¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Los 'Rally1' híbridos siguen generando dudas en el seno del WRC

    Thierry Neuville ha sido el último piloto en expresar sus dudas sobre la normativa híbrida del WRC.

    Thierry Neuville solicita mayor claridad sobre los nuevos sistemas hibridos que utilizarán los 'Rally1' a partir de la temporada 2022.

    La FIA aún tiene que definir las especificaciones técnicas del sistema híbrido y la normativa de uso en plena competición.

    El WRC arrancará en 2022 su particular era híbrida. Sin previsión de retrasar la introducción de la nueva normativa por la pandemia de COVID-19, se podría decir que las marcas que están en el Mundial han comenzado la fase crítica de diseño de sus 'Rally1'. Sin embargo, las especificaciones técnicas del componente híbrido y su uso en competición todavía no han sido definidos. De hecho, Yves Matton ha dejado caer la posibilidad de que se podrían 'diseñar' algo así como 'zonas de velocidad' en los tramos en los que concentrar el uso de la potencia extra -100 CV- que ofrece el sistema híbrido.

    Sea como fuere, en la actualidad existen más incógnitas que certezas sobre el sistema híbrido que montarán los 'Rally1' y, en relación a los pilotos, cómo será su uso. Así lo ha dejado ver Thierry Neuville, el último piloto en pedir mayor claridad sobre esto: «He tenido algunas discusiones con el equipo, porque en el test de Finlandia me di cuenta que si me dan 100 CV más en el tramo que usamos ese día, no había un lugar donde poder usarlo. Me consta que hay muchas discusiones sobre el sistema híbrido, creo que no hay nada bastante claro todavía y eso es un problema».

    En un perfil más técnico, Tommi Mäkinen ha vuelto a ser crítico con los plazos de ejecución de la tecnología híbrida en el WRC y el retraso que se está acumulando a la hora de perfilar los últimos detalles de la normativa: «Cuando se propusieron este conjunto de reglas y los equipos dimos el visto bueno, todo parecía más eficaz. Ahora han pasado 7 meses y el tiempo corre, así que por lo visto tendremos 5 meses para diseñar y construir estos coches que requieren un año de test. Eso puede causar que los fabricantes no puedan cumplir con los plazos previstos».

    Fotos: Red Bull Content Pool