¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Glickenhaus mantendrá el motor V8 de Pipo Moteurs en su hypercar

Scuderia Cameron Glickenhaus ha tenido que hacer varios cambio en su LMH por los cambios normativos.

Scuderia Cameron Glickenhaus se mantendrá fiel a Pipo Moteurs y su motor V8 pese al nuevo cambio normativo entre los hypercars.

La formación americana ya cambió en los inicios del proyectos de propulsor ante las exigencias de potencia propuestas por FIA y ACO.

La Scuderia Cameron Glickenhaus ha sufrido con los vaivenes que se han vivido en torno a la categoría hypercar del WEC. No obstante, el SCG 007 iba a montar en primer lugar un propulsor V6 de origen Alfa Romeo con configuración de doble turbo capaz de generara 670 CV. Sin embargo, con la entrada de Aston Martin a la categoría -proyecto que terminó por disolverse-, FIA y ACO elevaron la exigencia de potencia hasta los 785 CV. Ante este hecho, Glickenhaus se vio obligado a buscar alternativas, llegando a un acuerdo para utilizar un motor V8 de 3.8 litros y 870 CV de Pipo Moteurs.

Pese a que la FIA y el ACO han rebajado las pretensiones en términos de potencia para igualar los hypercar (LMH) a los prototipos LMDh, Scuderia Cameron Glickenhaus mantendrá el motor de Pipo Moteurs en su prototipo. De esta forma y aunque el reglamento indica una potencia de salida máxima de 670 CV, SCG utilizará el bloque motor del preparador francés, incluso con la seguridad de que el propulsor Alfa Romeo V6 que en origen iba a utilizar cumplía con las nuevas exigencias de la categoría reina del WEC. Al final, utilizar el bloque V8 de Pipo Moteurs garantiza no tener que llevar al límite este motor para alcanzar los objetivos del reglamento.

En esta línea, James Glickenhaus ha señalado: «Estos cambios fueron muy perjudiciales para nosotros. Tuvimos que tirar el acuerdo con Alfa Romeo a la basura y eso nos costó dinero y tiempo, pero nos hemos reagrupado en torno a Pipo Moteurs para estar en línea con el objetivo. La convergencia entre ACO e IMSA ha vuelto a cambiar las reglas de juego. Habíamos gastado mucho dinero en el motor Alfa Romeo y se ha gastado mucho dinero para desarrollar el motor de Pipo Moteurs más sofisticado. Ahora no hace falta un propulsor tan potente, pero será lo mismo. Por su parte, la reducción de peso no es un problema porque nuestro coche pesa 900 kilogramos de base».

Fotos: Scuderia Cameron Glickenhaus

Fuente: Sportscar365

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto