Ford justifica ante sus accionistas la eliminación de turismos en EEUU y Canadá

La empresa ha reaccionado ante las críticas no solo de la prensa del motor, también de sus propios accionistas. Ford, al igual que General Motors, quiere ofrecer más a sus accionistas elevando el precio de la acción y dando más dividendos. Y justifican cómo quieren hacerlo.

Ford Mustang

El jueves de la semana pasada hubo junta de accionistas en Ford Motor Company. La empresa automovilística que logró producir coches en masa y popularizarlos anunció recientemente su intención de liquidar casi del todo su catálogo de turismos en Estados Unidos en favor de los SUV y los vehículos industriales. En Canadá más de lo mismo.

A medio plazo solo van a sobrevivir el Mustang, el Focus Active (con disfraz de crossover) y el Lincoln Continental. El resto de los modelos no tendrán reemplazo cuando terminen sus ciclos de vida. Para 2020 Ford espera que el 90% de sus ventas correspondan a SUV e industriales, lo cual puede tildarse de profecía autocumplida.

En Canadá solo sobrevivirá el Mustang como turismo

Cierto es que las ventas de sus sedanes y utilitarios no hacen sino bajar. La compañía dice que no huye de sus responsabilidades por la caída de ventas, y le da la vuelta a la tortilla: vender a los clientes los coches que realmente quieren. ¿Y qué pasa con los que querían coches económicos y de menor consumo?

El Ford Focus Active llegará exportado desde China

Ford justifica su decisión con el menor consumo de los SUV con nuevas motorizaciones -que seguirían gastando menos en carrocerías menos altas y en berlinas- y con el mayor espacio que se consigue a bordo. Y de paso venden coches más caros, que no son precisamente tontos. Los que no quieran un EcoSport en vez de un Fiesta, se irán a la competencia, sobre todo los asiáticos.

Jim Hackett, el nuevo CEO de Ford tras reemplazar a Mark Fields, declaró: "No queremos que nadie piense que estamos abandonando nada. Simplemente estamos pasando a una versión más moderna. Es una nueva y apasionante gama de vehículos de Ford". Eso podría decirse especialmente de la gama europea, que es más rica que nunca y abarca prácticamente todos los segmentos de volumen.

Los dos ejecutivos de mayor rango de Ford, que son tanto Hackett como Bill Ford, hablan de "reinventar el coche americano" en vez de cargárselo. Es una forma de reafirmarse en su estrategia de dedicarse a los segmentos más rentables del mercado estadounidense, al menos para ellos. Además, Ford cree que la prensa ha sido demasiado crítica con su decisión. No me extraña...

La gama Lincoln, la Premium de Ford, de momento mantendrá el MKZ y el Continental, pero no hay sucesores a la vista

En los últimos años Ford ha tomado decisiones que han provocado gran controversia. Sus propias juntas de accionistas ya no son al estilo tradicional en su sede de Delaware, son virtuales. El mismo concepto de virtualidad se trasladará a algunos concesionarios. Salones del automóvil donde ya no se pasan, pero no fallan en el CES de las Vegas o el Mobile World Congress.

Es totalmente comprensible que Ford quiera anticiparse a los retos del futuro como una empresa más tecnológica y más enfocada en vender soluciones de movilidad en vez de simplemente vender coches. Mientras tanto, los competidores van a aprovechar todos los huecos que Ford deje libres con los segmentos que abandone.

Solo en ese país van a desaparecer el Fiesta (que solo ha durado una generación, la saliente), el Fusion (lo que aquí conocemos como Mondeo), el C-MAX, el Focus, y uno de sus buques insignia, el Taurus. La gama SUV comienza con el pequeño EcoSport -ese que en Europa sigue sin llegar a los rivales directos- y acaba con el gigantesco Expedition o el Lincoln Navigator.

Hasta que no haya SUV híbridos o eléctricos, toda su gama ecológica en EEUU morderá el polvo sin reemplazos

Algo que pasa prácticamente desapercibido de este giro de timón es que si desaparecen los citados modelos, desaparecen a su vez todos los híbridos y eléctricos de la gama actual, los HYBRID y los ENERGI. Sí, Ford tiene planes de electrificación incluso para los EEUU, mientras Nissan se hincha a vender eléctricos y Toyota se hincha a vender híbridos. Y lo hacen ahora.

Ford debe asumir una responsabilidad, aunque sea a nivel interno: sus turismos han perdido mucho atractivo frente a competidores, y los otros fabricantes no están pensando en abandonar esos segmentos, porque ellos sí venden. O el cliente de Ford se ha vuelto muy SUV, o hay algo aquí que no está encajando.

Según Jim Hackett, Ford ahorrará hasta 2022 25.000 millones de dólares en costes, o esa es la idea. Ese ahorro estará en parte fundamentado por eliminar de la gama los modelos que menos dinero dan, o que no dan dinero. Bill Ford cree que Hackett es un visionario, la persona indicada para llevar el destino de la compañía. Alguien se está equivocando, la pregunta es quién.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto