¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Tesla entrará en 2022 en el club de los grandes fabricantes, uno a dos millones de unidades anuales

    Preparativos de Gigafactory 4 para el Gigafest@GF4Tesla (Twitter)

    Partiendo casi desde la nada, Tesla podrá celebrar su 20 aniversario (2023) con un ritmo de producción cercano a los 2 millones de unidades, una vez que sus gigafactorías alcancen la velocidad de crucero y se acerquen a sus ritmos de producción máximos.

    Tras haber dado algunos traspiés, los planes a largo plazo de Tesla anunciados en 2017 se van cumpliendo. Entonces supimos que habría cinco gigafactorías, las cuales estarán todas operativas a finales de este año. Tesla deja de ser un fabricante pequeño en términos de producción.

    Para 2020 el objetivo era llegar a una capacidad de un millón de unidades. El objetivo se logró, al menos teóricamente, sumando las capacidades de producción de la Tesla Factory de Fremont (California, EEUU) y la Gigafactory 3 de Shanghai (China). Entre las dos, este año podrían producir cerca del millón de unidades.

    Y decimos «podrían» porque la producción de Model S y Model X estuvo congelada durante el primer trimestre -el fabricante declaró 0 unidades- para adaptar la fábrica de Fremont. Además, la de China no iba todavía a tope. También hay que tener en cuenta el impacto de la crisis de los microchips, aunque a Tesla no le ha afectado tanto como a otros.

    Nos faltan los datos del cuarto trimestre, que acaba de empezar. Poco van a aportar al total la Gigafactory 4 de Grünheide (Berlín, Alemania) y la Gigafactory 5 de Austin (Texas, EEUU), ya que antes de terminar el año ya estarán produciendo, pero inicialmente a un ritmo bajo. En 2020 rozaron el medio millón de unidades producidas y entregadas.

    Aquellos que echen de menos las Gigafactory 1 y 2, recordarles que la primera está en el Estado de Nevada y la segunda en el Estado de Nueva York. La primera está especializada en baterías, la segunda en el negocio de placas solares y baterías de respaldo de lo que fue SolarCity.

    De momento no hay anunciadas más gigafactorías, así que contaremos con la fábrica principal y las cinco Giga ya construidas, teniendo en cuenta que cuatro de las seis se dedican a la fabricación de automóviles: Fremont, Shanghai, Berlin y Texas. Sumando la capacidad máxima de todas, salen números interesantes.

    Sin conocer los datos de capacidad de la fábrica de Austin, ya salen 1,55 millones de unidades al año. Con que su capacidad se acerque al medio millón, estamos hablando ya del entorno de los 2 millones de unidades al año de capacidad de producción, que no tienen por qué alcanzarse en 2022.

    Dan Ives, analista de Wedbush Securities, predice 900.000 entregas este año y que el año que viene sean 1,3 millones. No se puede alcanzar la capacidad máxima con problemas de cadena logística y con dos fábricas que se acaban de poner a funcionar. Giga Shanghai ha necesitado casi dos años para ir al máximo.

    La crisis de los microchips podrá estar superada entre 2022 y 2023

    Es razonable pensar que antes de 2025, y sin más capacidad instalada, Tesla pueda producir y entregar a clientes unos 2 millones de unidades. El éxito comercial del Model Y será clave para llegar a ese volumen, y viendo cómo se está portando últimamente en los mercados a los que llega, le va a ir muy bien.

    La camioneta Cybertruck tiene más de 1,25 millones de reservas

    Por otro lado, hay que tener en cuenta otros productos de Tesla como el deportivo Roadster de segunda generación, el pick-up Cybertruck y el tractocamión Semi. Hay rumores desde China de que hay ya un prototipo del futuro ¿Model 2?, el cual ni ha sido desvelado oficialmente, ni tiene una fábrica asignada.

    Si antes de que termine la década Tesla es capaz de poner en la calle un coche compacto de precio razonable, ya con economías de escala plenamente desarrolladas, y su correspondiente versión crossover para inflar el precio un poco, no es descabellado hacer la hipótesis de llegar a 5 millones de unidades antes de 2030.

    Ya suena muy diferente el objetivo 2030 de la compañía, revelado en el Informe de Impacto de 2020, con unas ventas anuales de 20 millones de coches eléctricos. Para poner esa cifra en perspectiva, es la producción de Toyota y Volkswagen juntas, con todas sus marcas, y ojo, de vehículos eléctricos. Para entonces habrá mucha más competencia que ahora...