¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los raros y veteranos Ferrari amarillos: el Ferrari Dino 206 Competizione Prototipo

    9
    Ferrari Dino 206 Competizione PrototipoPininfarina

    En 1967, Ferrari y Pininfarina sorprendieron al mundo con la presentación del espectacular y en aquel entonces futurista Dino Berlinetta Competizione, más conocido hoy como el Ferrari Dino 206 Competizione Prototipo o por su apodo más común, el 'Dino amarillo'.

    A finales de la década de los cincuenta e inicios de los sesenta, Dino era tan solo un nombre que empleaba la firma de Maranello en algunos de sus modelos de competición, los equipados con el célebre bloque Dino de 6 cilindros, ya que el apodo del hijo de Enzo Ferrari fue empleado tanto para bautizar esta nueva línea de vehículos de carreras como al motor que este había sugerido a su padre y a Vittorio Jano poco antes de fallecer en 1956.

    El primer modelo que empleó este nombre y uno de estos motores V6 fue el Dino 156 de Fórmula 2, del que solo fue fabricado un bastidor que debutó en 1957. Pero esto fue tan solo el inicio de toda una estirpe de modelos de circuito de distintas categorías, incluyendo sport prototipos como el atractivo Dino 206 S, que contaba con el motor V6 a 65 grados de 2.0 litros de más de 200 CV.

    Su silueta respeta en gran medida la del modelo de competición.

    El 206 S era una evolución del 206 SP, prácticamente una variante a escala del Ferrari 330 P3 de 12 cilindros, que compitió inscrito en la categoría de Sport Prototipos debido a su escasa producción, aunque su ejemplar más célebre no llegó a competir nunca, pues de los 18 bastidores fabricados uno fue convertido por Pininfarina en uno de los concepts más impresionantes presentados nunca por estas compañías.

    Este fue el primer trabajo de Paolo Martin como diseñador en Pininfarina y fue uno de los prototipos más espectaculares de su época, y no solo por su extraordinaria figura, pues bajo la carrocería de aluminio se encontraba el bastidor y la mecánica intacta del Ferrari 206 S de competición. Por lo que hablamos de todo un Sport Prototipo de carreras dotado de una radical y futurista carrocería de aerodinámicas formas.

    Este fue presentado en el Salón del Automóvil de Frankfurt de 1967 y fue una de las estrellas indiscutibles del evento, generando numerosas reacciones y titulares positivos. Llegando a ser descrito por un periodista de la época como «el objeto más hermoso fabricado por el hombre».

    El Dino COmpetizione en el túnel de viento de Pininfarina.

    ADN Racing

    Al contrario que otros concepts, el Dino 206 Competizione era un modelo plenamente funcional y montaba incluso un motor empleado por un ejemplar del Dino 206 S en las 24 Horas de Le Mans.

    Si a nivel interno el modelo respetaba en gran medida la configuración mecánica y de bastidor del modelo de competición, incluyendo su chasis de acero, la escultural carrocería de aluminio fue diseñada para simbolizar la alta tecnología y el gran rendimiento del modelo con unas formas enormemente radicales. Recordemos que en aquella época modelos como el Lamborghini Miura o el Ferrari 275 GTB/4 eran el súmmum de la deportividad, por lo que una carrocería tan afilada como la del Dino 206 Competizione con una cúpula de cristal y alerones tanto delante como detrás eran prácticamente una obra de ciencia ficción.

    Curiosamente, a pesar de su naturaleza de prototipo de salón, el Dino 206 Competizione evolucionó tras su presentación en Frankfurt, pues en su debut público en Italia pasó a montar los alerones de color negro, ya que originalmente eran grises.

    El Dino Competizione en su colección actual, junto al Ferrari más antiguo superviviente, el 166 Spyder Corsa.

    Este prototipo funcional permaneció durante décadas en la colección privada de Pininfarina, quienes lo presentaron en público en contadas ocasiones, aunque hace unos años fue vendido a su propietario actual, James Glickenhaus, quien aún lo mantiene en perfecto estado de conservación y además plenamente operativo.

    Los raros y veteranos Ferrari amarillos: el Ferrari Dino 206 Competizione Prototipo