¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Los fabricantes piden a Europa el aplazamiento de la nueva norma de emisiones Euro 6

    El Mazda CX-5 se somete a unas pruebas de medición de emisiones con un dispositivo portátilMazda / INSA

    Los fabricantes esperando que la Unión Europea moviera pieza para la moratoria en el cumplimiento de la norma de emisiones Euro 6, y el organismo en la misma línea de espera. Cuando ya quedan poco menos de cinco meses para 2021, ACEA vuelve a pedir un nuevo plazo retrasando la entrada en vigor de la norma.

    Los estragos que ha causado la pandemia del Coronavirus en Europa, con el cierre de casi todas las factorías en el Viejo Continente por un período de tiempo, van mucho más allá de un retraso en la entrega de unidades pedidas. En realidad, lo que más preocupa a los fabricantes es no poder cumplir con la nueva norma de emisiones que entra en vigor el primer día de 2021.

    Los fabricantes ya anunciaron la imposibilidad de cumplir con los exigentes límites, dadas la circunstancias, pidiendo una moratoria a la Unión Europea, dejando pasar el tiempo para que el comisionado se manifestara. Pero, sin respuesta, ACEA ha vuelto a la carga pidiendo una extensión de seis meses que retrase la entrada en vigor de la norma. La asociación responde por los fabricantes, pero también por las certificadoras homologadas por Europa, que tuvieron que cerrar y dejar en el aire miles de aprobaciones de emisiones de CO2.

    Unidades del Audi Q3 en stock, a la espera de embarcar a su destino

    Mike Manley, CEO de FCA y también de la asociación de fabricantes, señala que «aunque las marcas de automóviles pueden impulsar un automóvil que cumpla perfectamente con todos los requisitos del estándar de emisiones Euro 6, no puede venderse mientras no haya una aprobación de tipo en papel». Según ACEA, las aproximadamente 600.000 unidades ya fabricadas no podrían ponerse a la venta a partir del 1 de enero de 2021 sin la aprobación pertinente, apuntando también a las 2.100 solicitudes de aprobación pendientes.

    Una situación en la que se desconoce si se recibirá la aprobación antes de finales de año o no. El problema es tan grave que las marcas solamente disponen de una solución, y muy radical: parar la producción hasta que se normalice la situación y puedan recibir las aprobaciones evitando generar un stock tan grande, lo que también ocasionará despidos, o seguir fabricando hasta recibir los vistos buenos y disponer de un stock desmesurado.

    Por ahora, la Unión Europea sigue callando y sin dar su opinión, si bien Manley le ha recordado al comisario que la misma demanda que ACEA, otros gobiernos los han implantado directamente ayudando a los fabricantes. Es el caso de China y Japón, países que han aplicado una moratoria de seis y tres meses, respectivamente, para que puedan adicionales para cumplir con las normas. Queda estar pendiente de la decisión que toma Europa al respecto.