Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Confirmado: el Dodge Demon #3.300 no es el último fabricado

Hace unas semanas fue puesto la venta en Australia el supuesto “último” Dodge SRT Demon . Este contaba con la placa que lo identificada como el ejemplar #3.300 de la serie y por tanto, el último fabricado, a pesar de que la marca subastó en su momento otro ejemplar distinto como el último de la serie.

El célebre Dodge Demon #3.300 australiano.

Hace unos días aparecía en Australia un ejemplar de color blanco del Dodge Challenger SRT Demon. A pesar de que su localización y su configuración de color eran bastante destacables, lo cierto es que no era lo más llamativo de esta unidad, pues su vendedor lo anunciaba como el último ejemplar fabricado del Demon.

La placa identificativa numerada del modelo revelaba que esta se trataba de la unidad número 3.300, por lo que teniendo en cuenta que la producción había sido limitada a 3.300 unidades, en teoría estábamos ante la última unidad fabricada del Dodge SRT Demon. Sin embargo, la última unidad fabricada del modelo es bien conocida, pues fue subastada junto al último ejemplar fabricado del Dodge Viper y no se trata de la unidad puesta a la venta en Australia.

¿Como era posible que el ejemplar australiano fuera el último Demon fabricado si este en teoría era otro que había sido presentado oficialmente y subastado?.

El célebre Dodge Demon #3.300, pero no el último.

En su momento y a falta de tener más datos os dimos un par de explicaciones muy plausibles, aunque la solución nos ha llegado desde la propia compañía, que para aclarar la situación ha revelado que la producción real no fue finalmente de 3.300 unidades - tal y como declaró oficialmente en todo momento - sino de 3.314.

Por lo que el ejemplar que cuenta con la placa 3.300 no solo no es el último, sino que ni siquiera es uno de los 10 últimos ejemplares fabricados. Ante esta nueva información, el vendedor simplemente ha eliminado del anuncio cualquier referencia a que este se trata del último ejemplar fabricado, aunque curiosamente ha seguido manteniendo el estratosférico precio que puso en un principio: 450.000 dólares australianos, que suponen 326.140 dólares estadounidenses o 285.600 euros.

El vendedor, el concesionario SCD American Vehicles, cuenta con otro ejemplar del Demon, también a estrenar como este pero con un precio notablemente inferior, el equivalente a 235.000 dólares estadounidenses, lo que suponen unos 90.000 $ menos que el célebre ejemplar #3.300. Aún así, ambos precios son considerablemente más altos que los 85.000 $ que costaba de serie el Demon en el mercado estadounidense.

Fotos: Carsales

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto