Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

IndyCarHarding se asocia con Andretti y el hijo del dueño de los Yankees

El equipo pasa a llamarse Harding Steinbrenner Racing con la entrada de George Steinbrenner IV, de solo 22 años.

Ampliación a dos coches para 2019, con Patricio O'Ward y Colton Herta como pilotos.

Acuerdo a tres bandas en el que Andretti Autosport contribuirá en la parte técnica.

Después de una complicada primera temporada a tiempo completo, Harding Racing da el siguiente paso en pos de evolucionar en la IndyCar, y lo hace confirmando las asociaciones que venían rumoreándose desde hace semanas. El equipo dirigido por el empresario de asfaltados Mike Harding afrontará en 2019 una asociación técnica con Andretti Autosport que incluye la entrada como co-propietario de George Steinbrenner IV, hijo del propietario de los New York Yankees (Hank Steinbrenner) en la NFL.

Gracias a este acuerdo, el equipo, renombrado como Harding Steinbrenner Racing, pasará a competir con dos monoplazas a tiempo completo en 2019, pilotados por los novatos Patricio O'Ward y Colton Herta. Ambos pilotos, campeón y subcampeón de Indy Lights respectivamente con Andretti, tuvieron la oportunidad de debutar el pasado fin de semana en el Gran Premio de Sonoma, la última cita de la temporada, donde Harding contó con la asistencia técnica de Andretti, proveniente en su mayoría del equipo de Indy Lights en el que Steinbrenner ha sido co-propietario del coche de Herta los dos últimos años.

Harding mantendrá su base en las inmediaciones del óvalo de Indianápolis, así como los motores Chevrolet que han montado este año, y que han hecho que el equipo haya sido objeto de especulación sobre una posible incorporación de Fernando Alonso valiéndose de la alianza con Andretti. Dicha opción, no obstante, parece haber quedado descartada en primera instancia a la espera de que McLaren y el asturiano encuentren la forma más apropiada de participar en el certamen en 2019 y sortear las complicaciones que la supuesta negativa de Honda plantean.

A sus 22 años, Steinbrenner IV se convierte de largo en el dueño más joven de la historia de IndyCar, y probablemente uno de los dueños más jóvenes de la historia en el automovilismo de élite. "Siempre que he visto pasar a Roger Penske o Michael Andretti, (he pensado que) eso es lo que quiero ser, es lo que quería hacer. Pensaba que podíamos dar el salto, sabía que no tardaría mucho, y todo ha funcionado a la perfección. Tener un equipo nuevo y apasionado con el que asociarse, y con estos dos talentos, es emocionante, y esperamos ponerle a esos veteranos canosos las cosas difíciles".

Mike Harding, por su parte, admitió que pecó de optimismo a la hora de emprender su aventura en solitario: "Pensé que encontrar patrocinios iba a ser fácil y no lo es, así que he aprendido mucho estos dos años. Conocer a George ha sido genial porque tiene mucha pasión y buenas ideas, y Michael y yo somos buenos amigos, así que es una buena unión. Nuestros pilotos son el futuro de la IndyCar, creo que ambos van a ser superestrellas, y hacen que esté más comprometido y entusiasmado que nunca".

En cuanto a los pilotos, O'Ward dejó su huella en Sonoma con un gran fin de semana, logrando los mejores resultados del año para Harding en clasificación (5º) y carrera (9º) en su debut en la categoría: "Me siento muy afortunado, porque no siempre un piloto de Indy Lights consigue saltar a IndyCar a tiempo completo. Sin Michael y Mike no estaría aquí, y si me hubieran dicho que pilotaría un IndyCar en 2018, no les habría creído. Colton y yo nos hemos llevado al límite todo el año, y eso nos ha hecho mejores. Como novatos, seguiremos trabajando juntos".

El debut de Colton Herta no fue tan brillante como el de su compañero, clasificando en 19º lugar y terminando en la 20ª posición, pero el hijo de Bryan Herta (ex piloto y co-propietario del coche #98 en Andretti Autosport) confía en sus posibilidades para 2019: "Es guay poder considerarse piloto de IndyCar, pero no creo que lo asimile del todo hasta los primeros libres en St. Petersburg. Ha sido increíble conocer a George y Hank, y su familia ha apoyado mucho mis ambiciones".

Con todo, si alguien cree que Steinbrenner IV viene con maletines repletos, que espere sentado: su padre Hank, fan de las carreras desde hace medio siglo, mantiene la postura de no escribir los cheques, pero sí de ayudar a encontrar posibles socios: "Tenemos muchas posibilidades. Pepsi es un gran patrocinador (...) y tenemos interés desde México con Pato. Sondearemos a algunos de nuestros patrocinadores (...) Los tres eventos deportivos más grandes del mundo son el Mundial, el Derby de Kentucky y las 500 millas de Indianápolis. No entiendo que Daytona tenga (más espectadores), porque la IndyCar es mucho más emocionante, pero tenemos que volver a cuando Indy reinaba, y haremos lo que podamos para ayudar a conseguirlo".

Fotos: IndyCar Media

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto