¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El futuro de Fiat es exclusivo y eléctrico

Analizamos la situación en la que queda Fiat tras haberse presentado la hoja de ruta que seguirá Fiat Chrysler Automobiles (FCA) de cara al año 2022. El grupo automovilístico busca reducir a cero su deuda y consolidar su situación financiera. Para ello dará protagonismo a las marcas premium. ¿En qué sitio quedan marcas homónimas como Fiat y Chrysler? En el caso de la firma italiana pasa por convertirse en un referente semi-premium y apostar por la movilidad eléctrica.

Fiat

La nueva estrategia de Fiat pasa por apostar por la movilidad eléctrica.

Como era de esperarse, Sergio Marchionne alborotó de nuevo la industria con su presentación el pasado 1 de junio. El presidente del Grupo FCA (Fiat Chrysler Automobiles) y Ferrari expuso el plan de producto y financiero de lo que prevén serán los próximos 5 años para el coloso italo-americano. En un intento de transmitir un mensaje de solidez financiera que busca reducir a cero la deuda del fabricante, las diapositivas mostraron las prioridades hasta 2022.

Para sorpresa de la prensa especializada y analistas financieros, los protagonistas del día fueron las marcas premium y de vehículos utilitarios del grupo. Poco espacio tuvieron las marcas homónimas del grupo, o sea, Fiat y Chrysler, dejando la idea de que el objetivo de aumentar el margen operacional del 6,3% en 2017 a 9-11% en 2022 pasa por invertir en vehículos premium de alta rentabilidad y reducir la dependencia en los coches generalistas.

De acuerdo con el plan, la marca Fiat operara de dos formas diferentes en dos mundos diferentes: Europa y Latino América. Fiat declara perdida la batalla por conquistar los mercados chino y estadounidense, y concentrara sus esfuerzos en hacer lo que mejor hace: coches pequeños y exclusivos para Europa, y coches generalistas para Brasil.

Fiat 500e

Fiat 500e, el urbanita italiano cuenta con versión 100% eléctrica en Estados Unidos.

Después de pasar años renegando sobre la propulsión eléctrica, la nueva gran apuesta es ahora crecer gracias a los vehículos eléctricos. En Europa, la marca Fiat quiere convertirse en el referente de coches urbanos exclusivos y electrificados, y esto quiere decir que en el futuro veremos solo pequeños Fiat silenciosos rodando por las vías de Europa. Según Marchionne, Fiat seguirá produciendo los 500 y Panda, pero dejara de comercializar los Tipo, Punto, y otros que considera que no serán rentables una vez la regulación ambiental se vuelva más estricta.

¿Qué significa este nuevo plan para la marca Fiat? Primero que tendrá un papel completamente diferente dentro del grupo. Ya no será la marca que pondrá la mayor parte del volumen global. En su plan de 2014, Fiat buscaba vender 1,9 millones de unidades en 2018, pero ahora será más cercana a los niveles de la marca MINI que a los otras firmas como Renault o Ford.

Por otro lado, Fiat enfrenta el enorme reto de convencer al público de que será una alternativa semi-premium válida a los MINI, Smart o incluso a los coches de entrada de las marcas premium como pueda ser el Audi A1 o el BMW Serie 1. Esto por supuesto irá de la mano del cómo y cuándo de sus nuevos motores eléctricos e híbridos. Es decir, si la marca quiere ganar presencia en este segmento, debe no solo actualizar su gama actual sino lanzar motorizaciones alternativas que puedan empezar a ganar reputación entre los consumidores.

El Fiat 500X puede ser uno de los grandes perjudicados por la nueva hoja de ruta de Fiat.

Fiat debe lanzar motorizaciones alternativas para ganar prestigio entre los consumidores. La marca quiere crecer gracias a los coches eléctricos.

La estrategia de producto incluye las nuevas generaciones del 500, Panda y la llegada del 500 Giardiniera. No es claro el futuro de los 500L, 500X y el mayor problema de la marca en la actualidad: la falta de SUVs. Por lo tanto la gran novedad será ver el 500 Giardiniera, que es considerado un 500 agrandado que debería hacer parte del segmento B, pero apostándole a la exclusividad tal y como lo hace el actual 500.

Queda la duda sobre el papel que jugaran las plantas que tiene el Grupo FCA en Europa. La gama actual de la marca Fiat está compuesta por coches que vienen de Polonia (500), Serbia (500L), Italia (500X y Panda) y Turquía (Tipo). ¿Dónde serán producidos los nuevos coches semi-premium de Fiat? ¿En las fábricas italianas enfocadas en coches premium y con costes más altos, o en las fábricas del este europeo enfocadas en coches generalistas y con costes más razonables? Esta y muchas preguntas quedan sobre la mesa en lo que será la transformación de la marca Fiat, esa que lideró el mercado europeo hace unas décadas.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto