¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La versión potenciada del Ferrari 812 no se llamará GTO y este es el motivo

    La versión potenciada del Ferrari 812 no se llamará GTO y este es el motivo
    Prototipo del Ferrari 812S. Baldauf/SB-Medien
    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera5 min. lectura

    Han sido varios los prototipos avistados de esta nueva variante aligerada y potenciada del Ferrari 812 Superfast, lo que parece confirmar la llegada de un modelo más radical a la gama como sucesor espiritual del Ferrari F12 tdf. Muchos medios se han apresurado a bautizarlo Ferrari 812 GTO, sin embargo, no creemos que esta vaya a ser la denominación final de esta nueva variante.

    Tras la reactivación de la factoría italiana a inicios de verano, han sido varias las ocasiones en las que los spotters y fotógrafos espía que suelen pasear habitualmente por Maranello han logrado capturar una de estas misteriosas unidades de pruebas basadas en el Ferrari 812 Superfast. Por norma general, estas unidades han sido grabadas en vídeo, aunque ya os hemos podido mostrar algunas series de fotos espía en alta resolución y con todo detalle de esta nueva y misteriosa variante.

    Ayer precisamente os mostramos una nueva serie de fotos espía protagonizadas por una de las unidades de pruebas más avanzadas que hemos visto hasta ahora de este modelo. Esta había sido avistada en los alrededores de Maranello y contaba con novedades tanto en el frontal como en la zaga, con nuevos paneles de carrocería y un nuevo juego de llantas, además de algunas zonas tapadas con algo de vinilo.

    Mula de pruebas de la futura variante potenciada del Ferrari 812 Superfast.

    Estos ejemplares avistados sirven al único propósito de desarrollar la nueva variante aligerada y potenciada del Ferrari 812 Superfast. Una versión que sigue los pasos de los Ferrari F12 tdf y Ferrari 599 GTO, las respectivas variantes radicalizadas de los Ferrari F12 Berlinetta y Ferrari 599 GTB. Por este motivo muchos medios han decidido bautizar provisionalmente estos prototipos con la denominación Ferrari 812 GTO, a pesar de que son escasas las posibilidades de que la firma de Maranello vuelva a emplear estas siglas en un modelo como este, que se trata de una versión de calle pura y que no está relacionado realmente con el mundo de la competición.

    Gran Turismo Omologata

    Hasta ahora, Ferrari solo había empleado las míticas siglas GTO en tres modelos. El Ferrari 250 GTO de la década de los sesenta, el Ferrari 288 GTO de la década de los ochenta y el Ferrari 599 GTO de la década pasada. Mientras el primero de estos era un auténtico modelo de competición, el segundo no era sino la versión de calle que Ferrari se vio obligada a fabricar para poder homologar un vehículo de competición del grupo B, aunque este nunca llegó a competir porque dicha categoría fue eliminada, impidiendo culminar el desarrollo del modelo, cuyos prototipos eran los Ferrari 288 GTO Evoluzione. Sin embargo, aunque el 599 GTO no estaba realmente relacionado con el mundo de la competición, la firma italiana se excusó alegando que era la variante de calle de un modelo de circuito, el radical Ferrari 599XX.

    Por lo que es altamente improbable que esta nueva variante deportiva del Ferrari 812 vaya a emplear estas siglas, que según la férrea tradición de Ferrari solo son empleadas en vehículos relacionadas con el mundo de las carreras. En nuestro caso, hemos preferido en todo momento emplear una denominación imposible pero algo más simpática, Ferrari 812 Super-Superfast. Un nombre inventado por nosotros que deja a las claras que se trata de una variante más poderosa y radical del Gran Turismo italiano.

    Ferrari 599 GTO, el último modelo que empleó estas siglas.

    En cuanto a las características y fecha de llegada de esta nueva variante aún no tenemos detalles más precisos. En principio podemos esperar que el Ferrari 812 Super-Superfast cuente con una evolución más potente del V12 de 6.5 litros de la marca, acompañado de una configuración aerodinámica y de bastidor considerablemente más radical y agresiva, con nuevas entradas de aire, ejes más anchos y suspensión rebajada. Su llegada no debería ser antes de 2021, a tenor del estado de los últimos ejemplares avistados.