¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los radicales Ferrari 812 Competizione montan el V12 más potente de la marca

    Los radicales Ferrari 812 Competizione montan el V12 más potente de la marca
    15
    Ferrari 812 Competizione AFerrari
    José D. Pascual
    José D. Pascual6 min. lectura

    La marca italiana ha desvelado al fin todas las imágenes y datos de la nueva edición limitada basada en el Ferrari 812 Superfast, esta ha sido bautizada Competizione y cuenta con dos variantes de carrocería, coupé y roadster, pero en ambos casos con el V12 atmosférico más potente de la historia de la marca italiana.

    Aunque ya habíamos visto las primeras imágenes del Ferrari 812 Competizione de edición limitada en su variante de carrocería cerrada, hasta ahora no habíamos visto su variante abierta ni conocido el nombre de esta versión aligerada, el secreto mejor guardado por la marca italiana hasta el momento.

    Aunque los últimos informes y los primeros rasgos filtrados del modelo nos hicieron dudar en el último momento, finalmente se ha cumplido nuestro pronóstico y la nueva variante aligerada y potenciada del Ferrari 812 Superfast no va a emplear las siglas GTO. En su lugar, la firma de Maranello ha recurrido a otra de sus denominaciones míticas y que solo han empleado algunas de las variantes más radicales de los Gran Turismos de la marca, Ferrari 812 Competizione.

    Ferrari 812 Competizione A, la variante abierta.

    Diseño

    Como ya habíamos visto las primeras imágenes de la variante coupé, el Ferrari 812 Competizione, y un boceto ilustrativo de la variante abierta, el Ferrari 812 Competizione A (A de Aperta), sabíamos a qué atenernos a nivel de diseño, aunque descubrir la configuración de esta última no ha dejado de ser toda una novedad, pues cuenta con una trasera algo distinta.

    En ambos casos nos encontramos con un frontal más afilado que cuenta con grandes entradas de aire en los laterales que están destinadas a enfriar el motor y que sin aumentar el tamaño de los radiadores han logrado mejorar el rendimiento del sistema de refrigeración. En el capó encontramos una gran moldura negra que tiene doble propósito, pues además de ser una salida de aire caliente también cumple funciones aerodinámicas, que en el caso de la variante abierta contribuye a disminuir la incidencia del aire en el habitáculo.

    Detrás encontramos la misma zaga con un gigantesco difusor y salidas de escape rectangulares, además de un enorme spoiler fijo que nos recuerda al empleado en las primeras versiones GTO. Este alerón casi vertical no es meramente estético y cumple realmente una función aerodinámica, al igual que las hendiduras que encontramos sobre la tapa fija que ocupa el hueco de la luneta trasera de la variante coupé, cuya presencia es responsable del 10% de la carga aerodinámica lograda por esta variante. En la zona delantera encontramos un spoiler activo que se activa a partir de cierta velocidad.

    Los elementos aerodinámicos no son simples retoques estéticos.

    En el caso del Ferrari 812 Competizione A, desaparece la luneta trasera en favor de unos pequeños contrafuertes y dos arcos antivuelco tras los asientos y que quedan parcialmente cubiertos por una lámina que une los mencionados contrafuertes y que acoge la tercera luz de freno. Un diseño que nos recuerda en parte al empleado en el Ferrari SF90 Spider.

    Mecánica

    En ambos casos encontramos un derivado del V12 de 6.5 litros que montan los Ferrari 812 y que para la ocasión ha recibido notables modificaciones a nivel interno para elevar la potencia hasta unos espectaculares 830 CV. Una cifra de potencia superior pero curiosamente inferior de par, pues en lugar de 717 Nm, los 812 Competizione entregan 695 Nm. La transmisión automática de 7 velocidades también ha sido recalibrada para ofrecer una respuesta más rápida, al igual que las asistencias electrónicas del modelo.

    Este no solo es el bloque atmosférico más potente jamás montado en un Ferrari de calle, sino que además también es el motor con el régimen de giro más alto de un modelo de producción de la marca italiana, pues alcanza las 9.500 rpm. Como añadido a su nueva cifra de rendimiento mecánico, esta versión es también algo más ligera que la variante de producción regular, pues logra quedarse en 1.487 kilos. Son capaces de alcanzar los 100 km/h desde parado en solo 2.85 segundos y su velocidad máxima es de 340 km/h.

    Su producción será estrictamente limitada.

    Estos dos modelos llegarán al mercado en estricta edición limitada, pero curiosamente la compañía no ha revelado aún la cifra de producción de ambas variantes. Aunque seguramente el Competizione A será producido en un número más bajo y por tanto será algo más caro y exclusivo.

    Conoce todos los precios y acabados del Ferrari 812.

    Los radicales Ferrari 812 Competizione montan el V12 más potente de la marca