Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El Opel Astra está en situación delicada hasta 2021

La generación vigente del Opel Astra experimentará pronto una actualización de ciclo de vida. Deberá servir para aguantar el tirón hasta la siguiente generación, que saldrá en 2021, y la duda es dónde se fabricará. Opel tiene mucha infrautilización de sus fábricas.

Fábrica de Opel en Rüsselsheim (Alemania)

Cuando el Grupo PSA adquirió Opel -y la submarca británica Vauxhall- era evidente que en algún momento iba a sobrar capacidad de producción. Y así es, combinando todas las marcas (Citroën, DS, Peugeot, Opel y Vauxhall) al Grupo le sobran fábricas, y por ende, le sobran trabajadores.

La actualización de ciclo de vida del Astra ya puede levantar el vuelo, porque la situación industrial de Opel se complica a pesar de que la marca ya vuelve a ser rentable, algo que General Motors no logró en todo el siglo, aunque faltó poco para conseguirlo en 2016, de no ser por el "Brexit", porque esa era la previsión.

Y es que la amenaza de que el Reino Unido abandone la Unión sigue ahí. Finalmente el 29 de marzo no hubo divorcio, pero el problema se ha dilatado unos meses más. El país todavía no ha decidido si se quiere ir, solo que quiere un mejor acuerdo del existente. Además de ese riesgo está la incertidumbre de la divisa local, la libra esterlina.

Según las publicaciones Handesblatt y Echo, se han definido dos escenarios para la producción del futuro Opel Astra. Si el "Brexit" se consuma antes PSA no tiene margen de reacción, la producción británica se volverá menos competitiva. Ahora mismo la producción del Astra se reparte entre Ellesmere Port (Reino Unido) y Gliwice (Polonia).

Y es que cuando Claudia Schiffer promocionaba la gama Opel -y concretamente el Astra- con el leit motiv "es alemán" desde luego lo era más que ahora. La producción en la generación saliente se llevaba a cabo también en Rüsselsheim, la sede de Opel. En la generación actual ni un solo Astra se ha fabricado en Alemania.

Los medios alemanes, citando fuentes internas en Opel, definen dos posibles escenarios:

  1. Mantener la situación actual en el Reino Unido, 75% de la producción en Ellesmere Port y el resto en Rüsselsheim, en vez de Gwilice
  2. Pasar el 75% de la producción a Rüsselsheim y concentrar en Ellesmere Port toda la producción del Astra con el volante a la derecha (para Reino Unido, Irlanda y Sudáfrica)

Vauxhall Astra para el mercado británico

Por lo visto, el segundo escenario es el más razonable por la presión del "Brexit". En un Reino Unido fuera de la UE tiene más sentido destinar una fábrica británica a la producción local, especialmente si se trata de un mercado relativamente grande y con la particularidad de que allí se conduce por el lado contrario. Solo habría aranceles para los componentes que vengan del continente.

Además, Ellesmere Port podría recibir alguna adjudicación más de PSA con volante a la derecha

Eso nos lleva al siguiente problema. Rüsselsheim fabrica actualmente el Insignia y el monovolumen Zafira Tourer, cuya producción acabará en cuestión de meses. El sindicato mayoritario del motor en Alemania, IG Metall, cree que PSA aprovechará para reducir la capacidad de producción de la planta (60 a 40 coches por hora) y deshacerse de trabajadores.

Pero en un futuro harían falta más, y los sindicalistas creen que PSA hará lo que hace en Francia y otras fábricas, tirar más de trabajadores temporales. Ahora mismo en Opel la fuerza laboral fija es la ampliamente mayoritaria. PSA quiere un aumento de la eficiencia y eso pasa por realizar ajustes de ese tipo. PSA no ha confirmado qué tipo de ajustes hará.

Fábrica de Opel en Ellesmere Port (Reino Unido)

¿Y qué pasaría con la fábrica polaca? Dado que no presenta problemas de conflictividad, y los costes laborales son contenidos, se beneficiará de alguna adjudicación desconocida en este momento. Nada de esto afecta a las fábricas españolas de PSA, que tienen una muy buena carga de trabajo, y asegurada durante años.

La salud comercial del Astra no está en su mejor momento. Durante 2018 se matricularon en Europa 156.827 unidades, de acuerdo a JATO, un descenso interanual del 27%, y quedó fuera del top 10 europeo. Es el segundo modelo más vendido de la marca del rayo. El empujón de los SUV no solo afecta al Astra, también al segmento C tradicional.

Es un momento muy delicado. Ahora el Astra sobrevive con solo dos carrocerías, cuando llegó a tener tres y cinco puertas, coupé, sedán y familiar. Incluso el Volkswagen Golf, que lidera con claridad la categoría, ha tenido que renunciar a muchas versiones. Esperemos que Opel se saque de la chistera cambios que vuelvan a hacer el compacto más atractivo para los europeos, al menos durante dos años más.

Noticias relacionadas

  • Comentario de Javier Costas Franco
    18/04/2019 (19:10)

    Javier Costas Franco

    "Y tú vuelves a no leer el artículo. Te lo pongo delante, para que lo veas: <i>"Según las publicaciones <b>Handesblatt</b> y <b>Echo</b>"</i>. Abres las dos fuentes, traduces del alemán, y verás que te has vuelto a pasar de frenada."

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto