¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Europa debe instalar a la semana 14.000 puntos de carga para cumplir los objetivos de CO2

    Europa debe instalar a la semana 14.000 puntos de carga para cumplir los objetivos de CO2
    Europa tiene que acelerar el despliegue de su red de carga para coches eléctricos
    Antonio Fernández
    Antonio Fernández5 min. lectura

    Un estudio pone de manifiesto que la Unión Europea debe instalar semanalmente 14.000 puntos de carga públicos para coches eléctricos. Una cifra que contrasta con los 2.000 puntos de carga desplegados en la actualidad cada semana. De no acelerar la expansión de la red de recarga, será imposible alcanzar los objetivos de reducción de CO2 fijados de cara al año 2030.

    La Comisión Europea ha establecido una hoja de ruta muy clara. El motor de combustión interna tiene fecha de caducidad, lo que supone que, para Bruselas, el futuro pasa, irremediablemente por el coche eléctrico de batería. Todo ello sin perder de vista el hidrógeno y la tecnología de pila de combustible. Ahora bien, para masificar y hacer realidad un entorno en el que el vehículo eléctrico sea la elección de compra mayoritaria, es necesario contar con una amplia red de carga.

    Desde la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA por sus siglas en inglés) se hace eco de un nuevo estudio que pone de manifiesto la necesidad de acelerar el despliegue de dicha red de puntos de carga para coches eléctricos. Pero, ¿en qué situación nos encontramos en la actualidad? En la UE se están instalando semanalmente menos de 2.000 puntos de carga públicos. Muy lejos de los niveles en los que deberíamos encontrarnos para cumplir con los objetivos de reducción de CO2 fijados por Europa.

    Europa necesita casi 7 millones de puntos de carga públicos

    El llamamiento realizado por la ACEA urge a todos los estados miembros de la Unión Europea para que intensifiquen urgentemente las inversiones en infraestructura para automóviles, camionetas, camiones y autobuses con carga eléctrica. La industria del automóvil en Europa ya está colocando en el mercado una importante cantidad de vehículos de bajas o cero emisiones. Sin embargo, y mientras que se incrementa rápidamente la oferta, la expansión de la red de carga no hace lo propio.

    En la última media década las ventas de automóviles con carga eléctrica (híbridos enchufables y 100% eléctricos) se multiplicó por 10, alcanzando los 1.7 millones de unidades el pasado año (o el 18% del mercado total). El número de cargadores públicos en la UE se multiplicó por 2,5 en el mismo periodo de tiempo.

    Un nuevo estudio deja al descubierto «las vergüenzas» de la verdadera apuesta que la UE está haciendo por el vehículo eléctrico a batería en lo que a red de recarga se refiere. El estudio señala que se necesitarán hasta 6.8 millones de puntos de carga públicos en toda la UE de cara a 2030 para alcanzar la reducción de CO2 propuesta del 55% para el mercado de turismos. Esta cifra es casi el doble que la planteada por la Comisión Europea.

    Los camiones eléctricos necesitarán 279.000 puntos de carga en 2030

    Los objetivos de puntos de carga de cara a 2030 llevados al despliegue semanal se traducen en la necesidad de instalar 14.000 puntos de recarga públicos para todos los segmentos de vehículos en comparación con los menos de 2.000 que se están poniendo en marcha actualmente.

    El nuevo trabajo de investigación estima los costes anuales de la infraestructura de carga pública en 8.000 millones de euros, alrededor del 16% de la inversión destinada a la puesta en marcha de la red 5G y redes de internet de alta velocidad.

    También se va un paso más allá en este estudio asegurando que la demanda de puntos de carga variará en función del tipo de vehículo. Los camiones eléctricos necesitarán de 279.000 puntos de carga para 2030, de los cuales el 84% estarán en los propios centros de flota. El resto de puntos de recarga serán predominantemente públicos, rápidos en carretera (36.000) y puntos públicos de recarga nocturna (9.000).

    Fuente: ACEA