¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La evolución lógica del programa DMACK en WRC

    Tras promover la Copa Monomarca Drive DMACK Fiesta Trophy junto a M-Sport, la firma de neumáticos DMACK ha proyectado un programa en WRC2 para los dos primeros campeones. Marius Aasen y Sander Pärn debutarán en el Rally de Suecia en este 2016.

    DMACK ha hecho un desembarco paulatino en el WRC. Si dejamos a un lado el nuevo proyecto desarrollado esta temporada junto a Ott Tänak a los mandos de un Ford Fiesta RS WRC en la categoría reina, la firma británica ha dado los pasos correctos para asentarse en el Mundial desde 'abajo'. Equipo en WRC2, copa monomarca con los R2 junto a M-Sport y notable presencia en cada prueba. Dos programas que se dan la mano necesariamente, ya que los ganadores de la Drive DMACK Fiesta Trophy tienen como premio siete rallies con un Ford Fiesta R5 al año siguiente.

    Aunque el proyecto con el Ford Fiesta RS WRC terminará engranando en la escala organizada por DMACK y no es descartable en un futuro ver a alguno de los pilotos apadrinados por la firma debutar en este World Rally Car, de momento la firma ha hecho una apuesta doble en WRC2. Marius Aasen y Veronica Engan debutarán en el Rally de Suecia con uno de los Ford Fiesta R5 del equipo DMACK, toda vez que arrancan su programa de siete rallies como premio por ganar la Drive DMACK Fiesta Trophy en 2015. La pareja noruega competirá en algunos tramos en casa.

    La misma experiencia de competir con un Ford Fiesta R5 tras ganar la Drive DMACK Fiesta Trophy en 2014 vivió durante la pasada temporada Sander Pärn. El estonio fue el primer ganador de la copa monomarca y su rendimiento sin embargo no fue demasiado notable en WRC2. A pesar de ello y haciendo hincapié en su proyecto, DMACK ha confiado de nuevo en Sander Pärn para esta temporada 2016. Pärn tendrá un programa paralelo al de Aasen, debutando también en el Rally de Suecia. De esta forma, los dos ganadores de la Drive DMACK Fiesta Trophy formarán el equipo DMACK en WRC2.

    Marius Aasen tiene una experiencia limitada sobre un vehículo de tracción total. El salto desde Ford Fiesta R2 no será fácil: "Piloté un R5 en el Reino Unido el año pasado, sólo hice un test en M-Sport esta semana y el coche parece ir muy bien. Es un gran paso respecto al R2, pero me sentí muy cómodo desde el principio". Por su parte, Sander Pärn llega con más kilómetros a sus espaldas: "El año pasado en realidad no salió el plan como pensábamos, por lo que decidimos centrarnos en 2016. Es bueno empezar de nuevo con un programa completo".