Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Ford implantará un nuevo modelo de negocio desde el primer trimestre de 2019

Los nuevos responsables al frente de Ford Europa diseñan una nueva estrategia con el objetivo de hacer que la marca retorne a los beneficios más pronto que tarde. El nuevo enfoque de negocio ya ha empezado con despidos anunciados, pero la estrategia de producto también va a cambiar y no se va a demorar. Los resultados han de lograrse entre 2019 y 2020.

La nueva gama del Ford Focus se ampliará con versiones electrificadas

Ayer te contábamos que Ford confirmaba recortes de empleos para que la marca en Europa volviera a los beneficios, pero esta medida no es suficiente para garantizar que las ventas aumenten en la misma línea que en 2017, solamente afectando a los costes estructurales de la empresa.

La nueva junta directiva al frente de Ford Europa ha diseñado un nuevo modelo de negocio que también va a ser aplicado inmediatamente, con pilares fundamentales que marcan el futuro más a largo plazo de la compañía como hasta ahora venía haciendo y recuperando el fuelle perdido, afectando especialmente a la oferta de modelos.

Una de las medidas que comprende el nuevo modelo de negocio es mejorar -si es posible- o salir de las líneas de modelos menos rentables. La marca del óvalo no ha especificado modelos concretos que pudieran salir de la oferta, aunque el Ka +es uno de los que tiene muchas posibilidades en el primer caso y dos que muy pronto terminarán producción sin relevo, los C-Max y Grand C-Max, dos menos en la gama desde este año 2019.

El nuevo Ford Kuga es una de las novedades más importantes de la marca para 2019. Debutará en abril

La segunda medida pasa por ofrecer una gama de modelos diferenciados pero centrándose en los segmentos del mercado que tienen mayor volumen de crecimiento -el de los SUV especialmente- y, por tanto, son más rentables, caso de los EcoSport, Kuga y Edge que, el pasado año 2018, entre los tres superaron las 250.000 unidades vendidas, una reordenación que llevará aparejada una reducción en el número de las versiones pero optimizando de forma inteligente todas las configuraciones. Veremos menos combinaciones de acabados y mecánicas pero con mayor equipamiento.

Potenciar las ventas de modelos importados de Estados Unidos es otro de los pilares de la nueva estrategia. El Mustang es una referencia a pesar de su condición de modelo de nicho y el Edge permite ofrecer un producto con una elevada calidad en el peleado segmento D, por lo que continuarán ofreciéndose en Europa junto con un nuevo SUV que se desvelará en el mes de abril y el primer SUV deportivo completamente eléctrico previsto para 2020.

Además, la marca comenzará en poco tiempo el despliegue de modelos eléctricos con el nuevo Ford Focus y llegando a toda la oferta. Los planes contemplan que, desde el Fiesta hasta los Tourneo, los clientes dispongan de opciones semihíbridas, híbridas, híbridas enchufables o eléctricos alimentados con batería.

El último pilar que será mejorado también será el de los comerciales donde Ford es número uno de ventas en Europa, con una de cada cuatro unidades vendidas correspondientes a esta categoría de mercado. De hecho, la producción en la planta turca de Otosan es una de las más rentables y a la que se le dará mayor carga de trabajo si se logra firmar la alianza que la marca americana firmará con Volkswagen para colaborar en el desarrollo de vehículos comerciales.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto