tuvo que entrar en boxes para repostar a sólo 11 minutos del final de la prueba, dejando por tanto la segunda plaza en manos de Álvaro Parente y su Acura NSX #86.

Resultado de la 56ª edición de las 24 Horas de Daytona

Fotos: IMSA | Ferrari | United Autosports | McLaren

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto