¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Irmscher Opel Insignia iS3, estos renders adelantan una propuesta al nivel de un OPC

    Irmscher Opel Insignia iS3, estos renders adelantan una propuesta al nivel de un OPC
    Irmscher Insignia iS3Irmscher
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Después de unos meses sin noticias, Irmscher vuelve a la carga con un nuevo kit más deportivo para el Opel Insignia. Una serie de componentes que transforman por completo la imagen de la berlina alemana, por fuera, por dentro, las prestaciones, y hasta el nombre. Te presentamos al Irmscher Insignia iS3.

    A día de hoy, no hay nada más deportivo en la gama de la berlina de la marca del rayo que el Opel Insignia GSi. Una versión que ofrece una dosis extra de deportividad sin llegar a un extremo agresivo, y con un potente motor de gasolina que llega a una potencia máxima de 230 CV. Considerado insuficiente por los especialistas en tuning de los modelos de la marca alemana, acaban de desvelar su intención para 2022 con una creación realmente única.

    El Irmscher Insignia iS3 es un proyecto que todavía se encuentra en desarrollo, pero ya sabemos que verá la luz el próximo año 2022. Aunque te parezca real el adelanto, en parte lo es y no lo es. En realidad se tratan de unas recreaciones que muestran el diseño más deportivo que ofrecer el Insignia en unos meses, aunque todavía no ha salido de los talleres de Irmscher. Una verdadera alternativa al extinto Opel Insignia OPC que no se volvió a repetir.

    Render Irmscher Insignia iS3 - exterior
    El Irmscher Insignia iS3 devolverá el estatus de OPC a la berlina alemana

    El Irmscher Insignia iS3 llegará en 2022

    El Irmscher Insignia iS3 se presenta con un kit especial para el exterior que, realmente, refuerza su deportividad transformando la imagen tan elegante de la que hacen gala las versiones normales. Los de Irmscher han ido un poco más allá que los estilistas de Opel implantando el particular diseño deportivo de pequeños cuadros en la parrilla del radiador con unas finas lamas de carbono, y adoptando un paragolpes delantero con unas nuevas líneas y parrilla inferior.

    Aunque conserva las aberturas laterales con sus apliques en cromo satinado, recibe un destacado spoiler en el faldón delantero pintado en gris carbono, creando un atractivo contraste. Los alemanes tan prestado especial a la aerodinámica, por lo que como extensión al anterior también han montado unos faldones laterales con el mismo acabado especial. Un tratamiento que también se ha ampliado al inserto en la parte inferior del paragolpes trasero y que aloja un difusor aerodinámico, con dos escapes de generoso diámetro colocados en los extremos y dos llamativos spoilers sobre la tapa del maletero y extendiendo el final del techo.

    Irmscher también ha montado unas llantas llantas de aleación en diseño «Heli Star», de 20 pulgadas que, junto a la altura de la carrocería rebajada 30 milímetros gracias a unos nuevos muelles con menor recorrido, dan una imagen nueva al modelo. Un paquete que pasaría por un extra más, si no fuera porque el preparador tene en desarrollo una nueva unidad de control del motor de tipo «Plug & Play» y otra serie de mejoras para sacar un extra importante al motor de cuatro cilindros y 2.0 litros turbo: nada menos que 70 CV más para sumar un total de 300 CV.