¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Dakar 2016: Gerard de Rooy, una victoria de constancia

    Fernando Sancho
    Fernando Sancho

    Gerard de Rooy ha ganado su segundo Dakar en la categoría de camiones a los mandos de su Iveco. La apuesta total realizada por el holandés y que llevó a Ales Loprais a su equipo ha tenido un resultado positivo.

    Gerard de Rooy tiene el trabajo por bandera. El piloto holandés no le gustan los objetivos fáciles y prueba de ello es que tardó ocho años en ganar su primer Dakar. Fue en 2012, en su segundo año con el Iveco Powerstar Torpedo 4x4. Una justa recompensa al esfuerzo realizado durante años a los mandos de los DAF FAV 85CF y Finaf X2222, dos vehículos que le entregaron numerosas victorias de etapa, pero que a su vez no estaban a la altura de los todopoderosos Kamaz. Tuvo que viajar a Sudamérica y dejarse el alma para sumar ese ansiado 'Touareg'.

    A pesar del triunfo en 2012, forjado en cinco victorias de etapa, Gerard de Rooy ha peleado siempre a la contra y la cruda realidad le volvió a colocar por detrás de los Kamaz en 2013 y 2014. A pesar de sumar 6 victorias de etapa en 2013 en el que fue su Dakar más completo, no pudo pasar de la cuarta posición. Un año después fue segundo, mientras que en 2015 las cosas no le fueron nada bien y tras sufrir varios problemas no pudo pasar de la novena posición. Un toque en el orgullo de Gerard de Rooy.

    Por ello, De Rooy lanzó su apuesta más ambiciosa para este Dakar 2016. El piloto holandés alineó cinco camiones en su equipo 'Petronas Team De Rooy Iveco' contando al volante de cuatro de ellos con Federico Villagra, Pep Vila, Ton Van Genugten y Ales Loprais, rival tradicional de De Rooy, que pilotaba la quinta unidad del nuevo Iveco Powerstar Torpedo, testeado para la ocasión en Marruecos. En total 52 personas componían el equipo formado por Gerard de Rooy para asaltar el Dakar en una edición en la que Kamaz llegaba a la contra y con claros síntomas de debilidad.

    Una victoria que tiene un sabor español y también sabor de homenaje. Gerard de Rooy se vio sacudido en el Rally de Marruecos por la tragedia ya que en esta prueba perdió la vida Jurgen Damen, el habitual copiloto del holandés. Una circunstancia que lejos de desanimar a De Rooy le motivó para conseguir la victoria en este Dakar. Para ello contó con el español Moi Torrallardona en la labor de navegación, mientras que el equipo quedó completado por el mecánico Darek Rodewald. Una formación de altos vuelos que tenían un objetivo, rendin tributo a Jurgen Damen.

    Y la misión se llevó a buen puerto. Gerard de Rooy ha ganado tres etapas para conseguir su segundo Dakar, aunque la base de su victoria en este Dakar 2016 ha sido la regularidad. El holandés ha evitado los problemas en cualquier etapa y mientras los Kamaz sufrían en diversas circunstancias, el Iveco Powerstar Torpedo #501 los surcaba sin problemas. La regularidad ha sido la bandera de Gerard de Rooy, que no se ha bajado de las ocho primeras posiciones en ninguna de las etapas y ha dado un golpe moral a sus rivales en las dunas. Victoria de constancia.