¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Dodge promete reinventar los muscle cars con motores eléctricos

    Dodge promete reinventar los muscle cars con motores eléctricos
    Dodge Challenger Super Stock y Dodge Charger Hellcat Redeye WidebodyDodge
    José D. Pascual
    José D. Pascual3 min. lectura

    La llegada de las mecánicas electrificadas a la gama Dodge no va a suponer la desaparición de sus célebres muscle cars, al contrario, los ejecutivos de la compañía ya han confirmado que planean reinventar el segmento gracias a estas nuevas mecánicas híbridas.

    Ejecutivos de la división norteamericana de Stellantis han asegurado que continuarán desarrollando modelos para el selecto y exclusivo nicho de muscle cars a pesar de la imprescindible electrificación que van a sufrir las futuras gamas de todos los sellos de la compañía y que también incluye a Dodge, el único que compite actualmente en este clásico segmento del mercado estadounidense.

    Dodge lleva años haciendo caja gracias a las numerosas versiones potenciadas y especialmente modificadas de las gamas Charger y Challenger,que son los últimos modelos que siguen fieles a la receta clásica del segmento. Pues cuentan con esquemas de bastidor extremadamente simples - incluyendo un eje trasero rígido - y enormes mecánicas de alta potencia por precios asequibles para una gran mayoría.

    Seguirá habiendo potentes Dodge en los concesionarios.

    Este esquema, en conjunción con una gama enorme llena de opciones tremendamente llamativas, como las mediáticas versiones Hellcat y Demon, han sido los motivos del enorme éxito comercial de una línea de productos que en teoría está fuertemente desfasada en comparación con sus rivales, los actuales Ford Mustang y Chevrolet Camaro.

    Hibridación

    La llegada de las necesarias versiones híbridas a la gama podría suponer el fin de los atractivos muscle car de Dodge, sin embargo, la compañía está trabajando para extender todo lo posible la vida de estos productos, que más tarde o temprano van a tener que estrenar mecánicas electrificadas.

    Los responsables de Dodge son plenamente conscientes que los clientes de este segmento son muy tradicionales, por lo que ya están advirtiendo que las próximas generaciones de sus muscle cars no van a perder interés ni poderío con respecto a la actual y ya han anunciado que precisamente gracias a la hibridación, planean reinventar el concepto muscle car. Por el momento no podemos confirmar a qué se refieren, pero podemos suponer que estas versiones contarán con potentes motores V6 o V8 asociados a un esquema eléctrico destinado a aumentar la potencia y la aceleración por encima de los niveles actuales.