Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

24 Horas de DaytonaLas dos decisiones que le dieron el triunfo a WTR: una técnica y otra deportiva

Las dos decisiones que le dieron el triunfo a WTR: una técnica y otra deportiva7

El brillante triunfo de Wayne Taylor Racing se basó en una imbatible combinación de velocidad y consistencia que mantuvo al Cadillac #10 alejado de los problemas.

Sin embargo, el equipo también tomó dos decisiones que marcaron el desenlace de la prueba y que le permitieron a WTR dominar sobre mojado.

No cabe duda de que en toda carrera de resistencia es necesario tomar decisiones acertadas para tener opciones de victoria y no es suficiente con tener el mejor coche, pues a lo largo de tantas horas de competición resulta inevitable que se produzcan situaciones inesperadas que ponen a prueba a los pilotos, a la mecánica y al equipo.

Pero si se trata de una prueba de 24 horas, dicho efecto se potencia aún más y, si además de todo ello, la meteorología aparece en escena, dejar que la carrera discurra por sí misma deja de ser una opción.

Y en la toma de decisiones se basó la victoria de Wayne Taylor Racing, que contaba con un coche competitivo en condiciones de seco, pero no lo suficiente como para vencer a los Mazda y Acura en un cuerpo a cuerpo.

Por tanto, WTR jugó con las opciones que tenía a su alcance y, sabedor de que la segunda mitad de la carrera vería la aparición de la lluvia con total seguridad, supo aprovechar las circunstancias. “Cuando vimos la previsión meteorológica, nos emocionamos un poco por la lluvia, pues sabíamos que nuestro ritmo realmente no era suficiente en seco. Especialmente saliendo de Bus Stop y hasta la curva 1, perdíamos tiempo y es donde más se puede adelantar, comentó Jordan Taylor.

Esa menor velocidad punta en relación a los Mazda y Acura lastraba a los Cadillac en seco, pero cuando llegó la lluvia los rivales apostaron por las configuraciones de alta carga aerodinámica para contar con un coche más estable en tan difíciles condiciones.

Cuando la lluvia llegó, Wayne Taylor Racing sacó su mejor cara.

Sin embargo, WTR vio una oportunidad de igualar las cosas en la zona de la recta de meta, aún a costa de arriesgarse a tener un coche más delicado de pilotar. “Sabíamos que iba a ser una carrera larga, nuestro objetivo era brillar cuando apareciera la lluvia y mantenernos en la lucha hasta ese punto. En mojado seguimos compitiendo con la menor carga aerodinámica posible, vimos que los Acura cambiaron al morro de alta carga aerodinámica y Action Express hizo lo mismo. Pudimos pasar a Action Express en la recta, por lo que pienso que jugamos bien nuestras cartas, especialmente en la lluvia. Jugamos a largo plazo en lugar de tratar de tener el coche más rápido en seco”, explicó el estadounidense, que hizo un relevo magistral sobre la lluvia antes de cederle su puesto a Fernando Alonso.

¿Quién termina la carrera?

Con el español tiene que ver la segunda decisión, en este caso de índole deportiva, que acabó siendo clave en la victoria. Sabíamos que iba a estar mojado al final y Fernando era el único que había pilotado en esas condiciones. Así que vimos cómo poder utilizarle con la regla de las cuatro horas, ya que sólo puedes pilotar cuatro horas de cada seis”, señaló Taylor.

Fernando Alonso contaba con más experiencia en esas condiciones y el equipo decidió alterar el plan inicial de contar con Kamui Kobayashi y Renger van der Zande en la última fase de la carrera para buscar un modo de ser plenamente competitivos, pero había que burlar la norma que impide a los pilotos realizar más de cuatro horas de conducción durante un periodo de seis.

Hablamos durante toda la carrera, era cuestión de ver quién se sentía más cómodo y confiado

Por tanto, Jordan Taylor volvió a subirse al coche a falta de poco más de siete horas para el final, dejando el Cadillac #10 en manos de Alonso cuando ya quedaban sólo tres horas y 44 minutos de carrera. “Yo tenía que hacer dos horas para darle a él tiempo en el coche. Hablamos durante toda la carrera, cualquiera de nosotros podría haber terminado la prueba, simplemente era cuestión de hablarlo entre el equipo y nosotros, ver quién se sentía más cómodo y confiado. Así que tomamos la decisión a seis o siete horas del final de la carrera”, concluyó Taylor.

Jordan Taylor posa con el Cadillac del equipo de su padre en la Victory Lane.

El plan salió a la perfección y el Cadillac #10 se mostró mucho más competitivo en mojado, realizando varios adelantamientos en la zona del óvalo -tanto en la frenada de Bus Stop como en la correspondiente a la curva 1- y defendiénsose de los rivales en los momentos en los que lideró la prueba.

Con la inestimable colaboración de Jordan Taylor, que se lució bajo la lluvia, Fernando Alonso remató la faena alcanzando la primera posición en los momentos en los que la pista se complicó en mayor medida, asegurando con ello el triunfo cuando dirección de carrera decidió decretar la bandera roja y, finalmente, el término de las 24 Horas de Daytona.

Fotos: IMSA

Noticias relacionadas

Las dos decisiones que le dieron el triunfo a WTR: una técnica y otra deportiva
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto