¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Spofec Overdose, nueva vuelta de tuerca al exclusivo Rolls-Royce Wraith Black Badge

    10
    SPOFEC Overdose Rolls-Royce Wraith Black BadgeSpofec / Novitec

    El lujoso coupé de la marca británica marcado con el sello especial de la etiqueta negra pasa por las manos de SPOFEC, una división especial del preparador alemán de Novitec. La ultima creación sobre el Rolls-Royce Wraith Black Badge se ha transformado en un exclusivo deportivo bautizado como Spofec Overdose.

    Segunda vez que el lujoso coupé de Rolls-Royce pasa por las manos del preparador alemán, si bien en esta ocasión los de Novitec se han enfrentado al exclusivo Rolls-Royce Wraith Black Badge, desarrollando una edición especial tan limitada como exclusiva: solo tres unidades. Un tuning de gran altura.

    Bajo el nombre de SPOFEC Overdose, el Rolls-Royce Wraith es un lujoso coupé de dos puertas que se ha transformado por completo. Atrás queda su lujosa y cincelada carrocería para adoptar un cuerpo hecho a medida, de fibra de carbono y con unos abultados pasos de rueda delanteros y traseros. La vía delantera suma 70 milímetros, y la trasera incrementa 130 milímetros comparado con el modelo original de Rolls-Royce.

    Foto SPOFEC Overdose Rolls-Royce Wraith Black Badge - exterior
    SPOFEC Overdose Rolls-Royce Wraith Black Badge, tres unidades completamente negras

    El SPOFEC Overdose Rolls-Royce Wraith Black Badge sube el listón de la deportividad

    En total. la anchura trasera alcanza los 2,08 metros y la delantera unos imponentes 2,17 metros. Además, alojan unas grandes llantas de aleación forjada, suministradas por el habitual proveedor americano Vossen, de 22 pulgadas de diámetro, en diseño de nueve pares de radios dobles y completamente pintadas en negro. El calzado también es espectacular, con neumáticos de diferente medida según el tren de rodaje. Los delanteros de 265/35 ZR 22 y los traseros de 295/30 ZR 22 detrás.

    En la parte dinámica, el preparador ha instalado un nuevo módulo para la suspensión neumática rebajando la altura de la carrocería al suelo en 40 milímetros cuando el lujoso coupé británico supera una velocidad de 140 km/h. Por supuesto, la estética y el chasis no es lo único que han retocado los de Spofec. El poderoso motor del modelo británico también se ha revisado convenientemente, sumando un extra al bloque V12 de 6.6 litros equipado con dos turbocompresores que desarrolla una potencia máxima de 632 CV y un par motor máximo de 870 Nm.

    El módulo de control «Spofec N-Tronic» aumenta la presión de sobrealimentación, a la vez que también instala unos nuevos mapas de inyección. De esta forma, la potencia máxima aumenta hasta los 717 CV y el par motor hasta los 986 Nm, Un significativo aumento comparado con las especificaciones de serie, que apenas se aprecian en la aceleración de 0 a 100 km/h: 4,2 segundos frente a 4,3 del original. La velocidad máxima se mantiene intacta en 250 km/h, como también los ajustes del cambio automático ZF de 8 velocidades.

    Foto SPOFEC Overdose Rolls-Royce Wraith Black Badge - interior
    El interior del SPOFEC Overdose Rolls-Royce Wraith Black Badge se mantiene original
    Spofec Overdose, nueva vuelta de tuerca al exclusivo Rolls-Royce Wraith Black Badge